:: “El mensaje de Dios” anuncia el Apocalipsis (I)

Hemos llegado a una situación brutal y tétrica en la que el hombre de nuestro tiempo solo tiene una opción, esperar la llegada de Jesucristo a la Tierra. En las primeras comunidades creían que Jesucristo vendría con poder y gloria inminentemente, al pasar los años venía el desánimo y la frustración, el cristianismo pasó su primera crisis: ¡Jesús no viene enseguida! Había que esperar, después del testimonio y la muerte de Jesús tenía que quedar plasmado como se desenvolvían los seres humanos. Ahora concluido el tiempo predestinado se acerca el Juicio Final, el día de la sentencia definitiva: la gente mala será borrada de la faz de la Tierra. Se anuncia a los seres humanos una forma de vida nueva que vendrá dada por la llegada de Jesucristo a la Tierra a finales del mes de Diciembre de 2012…

El día 10 de julio de 2012, comprendimos que el Señor Nuestro Dios, desde 2008 permite un error en “El Mensaje de Dios”. Y es que la llegada de Jesucristo a la Tierra no fue en 2012 ni en 2013 ni en 2014 ni en 2015. El año 2012 marcó el principio del cataclismo. Desde aquel mes de diciembre estamos en un período de derrumbe rápido, donde nos dirigimos sin remedio hacia el abismo. Nuestra Era terminó en el año 2012 y, desde entonces esperamos el inicio las catástrofes anunciadas. Esto que vemos es el principio del fin de esta forma de vida. Estamos al principio del período de gran angustia que precede a la Venida de Jesucristo a la Tierra. Todo esto que vemos es “el comienzo de los dolores de alumbramiento.” (Mt. 24, 8). Esta forma de vida no se acabará ni en un día ni en dos como mucha gente piensa, se trata de un periodo de tiempo que el Señor no ha revelado su duración. Daniel 9, 27, Ezequiel 38, Marcos 13, 14- 23, Mateo 24, 1- 44, Lucas 21, 20- 23, el Apocalipsis de San Juan… una mezcla de pasado presente y futuro muestra claramente la situación que acompaña la Parusía Final.

El mundo ha llegado al límite de su “evolución”. Recordemos los sueños del faraón, después de las vacas gordas, las vacas flacas. La Ley de evolución e involución se cumplirá a rajatabla. Termina una forma de vida donde todo se ha sostenido por una exposición falsa. Después de que Occidente haya sometido a todos los habitantes de la Tierra viene la caída. La terrible situación que ha de vivir Europa e Israel se extenderá a todo el año 2015 o 2016. Pero antes que nada tenemos que presenciar como EEUU e Israel realizan un ataque horroroso y espantoso a un país de Oriente. El suceso provocara una reacción en cadena en todo el mundo islámico. Desembocará en una guerra que destruirá medio mundo. Será la gota que colme el recipiente de la cólera de Dios, el detonante del castigo anunciado, la mecha que encenderá el fuego de la batalla de Harmaguedon: “La gran batalla del gran Día del Dios Todopoderoso.” (Ap. 16, 14). El señor convocará a los ejércitos de Oriente a la venganza. La desaparición de la humanidad a gran escala vendrá inducida por la ira de Dios por purgar el mal del mundo.

Poner la fecha exacta a la llegada de Jesús a la Tierra no es posible. Sin embargo, es fácil y sencillo observar los acontecimientos mundiales y contrastar con las Sagradas Escrituras. Para estar al corriente de lo que está ocurriendo en la tierra hay que leer las Sagradas Escrituras, la Palabra de Dios habla a los hombres y, ahora, en “el momento final.” (Dn. 12, 9), indica una situación mundial que sirve de guía a sus verdaderos y fieles seguidores. Nos hallamos en un tiempo de vértigo en España y en el mundo, todo está sucediendo conforme a lo anunciado en “El Mensaje de Dios”. Son los últimos días de esta forma de vida, donde todo se sostiene por una creencia falsa. Sabemos cómo funciona el mundo y, cómo, el ser humano es un animal salvaje, peligroso y mentiroso compulsivo, por eso podemos contar la realidad de lo que está pasando.

Daniel y Ezequiel se inspiran en el pasado que también conocen y se esfuerzan en adaptarlo a nuestros días, aprovechan su experiencia para explicar a Israel (judíos y cristianos son el Israel de Dios, el Israel de la Historia) el comportamiento que les ha llevado a la ruina. A ser merecedores de un castigo sin precedentes. Las Tierras cristianas serán sometidas a escarnio por el Señor Jesucristo.

El mundo se prepara para la Guerra de “Harmaguedón”. Ezequiel muestra la época en que Gog e Israel harían su aparición en el escenario mundial, una época señalada por guerras, terremotos, epidemias y terribles catástrofes. Estamos amenazados por las tormentas solares, la caída de asteroides, las erupciones volcánicas, los huracanes, las inundaciones, los tsunamis, el terrorismo internacional, la Última Batalla Mundial y por una violencia extrema a lo largo y ancho de todo el planeta. En las Sagradas Escrituras Gog es Oriente e Israel Occidente. La Tierra está dividida en dos, para luchar unos contra otros. Por un lado tenemos a EEUU, Europa, Israel… y por el otro a Rusia, China, Irán, Corea del Norte….

Ezequiel 38 habla sobre el fin del mundo con claridad, describiendo con todo tipo de detalles todo lo referente a la Última Batalla Mundial. Ezequiel habla claramente de una próxima invasión y de cómo los ejércitos de Oriente, de Gog son instrumento de Yahvé: “Disponte y prepárate, tú y toda tu asamblea concentrada en torno a ti, y ponte a mi servicio” (Ez. 38, 7). Yahvé ha tomado posesión de Gog y le está forzando a la obediencia. El ejercito de Gog, Rusia, China, Irán, Corea del Norte, Estados Islámicos…. están cada uno por su cuenta planeando el ataque a Europa y a Israel de nuestro tiempo, todos ignoran que son instrumento de Dios. Al Qaeda y los Estados Islámicos no saben que el Señor tiene total poder sobre ellos, y les está forzando a una invasión. “Dios les ha inspirado la resolución de ejecutar su propio plan.” (Ap. 17, 17). Está claro, Jesús se sirve de ellos y los llama “Para convocarlos a la gran batalla del gran Día del Dios Todopoderoso.” (Ap. 16, 12- 14). Dios se prepara para juzgar a la Tierra. “Habla Yahvé,… Convoca a la tierra de oriente a occidente.” (Sal. 50, 1- 3). Los islámicos son una parte muy importante de los poderes terrestres arrastrados por el soplo de la ira divina. Al Qaeda, Estado Islámico de Irak y Levante, será servidor del Señor Jesucristo, pero esta misión, de la que no es consciente el invasor, no suprime su responsabilidad. Al contrario, Al Qaeda, Estado Islámico de Irak y Levante no es de Dios sino del diablo y, esta organización terrorista y, todos, los países aliados a ellas tendrán también en este tiempo su castigo asegurado. Ellos dicen que actúan en nombre de Dios, pero mienten, pues en su interior creen obrar por su cuenta. Al Qaeda hablaba y el Estado Islámico de Irak y Levante sigue haciendo lo mismo, habla de la intervención de Dios en su lucha armada sin saber nada de Dios. Bil Laden se manifestó sobre la trama islamista: “Nuestra guerra no depende de un convenio ni de un alto el fuego, se trata de una lucha santa que mantenemos por Dios.” El Señor Jesucristo llama a los ejércitos del islán y a los ejércitos de los países aliados a éstos, para lanzarlos con furia, contra Europa e Israel y acabar con la falsa religión:

“Así dice el Señor Yahvé: Aquel día te vendrán al corazón proyectos y concebirás perversos planes. Dirás: ‘Voy a subir contra una tierra abierta, marcharé contra gente tranquila que habita en seguridad. Habitan todos en ciudades sin murallas, sin cerrojos ni puertas.’ ” (Ez. 38, 10). La tierra de la democracia y los derechos humanos con las fronteras abiertas de par en par y su seguridad truncada. Los islamistas radicales se han establecidos en Europa y, ahora, los europeos no están seguros.

La situación económica de Occidente es mala pero es muchísimo peor la de Oriente, no sabemos cuanta gente encontrará motivación, enrolándose a los ejércitos de Oriente, o serán obligados a ello. El Estado Islámico, estipula un buen salario a sus “soldados”. Además, el Islán es una doctrina política que se impone por la fuerza, que llama a asesinar a todos aquellos que no crean en ella. En el islán actúan de la misma manera que los católicos de la Edad Media y, como en la Antigua Roma. Los islamistas no han evolucionado de ahí la orca, las amputaciones, los latigazos y la lapidación como condena. En Afganistán, Irán… las ejecuciones se realizan en la plaza de ciudades y pueblos y el público asiste y, además, colabora en la realización del mayor espectáculo propio de la cultura islámica.

Viviremos la Última Batalla de la Tercera Guerra Mundial, que desde la caída de las Torres Gemelas estamos viviendo. Los trastornos mundiales que estamos viviendo es consecuencia de la intervención del hombre. Cuando sea obra de Dios antes será anunciado en el cielo. Habrá señales en el cielo e iluminarán el mundo, que todos los seres humanos verán. San Juan indica de manera exacta la señal que ha de aparecer un día de estos en el cielo: “Y se abrió el Santuario de Dios en el cielo, y apareció el arca de su alianza en el Santuario, y se produjeron relámpagos y truenos y temblor de tierra y fuerte granizada.” (Ap. 11, 19). San Juan describe el preludio del fin del mundo, situación que ha de dar paso a la lucha final entre el Dragón (Satanás) y el Cordero (Jesucristo). Y junto al Arca, la Cruz de Cristo aparecerá en el cielo, y se angustiarán todas las criaturas de la tierra. La Cruz es el símbolo de la victoria de Jesucristo. La cruz y el Arca en el cielo son la señal de Dios para castigar al mundo.

La señal en el cielo pondrá punto y final a este modo de vida. Y seguidamente el ángel procederá a marcar por el sello de Dios a los seres humanos que lo merezcan. El ángel con el sello dice: “No causéis daño ni a la tierra ni al mar ni árboles, hasta que marquemos con el sello la frente de los siervos de nuestro Dios.” (Ap. 7, 3- 9). La gente buena será preservado del castigo que ha de venir sobre el mundo.

“Harmaguedón.” (Ap. 16, 16), es la guerra de Dios, anunciada en el Apocalipsis y, por consiguiente, será la Última Batalla Mundial. En ella es cuando Jesucristo utilizará a las naciones paganas (a rusos, iraníes, hindúes, chinos y países aliados) como armas para ejecutar su ira contra Europa e Israel: “El adversario invadirá la tierra, abatirá tu fortaleza y serán saqueados tus palacios.” (Am. 3, 11). Europa está sentenciada a muerte y no se librará. El año cero de nuestro tiempo comienza con el nacimiento de Jesucristo. Dios ha puesto a su pueblo en medio de la Tierra para que diera ejemplo. Europa es el mundo cristiano por elección de Dios y para siempre, aún después de haberse declarado atea su moral es cristiana, está marcada como pueblo Dios. Europa es la gran negadora de Dios. En la Biblia la destrucción de Europa e Israel, de las naciones convertidas al paganismo se llevará a cabo con la guerra: “Harmaguedón.”

Jesucristo ya está cansado y quiere acabar de forma radical con esa parte de la humanidad que tanto daño ha hecho a Dios. Jesucristo, aunque no lo veamos, domina el mundo, Él es el que está infundiendo en el pensamiento de los hombres de las naciones islámicas, acabar con el falso cristianismo. Los ejércitos de Gog se reunirán en el monte de Meguiddó. En el Apocalipsis, el Monte de Meguiddó sigue siendo, al día de hoy, un símbolo de victorias o cataclismo para los ejércitos que allí se reúnan. Los ejércitos orientales serán convocados por Jesucristo: “en el lugar llamado en hebreo Harmaguedón.” (Ap. 16, 16). El Monte de Meguiddó es señalado en la Biblia como el lugar donde la Batalla del Fin de los Días se inicia. El conflicto armado es la consecuencia de la ocupación de Israel en tierras de Palestina. Harmagedón no es una guerra del hombre, es la guerra de Dios. Harmagedón, viene del hebreo, significa “Monte Megiddó”, y se ha convertido en sinónimo de la Última Guerra Mundial, el símbolo del conflicto final entre Dios y Satanás.

En Megiddo tendrá lugar la celebración de la magnífica victoria de los ejércitos de Oriente. Con la intervención de Jesucristo, Oriente se hará con la victoria. Dios también intervino en el pasado, pero en aquella ocasión estaba junto su pueblo, para proporcionar a Israel un triunfo resonante.  (Jc. 4, 7- 12, 16). El Final de la Tercera Guerra mundial que estamos viviendo será la Batalla más encarnizada y decisiva de la Historia de Oriente. Los árabes se harán con la victoria.

Harmaguedón no sólo fue escenario de numerosas batallas, también de la derrota y muerte del compasivo rey Josías. “En sus días el faraón Neco, rey de Egipto, marchó hacia… el rey de Asiria. El rey Josías fue a su encuentro, pero, en cuanto le hizo frente, Neco lo mató en Menguidó.” (2 R. 23, 29); aquél acontecimiento dejó una profunda impresión que aún se conserva y, alcanza nuestros días. Harmaguedón sirve para identificar donde y porque motivos comienza el terrible Final de la Tercera Guerra Mundial. La disputa por Jerusalén del Estado de Israel en tierras de Palestina: “Aquel día será grande el duelo en Jerusalén, como el duelo de Hadad Rimón en la llanura de Meguidó.” (Za. 12, 11). Occidente y Oriente correrán la misma suerte. Zacarías y los demás Profetas se guían unos a otros por influjo. Y cuando hablan del asedio a Jerusalén que tendrá lugar durante el terrible Final, no se refieren sólo a Jerusalén también a Europa y a todas las tierras cristianas, donde ha asido anunciado el nacimiento de Jesucristo como Hijo de Dios. La profecía bíblica alcanzará su plenitud cuando la Ciudad Santa (Jerusalén) sea sitiada y luego ocupada por los ejércitos de Gog y, también, Europa correrá la misma suerte.

Harmagedón es la batalla en la cual Dios interviene y destruye a todos los ejércitos de Satanás: Jesucristo acabará primero con los ejércitos de Occidente y después con los de Oriente. Como está predicho en la Biblia, el mundo entero está comprometido en la Batalla de Harmagedón. Se trata del terrible Final de la Tercera y Última Guerra Mundial, que desde la caída de las Torres Gemelas estamos viviendo. A partir de aquél día nefasto, el presidente George Bush se califica como “un presidente en tiempo de guerra”. En Harmaguedón tendremos lo que pedimos en el padrenuestro, el reino de Dios se inicia en la tierra y se efectúa su voluntad como en los cielos. En el cielo se hace la voluntad de Dios, después del Armagedon se establecerá en la tierra su Reino.

Cuando San Lucas describe a Jerusalén, sitiada por los ejércitos de Gog. Sabemos que San Lucas se refiere también a Israel, a los judíos predominantes de nuestro tiempo y a Europa: “Jerusalén será pisoteada por los gentiles, hasta que el tiempo de los gentiles llegue a su cumplimiento” (Lc. 21, 24). Ezequiel 39, 1… anuncia, cómo estos mismos ejércitos que tienen la orden de arrasar Israel y Europa serán destruidos por Jesucristo cuando se haya ejecutado su mandato. Ezequiel 39, 1… relata detalladamente la derrota de Gog y la de sus consecuencias. A raíz de este suceso el mundo se verá libre de toda maldad y sufrimiento. El amor gobernará el mundo. El Señor Jesucristo es amor y su trono es la cruz porque su cetro, su corona y su reinado es un reinado de amor. El amor requiere de una entrega total al otro, es la energía fundamental y vital para el buen funcionamiento del mundo y de los seres humanos.

La Biblia describe los acontecimientos referentes al Fin del mundo. El Reino de Dios en la Tierra se halla en su fase de desarrollo y de conquista, que ha de iniciarse con la ruina total de Jerusalén, de Europa e Israel. Estamos a la espera del tiempo concedido por Dios a las naciones paganas, para castigar a Israel (a todo cristiano y judío impostor) culpable de horribles crímenes. Occidente tiene tras de sí una historia cruel de pueblos y naciones avasalladas y llevadas a la ruina. A los judíos y cristianos que se hacen llamar el pueblo de Dios sin serlo, Dios les habla: “Manifestaré mi santo nombre en medio de mi pueblo Israel, no dejaré que vuelva a ser profanado mi santo nombre, y las naciones sabrán que yo soy Yahvé, santo en Israel.” (Ez. 39, 7).

Estamos a la espera del último enfrentamiento entre dos mundos, el cristiano y el musulmán, la Cruz y la Media Luna. Las cruzadas han sido las guerras más violentas del planeta. Oriente y Occidente dicen actuar en nombre de Dios, pero eso es una falsedad que ha encolerizado a Dios. Dios permite a los hombres defenderse de la guerra e incluso Él mismo ha hecho posible que ganasen esa batalla. Dios interviene cambiando el curso de los acontecimientos y siempre lo manifiesta por medio de sus profetas. La locura de los islámicos es creer que su guerra “santa” es espiritual y les va a limpiar el alma del pecado. Hombres que batallan en nombre de Dios para ser recompensados en el paraíso. Pero en realidad no están motivados por la religión o la ideología, hay otras causas que les atraen más, mucho más, como las riquezas de la Tierra donde han puesto sus ojos. Orientales y occidentales se extraviaron desde el principio buscando el poder terrenal y, ahora, se demonizan unos a otros en busca de santidad.

EEUU no tiene autoridad moral para hablar, aun así sus presidentes se erigen como jueces del mundo. Obama sentenciaba: “Permitiendo que el Gobierno de Irán obtenga armas de capacidad nuclear sería una amenaza grave para la paz y la seguridad internacionales”. Llamar paz a esta situación mundial ha sido una parodia del concepto de paz. La paz proclamada por Occidente ha enmascarado situaciones de violencia extrema, el gobierno de los EEUU ha adquirido una enorme potencialidad discursiva y normativa para definir el horizonte del “Nuevo Orden Mundial”, al cual debía orientarse el mundo. Occidente ha llegado a prácticas de control, dominio y explotación de naciones. Occidente se ha mostrado rebelde al pleno conocimiento y, en consecuencia, desconoce la Justicia de Dios y se ha empeñado en establecer la suya propia. Occidente ha usurpado la soberanía de Yahvé, la Biblia profetiza que Dios traerá a Israel, a los judíos, de vuelta a su tierra, Palestina, en los últimos días. Ezequiel narra las visiones de que ha sido testigo: “Así dice el Señor Yahvé: Voy a recoger a los hijos de Israel de entre las naciones a las que marcharon. Los congregaré de todas partes para conducirlos a su suelo.” (Ez.37, 20). El Profeta concluye que la vuelta de los judíos será después del castigo. No todos son iguales, existen unos pocos judíos que reconocen públicamente: “mientras no seamos redimidos por orden divina tenemos que vivir en la diáspora”. Están en contra de la ocupación sionista y a favor de devolver la tierra a los palestinos.

Hay judíos que dicen que sionismo y judaísmo son dos cosas distintas que los judíos verdaderos no son sionistas: “El judaísmo es una religión de espiritualidad y servicio a Dios que tiene miles de años de existencia. Sionismo en cambio apenas tendrá unos cien años y es la transformación de la religión en nacionalismo, creada por judíos no religiosos, que odian la religión”. Y que por eso el Gobierno Israelí usa la palabra Israel y la estrella de David, robando la identidad del judaísmo y de los judíos para legitimar su existencia.

En el Estado de Israel hay muchas comunidades religiosas y entre ellas están los judíos mesiánicos. Los judíos mesiánicos dicen creer en Jesús pero se contradicen cuando enfatizan una y otra vez que no son cristianos y rechazan totalmente el cristianismo y sus símbolos. La esposa de Ronen, Ayeled, señala: “Lo que creemos tan firmemente es que Yeshua es judío, es uno de nosotros, es israelí”. Se identifican con Jesucristo por ser judíos en esencia, como Él, israelitas entre israelitas. Evidentemente, Jesucristo nació judío, pueblo de una fe propia y el Señor fue educado creyente de esa misma fe. Y eso significa que daba culto a Dios en las mismas sinagogas que sus compatriotas. Y los judíos mesiánicos quieren hacer creer que por descender de aquella tierra y por reconocer al Hijo de Dios en la persona de Jesucristo ya son la religión verdadera. Los judíos mesiánicos consideran el Antiguo y Nuevo Testamento igual de sagrados. Pero no hay indicios de cristianismo en su municipio, ni en sus hogares, ni en la casa de culto, lo que sí tienen son símbolos judíos, tienen una Mezuzah y circuncidan a sus hijos. Ronan el marido de Ayeled explica “Ser cristiano te pone en una caja de una religión a la que yo no pertenezco. Yo pertenezco a la fe de Yeshua el Mesías”. Y en su comunidad cantan: “Con todo mi corazón te alabaré” y rezan: “Conduce a toda la gente permitiendo que este a salvo en el nombre de Yshua el Mesías”.

Los judíos mesiánicos creen que es posible orar a Yeshu o Yeshua, como ellos llaman al Señor, y al mismo tiempo empuñar las armas contra pueblos inocentes. Un judío mesiánico dice: “Si coges a la gente de nuestra comunidad; nuestra familia, padres, tíos… son soldados de combate. Incluso si no están en unidades de élite, todos intentan dar todo lo que tienen e ir lo más lejos posible”. No tienen nada que ver con el comportamiento que Jesucristo proclama. Son guerreros nato, se guian a criterio del Antiguo Testamento. El Director Secretario de la Comunidad Yad HaSmona, Tzuriel David dice: “En términos Bíblicos estamos obligados a ser fieles a nuestro país y servirlo”. Él mismo sirve en una comunidad de élite del Ejercito de Israel y su compañero de comunidad es vicecomandante de una sección paracaidista. Y los dos participaron en las batallas más duras de la Segunda guerra del Líbano. Y están orgullosos de su ejercito y de todo lo que hace.

Hay unos pocos judíos pacifistas que se oponen totalmente a lo que están haciendo los judíos sionistas en Palestina, en el Líbano… el 80 o el 90 % de los israelíes apoyan las intervenciones militares de Israel. Un hombre islámico decía que antes de ser ocupado por Israel en el 82, el Líbano era un país ejemplar y maravilloso donde convivían judíos, cristianos, musulmanes y rusos en perfecta armonía. Y que cuando Israel invade Líbano, Hizbulá era una asociación incipiente y muy semejante a Caritas. El hombre indicaba que la resistencia Hizbulá es hija de la invasión israelí.

Los judíos sionistas predominan y son los que tienen un papel relevante en la historia mundial, pasado; presente y futuro les pertenecen. Estos judíos están diseminados por el mundo, en tierras que no son suyas y se reproducen como la mala hierba, es el instrumento ideal para el dominio mundial. Los judíos tienen una forma de vida que ha sido un éxito por generaciones: “hacer negocios con quienes están en el poder y tener la mayor cantidad posible de hijos”. Los Rockefeller y, también, los Rothschild son de origen judío, familias muy ricas y poderosas de EEUU, sus miembros han tenido un gran protagonismo a nivel mundial, mezclaron sus actividades económicas con la política. Así Nathan Mayer Rothschild, financió al Duque de Wellington durante las Guerras Napoleónicas, a principios del siglo XIX, y su familia también le prestó dinero al gobierno británico para que pudiera controlar el Canal del Suez.

Nueva York es la capital judía mundial con una población de 2 millones de judíos, la segunda ciudad con mayor número de judíos del mundo, solo superado por Tel Aviv. Los judíos han convertido Nueva York  en la ciudad más cosmopolita de la Tierra, en la capital de la depravación, pedofilia, corrupción, especulación y engaño mundial. Y en el epicentro de EEUU para el lavado de dinero, procedente de la venta de drogas, de armas, de tráfico de órganos, de la prostitución y el crimen organizado. Una situación social ideal para que los judíos puedan pasar desapercibidos, imposibilitando al mismo tiempo toda forma de cohesión y organización popular que pudiera hacerles frente.Nueva York tan solo es un reflejo de la naturaleza de los hombres que la gobiernan. Los judíos consiguen manejar la política nacional de EEUU y desde esa posición pueden controlar la política internacional del mundo occidental y también mundial, pero el verdadero gobierno nunca se expone a la opinión pública y funciona de manera oculta. El Presidente Obama solo es una marioneta en poder de los judíos sionistas. El Goldman Sachs fue el banco mayor donante para la campaña de Obama. El Presidente está obligado a obedecer a una agenda sionista. Éstos judíos tienen mucho dinero y poder, en EEUU controlan bancos, medios de información, la industria petrolera y son los dueños de las multinacionales más importantes. La familia Rockefeller se hizo millonaria con la industria del petróleo, con la empresa Standard Oil.

Dicen que los judíos sionistas controlan Wall Street. Marc Roche pronuncia:“El banco cómo Goldman Sachs dirige el mundo”. Es el banco más poderoso de Wall Street. Destacamos algunos de los Banqueros judíos más importantes de los EEUU: Ben Shalom Bernanke, Bernie Madoff, Llayd Blankfein, Gary Cohn y Richar Fuld. Entre todos ellos Bernie Madoff es el más famoso, el mayor estafador de la Historia. Dicen que la Reserva Federal de los Estados Unidos no está controlada por el gobierno. Que durante casi un siglo es controlada por una élite de banqueros sionistas. Que hay judíos en los más altos puestos de la hacienda pública y en otros departamentos del gobierno de EEUU. Pero los judíos sionistas no controlan solo la economía de EEUU, también parte de la economía mundial. Los dos superbancos económicamente más poderosos, tras la Reserva Federal son el banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Los directores más famosos han sido los sionistas Strauss Kahn y Paul Wolfowitz.

El comité de asuntos públicos de Estados Unidos- Israel, AIPAC, es una organización encargada de implantar el lobby judío en EEUU. Su misión consiste fundamentalmente en garantizar que todos los altos cargos de la nación estén ocupados por gente afín, y eliminar toda forma de oposición a los intereses judíos. Los políticos que votan en la forma que quiere AIPAC son recompensados. Dicen que los judíos  tienen tal influencia que el sueldo no le llega a un diputado o a un senador, salvo que apoye las posturas que el lobby judío aprueba. Republicanos y demócratas se someten a los judíos por igual. Cuando habla Netanyaju en el Congreso, nadie se atreve a quedarse sentado, todos aplauden derechos. Los judíos tienen el control del Congreso y del Senado y también del ejército de EEUU. A través del ejército, los judíos lo dirigen todo. Ellos se movilizan dentro de una estructura estrictamente jerárquica y militar a nivel mundial, que les ha hecho posible hacer acto de presencia, a través de las armas, en todos los sitios. Dicen que la guerra de Bosnia fue obra de los judíos y, como resultado, todas las guerras lideradas por EEUU también lo han sido. Las guerras de Irak, Afganistan, Libia y Siría han enfurecido a los musulmanes. EEUU, Gran Bretaña e Israel son hoy unos países tan temidos como odiados por el mundo árabe. Detrás de toda esta tendencia a provocar la guerra o a tomar parte de ella están los judíos, ellos son los arquitectos del Nuevo Orden Mundial.

La sede de la ONU, es el organismo precursor del gobierno mundial y, también, obra de los judíos sionistas. La ONU representa un teatro global, responde a un sistema multinacional en donde múltiples procesos sirven y sostienen los propósitos de los judíos. El Gobierno de la ONU lleva implantado el mecanismo antidemocrático del veto, el veto ha tenido todo el poder sobre las decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU, un fraude inmoral que ha permitido a Estados Unidos, gobernar la Tierra. Esta forma de gobernar el mundo proviene de los Anticristo. En la ONU se halla el trono del gobernante mundial: Satanás. Por eso en la ONU todo es mentira, proclamando los hombres: “`¡Paz, paz!` cuando no había paz.” (Jr. 6, 14). Se han estado invocando en vano los Derechos Humanos, no se han cumplido los Tratados de Ginebra. A causa de los inútiles discursos reina Satanás en la Tierra. Y, pensar, que hay millones de seres humanos que han creído en la ONU.

En EEUU el departamento de Estado que se encarga de Oriente Próximo es gobernado por Israel. Los judíos tienen el control absoluto en la designación de cualquiera ya sean puestos de seguridad, o de política Exterior que tengan que ver con Medio Oriente. Los judíos tienen el poder de decir sí o no en el nombramiento de cualquier persona. Y todo lo que concierne a Jordania, Egipto, Palestina… está totalmente dominado por judíos. Dicen que los judíos tienen la capacidad para presionar sobre el gobierno estadounidense, sobretodo en las decisiones en política exterior. Los países que no se someten a EEUU y ha Israel están en la lista de países que patrocinan el terrorismo. EEUU sigue una política en Oriente Medio dirigida por los judíos con procesos de paz interminables. Israel se encarga de que Palestina no consiga un progreso óptimo, antes de que se levante, Israel lo ametralla con sus bombas. Haga lo que haga, Israel nunca es sancionado. Como van a ser castigados los judíos si son ellos quienes dominan el mundo. Los judíos sionistas son los verdaderos culpables de que EEUU entre en guerra con el mundo árabe. Los judíos sionistas odian a los árabes y también a los cristianos y obran un final caótico para ambos .

El día 14 de Julio 2015, EEUU informaba haber llegado a un acuerdo nuclear con Irán, el mismo acuerdo que desde el día 6 de abril, la prensa internacional ha venido anunciando. Ya pueden temblar de miedo en Irán, pues cuando EEUU habla paz hay que interpretarlo siempre al revés y prepararse para la guerra. Ellos son hombres que llevan consigo la traición en sus obras. El pacto nuclear con Irán tendrá proporciones históricas. EEUU, Gran Bretaña e Israel tendrán de esta forma la coartada y atacarán a Irán diciendo al mundo que estaba construyendo la bomba átomica. Israel tiene miedo a Irán que es una potencia en la zona, Israel se siente odiado e inseguro a su lado y quiere reducirlo a cenizas. Y, ahora, están con los movimientos acordados para engañar al mundo. En cualquier momento, atacarán a Iran y dirán:”Por no cumplir los acuerdos, por fabricar una bomba atómica”. EEUU quiere hacernos creer que va hacer las paces con Irán y dejar de lado a Israel, pero eso es mentira. El dominio judío en EEUU es absoluto, Israel controla las dos cámaras de representantes el Congreso y el Senado. Por eso cualquier ataque contra Israel es considerado un ataque contra los estadounidenses. Esta es la razón por la cual, EEUU, defiende y proclama el apoyo al Estado judío: “Sólido como una roca e inquebrantable.” EEUU, Gran Bretaña e Israel han seguido un proceso que lleva al mundo a la Última Batalla de la Tercera Guerra Mundial, que desde la caída de las Torres Gemelas estamos viviendo. Primero con la Guerra de Irak, ocupan la ciudad de Bagdad y destruyen el país. Hemos visto todos estos años a los ejércitos del terror abandonar posiciones sin consolidarlas, es la política militar de los Estados Unidos en el mundo árabe. Y desde la invasión de militar de Afganistán EEUU consigue enrolar, uno a uno, a todos los Estados de Europa… EEUU sigue una política en Oriente Medio dirigida por los judíos.

Esta sobreabundancia de bienes materiales que ha tenido Occidente se ha sustentado del expolio que ha llevado a cabo en África y en el mundo árabe. Las guerras ha sido un negocio para Occidente, su economía viene de la guerra, de la fabricación y venta de armas y del saqueo de los recursos naturales a los países que los poseen. Pero los recursos naturales del país son propiedad soberana de sus habitantes. Todo el proceso mundial es obra de los judíos y de aquellos occidentales aliados a los judíos. Ellos son los mismos que acabaron con la vida del Hijo de Dios y perseguido con la misma crueldad a todos sus seguidores. Vivimos en una sociedad perversa, malvada y mentirosa que hace creer al mundo que es solidaria.

La paz y la seguridad de Europa están en peligro debido a las intervenciones militares, a las interminables guerras y al avance de dicha organización militar hacia las fronteras de Rusia. Como ha dicho el general Rosember, la intención de la OTAN es la implicación más allá del continente. La OTAN quiere la militarización total del espacio, con el despliegue de todo tipo de armas, desplazándose a otras fronteras, acompañado de tropas y de equipamiento bélico, de bases aéreas y navales y de instalaciones del escudo antimisiles, armas de precisión de los sistemas estratégicos no nucleares.

Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel son países estrategas y ya tienen planeado como realizar el ataque a Irán. Los tres países provocarán el desenlace final de la Última Batalla de la Tercera Guerra Mundial. EEUU, Reino Unido e Israel saben cuando y como hacerlo. Los judíos quieren provocar el levantamiento de la otra parte del mundo contra Europa. Europa será traicionada cuando Israel bombardee por sorpresa a Irán. No hay dudas el ataque anunciado se va a realizar lo que no sabemos es el día exacto. Lo que sí sabemos es que todo tiene un orden y el orden de las cosas genera obstáculos. Israel realizará una agresión brutal, que llenara el vaso de la ira de Dios y, por consiguiente, el levantamiento feroz de los árabes y sus países aliados contra Europa. Europa será traicionada, Israel será el brazo ejecutor. Los judíos van a hacer igual que con la muerte de Jesucristo no les importará cargar con las culpas.

Los judíos disponen de miles de organizaciones judías presentes en todo el mundo. El MI6 “Británico” es la agencia de Inteligencia Madre a partir de la cual se crearon la C.I.A., el Mossad y el KGB. B’nat B’rith, o hijos del pacto, quiere decir que han pactado con el diablo de ahí su poder. B’nat B’rith es una organización exclusiva para judíos, y sirve a los judíos como frente encubierto de inteligencia. Dicen que las redes de inteligencia judías han sido siempre y siguen siendo las más avanzadas. En calidad de mercaderes, el producto más valioso es la información. Los judíos lo saben todo a nivel mundial. Los judíos son estrategas lo tienen todo planeado, con sus grupos secretos han conseguido apoderarse del mundo.

La Liga Antidifamación (ADL) es una organización encargada de señalar con el dedo a la gente que va contra ellos, declarándolos antisemitas y relacionándolos con el nazismo. Es la estrategia que tienen para intimidar cualquier oposición a su movimiento político diabólico. Los judíos sionistas siempre están a la defensiva, reaccionan atacando, rememorando el holocausto, es una forma de abordaje que descoloca al enemigo. La gente se siente intimidada y no se atreven a hablar en contra de sus acciones, saben que si abren la boca se convierten en objetivo. Ellos planean y actúan en guerras a vista y paciencia de todas las naciones sin que nadie se movilice ellos. Pocos hablan con claridad de lo que están haciendo los judíos sionistas en el mundo. Así han conseguido que todo el mundo permanezca callado, anulando drasticamente toda opinión libre objetiva e imparcial.

Los judíos predominantes han controlado la Tierra y conducido a su antojo a las masas de proletarios mundiales. El socialismo, la Guerra fría y la caída de la URSS son obra suya. Después de la guerra fría las conexiones con Al qaeda se intensifican y Al Qaeda ha sido utilizada de forma sistemática en diversos conflictos. Michael Springman contaba “Fui jefe de la misión de visados de los Estados Unidos en Arabia Saudita entre septiembre de 1987 y marzo del 89. En ese periodo me vi involucrado en lo que debió ser un programa de visados para terroristas. Este programa preveía que algunas personas acudían al consulado recomendadas por la CIA y por su contacto Osama Bil Ladens. Estas personas fueron enviados a EEUU para ser adiestrados en practica del terrorismo o para informar de lo que habían hecho en Afganistán y recibir recompensa”. Los terroristas se encargan de hacer explotar las estructuras y derrocar gobiernos. Estos judíos tienen el poder de levantar gobiernos y hacerlos caer. Han hecho con el mundo árabe lo mismo que Adolfo Hitler hizo con ellos. En México también están gobernando los judíos y allí hay una violencia extrema. Dicen que los judíos están detrás de la mafia y el crimen organizado, el tráfico de órganos, armas y drogas mundiales, y que “Ashkenazi” es la organización que tiene la función de vender armas, y lavar dinero de la droga. Y, también, dicen que el Ejército de Liberación de Kosovo (UCK, creado e instruido por EEUU) se dedicaba a “extirpar los órganos” de los prisioneros serbios, jóvenes, sanos y fuertes. Dichos órganos “viajaban a clínicas del extranjero donde esperaban pacientes de pago.” Durante su estancia en prisión muchos serbios fueron sometidos a intervenciones quirúrgicas donde se les iba extirpando los órganos vitales convocándoles la muerte. Ha quedado por el hecho de su presencia involucrado el ejército de los Estados Unidos, sin el permiso de ésta nación nadie ha hecho nunca nada.

El asesino Mossad y la CIA asustan al mundo con sus muertes y sus crímenes. La gente está aterrorizada, tiene miedo al Mossad y a la CIA y, también, a los rabinos que realizan los rituales “Pulsa Dinura”, donde Satanás se hace presente para quitar de en medio a la gente.

La Palabra de Dios, es obra del Señor y se ha mantenido fiel a los textos originales para que al recibir el mensaje divino se viva en comunión con Dios, transmite una línea de pensamiento continua y ascendente a Dios que “es amor”. Pero la Cábala, el famoso libro de tradición oral judía es de origen demoníaco y sin intervención alguna de Dios. La cábala es magia y brujería, la misma que un día unos rabinos realizaron a vista de todos para demostrar su poder y asombrar al mundo.

El famoso rabino Yossef Dayan, experto en Cábala y considerado un sabio de la cultura literaria judía, gran líder de los colonos israelíes. Un día Dayan, llegó a expresar ante los medios de comunicación que planeaba realizar una ceremonia cabalística destinada a provocar la muerte de una persona y, sentenciaba: “Auguro la muerte de Ariel Sharon. Tengo derecho a decirlo, si se me pide, estoy listo para hacerlo”. Y, lo hizo, Dayan y veinte rabinos más se dieron cita a media noche en el cementerio de Rosh Pina, al norte de Israel, con objeto de promulgar “La Pulsa denura”, la famosa condena a muerte contra Ariel Sharon televisada. El ritual satánico fue realizado con los rabinos en torno a la tumba de un desconocido soldado judío, mártir de la causa sionista. La ceremonia fue recitada en arameo, lengua muy antigua usada casi exclusivamente en rituales milenarios. En ella se invocaron cosas extrañas y ocultas y nombres secretos y prohibidos… Participaron unos 10 hombres malvados, de la mística judía, mayores de 40 años, casados, con barba mesiánica y vestidos de negro. El principal rabino, Rabbi Yossef  Dayan ejecutaba “La Pulsa Dinura” y era el único vestido de blanco. Antes de realizar el ritual de la maldición los rabinos ayunaron 3 días y al final hicieron el baño ritual o “migbe” que les purificaba, utilizaron varias velas negras y tocaron el Sofar… De esta forma estaban preparados para invocar a un ángel sin nombre que se sienta junto a Satán. Dicho ángel tiene que acabar con la persona a la que se lanza “La Pulsa Dinura”, significa condena a muerte: (látigo de fuego) en arameo. Poderoso es el diablo, pero más poderoso es el señor, si ellos tienen al diablo, nosotros tenemos a Dios.

Yossef Dayan y otros personajes rabínicos hicieron lo mismo tiempo atrás con Isaac Rabin. Ambos rituales causaron el mal a los dos primeros ministros israelíes que fueron atacados por el demonio después de realizarse la maldición. Isaac Rabin muerte por asesinato y Charon cae en coma irreversible. “Sí a la paz, no a la violencia” fue el slogan del último mitin de Isaac Rabin. De ahí la maldición a Isaac Rabin: “Te envió a los ángeles de la ira y de la furia Isaac Rabin, hijo de Rosa Rabin, para que te anulen, borren tu espectro y te echen a los infiernos.” El discurso de pacificación de Isaac Rabin no gustaba a los judíos, tampoco gustaba Ariel Sharon, convertido de momento en un enemigo del pueblo de Israel, al pactar la desconolización de ciertos sectores israelíes e intentar una reconciliación con los palestinos. El ataque llegó, justo cuando los dos primeros ministros hablaban de una paz con los palestinos.

Estos líderes religiosos son considerados por los judíos y por mucha gente, personas puras y santas. D. Antonio Piñero afirmaba que los rabinos pueden relacionarse con los reinos más elevados de pureza y santidad. Antonio Piñero es un difamador nato como puede ser considerado experto en cristianismo. Judíos y cristianos han conectado con Satanás y Dios lo ha permitido, para probarlos: “Yahvé aborrece la conducta del malvado y ama a quien busca la justicia. Yahvé aborrece los planes perversos y le agradan las palabras sinceras.” (Pr. 15). Los rabinos adoradores de Satanás son falsos profetas que han demostrado al mundo el poder que tiene la palabra de su boca: “invocan la muerte con gestos y palabras; haciéndola su amiga, se perdieron; se aliaron con ella y merecen ser sus secuaces”. (Sb. 1, 16). Han sembrado el terror, con unas fuerzas que han dejado constancia del poder que los rabinos tienen sobre sus víctimas. El ritual Pulsa Denura es efectivo, por eso Sharon, judío practicante cuando supo que le habían hecho la famosa Pulsa Denura: “Durmió desde entonces con una pistola cargada y reforzó su protección personal”. Un arma de fuego y Satanás se presentó ante Ariel Sharon en energía.

El incendio de la ciudad de Roma, en el verano del año 64 dC., cuando reinaba Nerón, fue provocado, pero para mucha gente aun no está claro si fue un sabotaje intencionado o un accidente. Lo más relevante fueron sus consecuencias, la persecución atroz que se levantó contra los cristianos. El hecho de que únicamente se culpara y condenara a los cristianos del incendio certifica la participación de los judíos leales a Roma, que desde el principio estaban distanciados de los cristianos a los que siempre que podían traicionaban, entregándolos a las autoridades romanas. En tiempos de Nerón y desde siempre, entre cristianos y judíos existía una división: unos confesaban su fe en Jesucristo —a quien los romanos habían crucificado como el “rey de los judíos”— y los judíos esperaban aun la llegada del hijo de Dios, según la tradición hebrea. Los judíos poseían gran influencia social y el senado permitía al César ser adepto a los judíos por su semejanza y contrario a los seguidores de Cristo, que eran unos seres humanos demasiado diferentes a los romanos. Así se explica que, después del incendio de Roma, los judíos permanecieran intactos y, sin embargo, se culpabilizara a los seguidores de Jesucristo. Después del incendio los judíos se ocuparon de hacer correr un rumor inquietante, el incendio había sido provocado haciendo recaer las sospechas sobre Nerón. El Emperador era un hombre poseído por el diablo, falto de inteligencia y sin razón, presa fácil del engaño y la manipulación de los judíos. Nerón estaba aterrorizado al sentirse señalado por su propio pueblo. Los judíos son estrategas, lo tienen todo planeado y ya en aquellos tiempos tenían mucho poder en la sociedad, igual que ahora, pero eso nunca se exponía a la opinión pública y funcionaba, como ahora, de manera oculta. Con el incendio de Roma, los judíos pretendían no solo acabar con los cristianos, sino también provocar una rebelión y hacerse con el mando de Roma. Aquello fue simplemente el principio, del dominio mundial que ahora al final de los tiempos los judíos han conseguido.

En el incendio, hasta los barrios más apartados, que se creían seguros, fueron presa de las llamas. Los judíos odiaban a los cristianos y ejecutaron con frialdad el incendio, culpando después a los cristianos para que fueron presos y ejecutados. Los judíos tenían a su favor que la religión cristiana no era bien vista por Roma. Los romanos se sentían provocados por los cristianos, quienes llevaban una vida al margen, demasiado humilde, basada en el amor al prójimo y libre de pecado. Los romanos vivían en un ambiente lascivo e inmoral. Roma era la fuente primigenia del mal, donde todos los vicios y los males del mundo hallaban su centro y se hacían populares. Los cristianos que no renegaron de su fe fueron prendidos, no tanto por el crimen de haber incendiado la ciudad, sino por ser diferentes. Nerón era un hombre un poseído por el demonio, tremendamente sádico y cruel que infringió las torturas más inhumanas sobre aquellos que se hacían llamar cristianos. Todo tipo de mofas se unieron a sus ejecuciones. Fueron despedazados por perros y perecieron, crucificados o condenados a la hoguera y quemados para servir de iluminación nocturna, cuando el día hubiera acabado. Los judíos odiaban a los primeros cristianos y, a día de hoy, siguen odiándolos lo mismo. Los cristianos toman el nombre de aquel que los judíos crucificaron y eso los judíos no lo olvidarán nunca. Cristo sufrió la pena capital durante el mandato de Poncio Pilato. Este dañino odio por los cristianos nunca ha estado totalmente sofocado, por eso siempre resurge. Y ahora, al fin de los tiempos, los judíos volverán a traicionar a los cristianos provocando a los árabes con el atentado que van a realizar en un país de Oriente.

El Hijo de Dios despreciaba las costumbres de los judíos y los acusaba ante el pueblo: “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que purificáis por fuera la copa y el plato, mientras que por dentro están llenos de rapiña e intemperancia! ¡Fariseo ciego, purifica primero por dentro la copa, para que también por fuera quede pura! (Mt. 23, 25- 26). 

“Serpientes, raza de Víboras” fueron las palabras con que Jesucristo increpaba públicamente a los judíos: “¿Cómo vais a escapar de la condenación de la gehenna? Por eso, he aquí que yo envió a vosotros profetas, sabios y escribas: a unos los mataréis y los crucificaréis, a otros los azotareis en vuestra sinagogas y los perseguiréis de ciudad en ciudad, para que caiga sobre vosotros toda la sangre inocente derramada sobre la tierra, desde la sangre del inocente Abel hasta la sangre de Zacarias, hijo de Baraquías, a quien matasteis entre el Santuario y el altar. Yo os aseguro: todo esto recaerá sobre esta generación.” (Mt. 23, 33- 36). Jesús no hablaba en positivo al referirse a la sociedad, ni antes, ni ahora tampoco es posible hacerlo con esta clase de seres humanos que nos rodean. Hay que atenerse únicamente a los hechos, a los resultados de la experiencia de la vida diaria. Judíos y cristianos, todos por igual, son descendientes de Abrahán y todos tienen el mismo comportamiento. No han querido ser redimidos por Jesucristo, siguen anclados en el pasado, no hacen una vida nueva, no son hombres nuevos. Jesucristo proporciona una forma de vida que es necesaria para entrar en la vida Eterna. Cuando Jesucristo dice “todo esto recaerá sobre esta generación”, habla para nuestro tiempo. Jesucristo predice el castigo que Dios ha preparado ahora que es el fin del mundo a todos los seres humanos que le han desobedecido.

Los judíos cuestionaban todo lo que hacía Jesús, no sabían que hacer para perjudicarle. Los judíos odiaban tanto a Jesús que no podían conciliar el sueño, desesperados buscaban la forma de darle muerte. Durante el juicio de Jesucristo, los judíos trataban de intimidar a Poncio Pilato con mentiras disfrazadas de artificio para confundirlo, era un juicio injusto, una condena falsa y Herodes tampoco tenía argumentos para condenar a Jesucristo. La crucifixión era el sistema de muerte que tenían los romanos y los judíos no pararon hasta que consiguieron que Jesucristo fuera condenado a morir en la cruz. En el juicio de Jesús, los judíos clamaron su muerte y aceptaron la responsabilidad por la muerte que el pueblo exigía: “Su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos”. (Mt. 27, 25). Los judíos no soportaban a Jesús como profeta y los romanos se burlaban de Él: ¡Salve, Rey de los judíos!” (Mt. 27, 29). Los judíos esperaban un mesías político y patriota, que viniera con lujo y autoridad. La existencia humana de Jesús estuvo llena de humillaciones y de sufrimientos, que culminaron en la cruz. La imagen que Jesús proyectaba no servía a los judíos. Después de la muerte de Jesús, los israelíes recibieron el último castigo. El Señor Nuestro Dios visitó a su pueblo infiel y puso fin a la Antigua Alianza con la ruina de Jerusalén y su templo en el año 70 d.C. Después de la destrucción de Jerusalén por Roma, los judíos sobrevivientes fueron esparcidos por el mundo. “Los dispersé entre las naciones y fueron esparcidos por los países. Los juzgué según su conducta y sus obras. Y en las naciones donde llegaron, profanaron mi santo nombre; haciendo que se dijera a propósito de ellos: ´Son el pueblo de Yahvé, y han tenido que salir de su tierra.`” (Ez. 36, 19- 20). Los judíos que no reconocen a Jesús como al Hijo de Dios, no son de la descendencia de Abrahán, no son de la descendencia de Dios. El que no tiene a Jesús por compañero es pagano y Anticristo. Jesús dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre sino por mí” (Jn. 14, 6- 7).

Europa se encuentra en la encrucijada. A quien ha tenido miedo al Mosad asesino o a los rabinos expertos en la utilización de las fuerzas del mal. Los europeos se han arrepentido ¿ahora, después de colaborar durante décadas en el proyecto de los judíos en Palestina? El nombramiento a Palestina como Estado Observador de la ONU ha encolerizado a Israel y, hoy en día, los israelíes se sienten traicionados por Europa. Cada día nos vamos acercando más a la situación mundial anunciada para el fin del mundo por Mateo: “Nación contra nación y reino contra reino.” (Mt. 24, 7), vivimos un paradigma mundial de traiciones y odios mutuos. El espionaje de EEUU a presidentes y jefes de estado aliados ha producido malestar en Europa.

EEUU e Israel son de la ley del talión: “ojo por ojo, diente por diente.” (Éx. 21, 24). La traición a Europa se ejecutara sin contemplaciones. Europa se estremece y tiembla de miedo sabe que EEUU e Israel son países provocadores que buscan la batalla donde utilizar todo su armamento. Mientras hablaban de paz, se preparaban para una guerra con armas devastadoras. EEUU, Reino Unido e Israel disponen de la tecnología nuclear, bacteriológica y todo tipo de armas avanzadas, pero no quieren que las demás naciones las tengan. Los países de la “Democracia” y los “Derechos Humanos” tienen armas prohibidas por la convención de Ginebra para la destrucción de pueblos y naciones. El pueblo judío, en su locura y racismo, controla la política israelí. Durante todos estos años hemos visto una y otra vez, la última fue el día 26 del agosto de 2014, cuando Israel lograba el exterminio y la destrucción del pueblo palestino levantaba progresivamente el bloqueo, permitiendo la entrada de ayuda médica y materiales para la reconstrucción. El Señor ordena amar y ejercer la caridad con todas las razas, pero la religión judía es especialista en el odio y la rapiña. “Una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra”. decía Golda Meer en el año 1982. Europa llorará desesperada, se lamentará de haber ayudado a Israel en la ocupación de Palestina.

Europa, al unirse a EEUU y a Israel, ha hecho como Esaú, vender la fe, cometiendo una impiedad. Esaú renunció a su derecho de primogénito que le constituía heredero de las promesas mesiánicas. Europa ha preferido los bienes materiales e inmediatos y esto es considerado en la Biblia como una prostitución, como los profetas consideraban la idolatría. Habacuc nos habla del arrepentimiento de Esaú: “Ya sabéis cómo luego quiso heredar la bendición; pero fue rechazado y no logró un cambio de disposición, aunque lo procuró con lágrimas.” (Hb. 12, 17). Jesucristo es el Juez de la Tierra y realizará la Justicia Verdadera, no como la de los jueces de la Tierra. Nuestros gobernantes dicen: “la justicia es igual para todos”, pero es mentira. Un caso llamativo es el de José Antonio Valvielso, nueve años en la cárcel por un delito que no cometió. Su padre se arruino en busca del verdadero culpable. Los jueces proclaman sentencias disparatadas hay personas que por robar un jamón tienen tres años de cárcel y los que roban millones y millones están en la calle. “¡Ay de los que establecen leyes injustas, determinando prescriben tiranía!” (Is. 10, 1). Las Sagradas Escrituras anuncian como la justicia de Dios origina la justicia del hombre: “Siendo juez, no hagas injusticia, ni por favorecer al pobre ni por miramiento hacía el grande: con justicia juzgarás a tu prójimo.” (Lv. 19, 15). Los aliados de Satanás originan la injusticia en la Tierra.

El acecho a Siria ha sido planeado con mucha antelación y en coordinación con el proceso de cambio de régimen en otros países árabes, como Egipto, Libia, Túnez… “Lo que está pasando en Siria no es casualidad” decía Ghandi Khioni, sirio residente en los altos del Golán. Lo que ocurre en Siria es una conspiración contra el país desde hace décadas. EEUU ha reconocido financiar a los opositores del presidente sirio Bashar Assad. Si no fuera por el apoyo militar y diplomático que le prestan Rusia China e Irán, Siria sería hace tiempo un bastión de la alianza que forman Israel, EEUU y Gran Bretaña. Cuando nos referimos a Rusia, China e Irán, hablamos de gobiernos gobernados por hombres tiranos y crueles, iguales a los que hay en los gobiernos de Israel, Gran Bretaña, EEUU…

Israel, Estados Unidos y Gran Bretaña, están inquietos. Las industrias se mueven gracias al petróleo: la automotriz, la aviación civil y militar, las flotas marítimas comerciales y militares. El fin del petróleo se acerca, dicen que sólo queda petróleo para 40, 50… años. ¡Y el mundo sigue sin prepararse para el colapso! No hay alternativas que suplan al oro negro, las energías renovables, los combustibles limpios… son sólo sueños. Faltan verdaderas iniciativas, por eso el petróleo sigue siendo imprescindible y, por eso, se anuncia su final. Los recursos naturales se agotan, esta forma de vida no ha sido la adecuada, no ha sido sostenible, estaba en juego la supervivencia humana y la vida en la Tierra. El planeta agoniza, estamos rebasando los límites planetarios a escala global. Will Steffen, investigador del Cambio Climático señala: “La historia nos demuestra que hay civilizaciones que surgieron y colapsaron porque no fueron capaces de cambiar a tiempo: en ese punto es donde estamos hoy en día”. La situación es dramática e incontrolable, la economía mundial se desploma. Los occidentales se encuentran en un callejón sin salida. La globalización ha sido un sistema de gobierno que se han inventado los judíos que operan en EEUU para dominar el mundo, la globalización ha sido la gran estafa mundial. Sobre el origen de la crisis y de todos los males un experto en medioambiente decía: “Los americanos gastan y gastan sin control si todos los países hicieran lo mismo necesitaríamos tres planetas”.

Occidente ha saqueado la Tierra y derrochado sin freno. El modelo económico de producción y consumo, muestra el agotamiento del planeta. Se extingue la luz de nuestra civilización tras haber agotado las fuentes de los recursos naturales. No hay alternativa y se agota el petróleo, el gas y el carbón. Occidente cree que todos los problemas que hay en el mundo se deben a la superpoblación mundial. Dicen que cada cuatro días y medio  hay un millón de personas más en el mundo y, eso, no es sostenible. Israel, Estados Unidos y Gran Bretaña quieren reducir a escala el número de habitantes del planeta Tierra. Los tres países tienen el nivel militar imprescindible para operar conjuntamente y conseguirlo. Las guerras de Irak, Afganistán y Siria han demostrado que la alianza anglosajona, dominada por los judíos, es la potencia que domina el mundo. Cuando EEUU hace acto de presencia en Afganistán, para luchar contra la Unión Soviética, apoya literalmente a quienes más cabezas habían cortado. A los fanáticos religiosos afganos, que son los más asesinos. Y los soviéticos se vieron obligados a retirarse de Afganistán. Así fue creado el movimiento extremista, que EEUU alimenta y del que Europa será muy pronto victima.

El futuro que Occidente ha planeado para Irak y Siria es el de países desmantelados, sin gobierno ni ejército. Hombres, mujeres, niños, ancianos… todos están en peligro de muerte. Las ejecuciones sumarias y extrajudiciales dan paso a los asesinatos selectivos, a las decapitaciones y al canibalismo. Cuentan que el ISIS ha llegado a dar de cena a una mujer, restos de su propio hijo. Los rebeldes sirios incluso han llegado a quemar a personas vivas y se exhiben satisfechos con la muerte que han provocado. Hay imágenes extremadamente crueles de islamistas que ríen alegres al decapitar y lapidar a sus correligionarios, incluso de su misma tendencia, y también al ejecutar a civiles. En una guerra civil cada bando tiene su culpabilidad, en Siria no hay diferencias entre sunnitas y chiítas todos cantan y recitan el Corán en el momento del degüello, apuñalamiento, lapidación de hombres, mujeres y niños. Los jefes espirituales islamistas hacen creer a sus fieles que matar a los “pecadores” agrada a su divinidad, que les premiará con el paraíso, de ahí la invocación constante del nombre de Alá en cada tortura, asesinato y ejecución. Creen que todo lo que hacen es en cumplimiento de la voluntad divina, plasmada en el Corán. Los islámicos se alzan sobre el mundo como poseyendo poderes divinos. Cuando la policía ha detenido a integristas islámicos a veces han nombrado al “jefe espiritual.” Precisamente este hombre ha sido el “gurú” el que manipula las fuerzas del mal, la energía extraordinaria de Satanás, una energía sobrenatural capaz de poseer a los hombres más débiles y tener sobre ellos total dominio. Los suicidas son ejemplo de ello. El amor es un escudo totalmente efectivo contra el diablo. Las personas más fáciles de poseer por Satanás son aquellos seres humanos más odiados y tremendamente maltratados en el ámbito familiar.

Kurdos y cristianos exterminados en Siria e Irak. Los soldados del ejército del terror IS matan a los hombres y a los niños y se quedan con las mujeres y las niñas para violarlas. Se han llevado por la fuerza a niñas de tres o cuatro años, arrancándolas de los brazos de sus madres, como esclavas sexuales. En Irak crucifican y cortan cabezas y las quedan expuestas en el lugar más visible del pueblo o entierran a la gente viva o les hacen cavar su propia fosa. El Estado Islámico aprovecha victorias, obtenidas para advertir a todos sus enemigos de la suerte que pueden correr si son capturados. Después de ganar la batalla los combatientes del grupo islámico IS en Siria se pasearon con las cabezas cortadas de soldados sirios por la cercana ciudad de Al Tabka. Los rebeldes sirios están poseídos por las fuerzas del mal de ahí esa sangre fría y crueldad extrema. El ISIS es el ejército más terrorífico de Satanás, está formado por hombres poseídos por las fuerzas del mal. El demionio habita en ellos en su estado más puro. Donde gobiernan los yihadista el caos se adueña, avivado por el número de crímenes y la imposición de la Sharia. Islamicos, kurdos, cristianos, yazidíes… todos huyen de Siria e Irak, aterrorizados por la violencia extrema de unas mentes totalmente desquiciadas. El Estado Islámico ha ordenado que todas las niñas y mujeres entre 11 y 46 años de Mosul, la segunda ciudad de Irak, sean sometidas a la mutilación genital femenina. La ONU calcula que la medida podría afectar a unas 4 millones de mujeres y menores de edad, de aquella la ciudad. La brutalidad de los extremistas islámicos es imposible de superar. Los habitantes de Siria e Irak están siendo perseguidos por hombres poseídos por la energía extraordinaria y violenta del demonio y armados por Occidente y los países árabes aliados, Arabia Saudita, Qatar… Muchos son peligrosos asesinos que han soltado intencionadamente de cárceles del mundo árabe.

Isaías es claro cuando anuncia: “Oráculo contra Damasco. He aquí que Damasco deja de ser ciudad y va a ser montón de derribo.” (Is. 17,1). Estamos asistiendo a ese momento de la historia predicho por Isaías. Esta biblia establece un paralelo entre la invasión actual que llevan a cabo los ejércitos de EEUU e Israel y otros países aliados con otra  invasión del pasado.

Estamos a la espera, EEUU, Gran Bretaña e Israel ejecutarán a traición un atentado contra un país de Oriente y será esa destrucción la gota que llenará el vaso de la ira de Dios. Una situación que hará llegar de inmediato el anuncio en el cielo del fin del mundo. Después del ataque a un país de Oriente y, antes, del castigo de Dios al mundo, tiene que materializarse lo que la Virgen María en el mensaje de Fátima predice: “Cuando vierais una noche alumbrada por una luz desconocida sabed que es la gran señal que Dios os da de que va a castigar al mundo por sus crímenes…” El Aviso al mundo será visible a todo ojo humano. Se abrirá el Santuario de Dios en el Cielo y los hombres contemplarán un fenómeno de naturaleza sobrenatural que tiene como fin anunciar la lucha final entre Jesucristo y Satanás. Cuando esto suceda estaremos en la recta final.

Setenta y cuatro años llevan en la ONU trabajando para implantar los Derechos Humanos en el mundo y cuanto más los proclaman más los conculcan. La ONU es el lugar de los eternos debates, representa un teatro global, responde a un sistema multinacional en donde múltiples procesos sirven y sostienen los propósitos de los EEUU, Reino Unido, Israel y Europa. EEUU y todos sus aliados han divulgado, desde el escenario de la ONU, trabajar por la paz mundial y la seguridad de todos los pueblos. George Bush, Condoleezza Rice, Kofi Annan, Tony Blair, Sarkozy, Obama, Hillary Clinton, Zapatero, Benjamín Netanyahu, Ban Ki- Moon y un sinfín de personalidades mundiales han proclamado literalmente: “Paz y Seguridad”, desde el escenario de la ONU. “Paz y seguridad” es la señal del Fin de esta forma de vida, predicho hace 2000 años por el Apóstol San Pablo: “El día del Señor ha de venir como un ladrón en la noche. Cuando digan: `Paz y seguridad´, entonces mismo, de repente, vendrá para ellos la ruina, como los dolores de parto a la que esta en cinta; y no escaparán.” (1Ts. 5, 3). San Pablo reproduce las afirmaciones de Jesucristo y prodigiosamente se adelanta a nuestros días, proporcionando el panorama mundial que precede a la llegada definitiva de Jesucristo a la Tierra. San Pablo describe el tiempo que durante todos estos años hemos estado viviendo, cercanos y próximos al Fin. Desde el trono de la ONU se ha promovido una “Paz y Seguridad” falsa, basada en principios contrarios a la Ley de Dios. No es posible construir “Paz y Seguridad” en este mundo quebrantando la Ley de Dios que es “Amor”.

Isaías anuncia los acontecimientos inmediatos al juicio final de Dios: “La tierra ha sido profanada bajo sus habitantes, pues traspasaron las leyes, violaron el precepto, rompieron la alianza eterna.” (Is. 24, 5). Rota la alianza universal de Dios con los seres humanos, sobreviene el juicio contra toda la Tierra. Y como anuncia Isaías quedarán pocos del linaje humano.

La ONU ejecuta sin contemplaciones los planes de unos países dictadores que elaboran consecuentemente todo lo que acontece en el escenario del mundo. Israel, EE.UU. Reino y Europa han llevado a cabo una manipulación e intromisión en los asuntos internos de todo el mundo árabe. Todo está sucediendo como Occidente a planeado, la “Primavera Árabe”. Y ello es posible por el odio que los islámicos se profesan de unos a otros. La hostilidad entre los musulmanes sunníes (80% del mundo del Islam) y los chiíes (poco más del 10%), viene con la muerte de Mahoma, cuando un grupo de seguidores defendió que el sucesor tenía que ser su primo y yerno Alí, que mantenía la línea de parentesco, mientras otro bando se alineaba con el gobernador de Siria, Muawiya, miembro de la familia de los Omeya. Ambos bandos creen ser los verdaderos portadores del legado de Mahoma. ¡Cuanto odio instauró el “profeta” y cuánta sangre ha sido derramada por su falsa religión! Ahora Siria es el campo de batalla entre islamistas sunnitas, apoyados por Occidente y sus aliados Turquía, Arabia Saudita y Qatar, y los chiítas del régimen de Bashar Al Assad y sus aliados Hisbulá (Líbano) e Irán, Rusia y China.

En los países árabes y africanos hay muchas tribu, forman parte de una sociedad tradicional, ancestral y dividida, que lucha por el control del poder, por la gestión de los recursos naturales. Mahoma, el Corán y la Sharia y todos sus seguidores son una verdadera organización de Satanás en la Tierra. “Vida por vida, ojo por ojo y diente por diente, mano por mano, pie por pie…” (Éx. 21, 23- 25). Es una ley de naturaleza social que había puesto Dios por medio de Moisés. Al imponer un castigo igual al daño causado, trataba de limitar los excesos de la venganza. La ley del Éxodo adquiere una brutalidad de tal magnitud que aún en la actualidad existen ordenamientos jurídicos que se basan en la ley del talión, en los países musulmanes.

“Democracia, libertad, dignidad, justicia” piden iraquíes, libios, tunecinos, egipcios…” Pero son países imposible para la democracia por la división de sus sociedades. Al lado de Dios los egipcios no hubieran podido ser dominados por los occidentales: “Oráculo contra Egipto. Allá va Yahvé cabalgando sobre nube ligera y entra en Egipto; y el corazón de Egipto se derrite en su interior. Revolveré a egipcios contra egipcios, peleará cada cual con su hermano, y cada uno con su compañero, ciudad contra ciudad, reino contra reino.” (Is. 19, 1). “Nosotros no somos como Siria” dicen los egipcios. Sin embargo, los vemos divididos y enfrentándose en las calles. Isaías describe a Egipto destrozado por la anarquía y por la guerra civil. El profeta Isaías también anuncia la desecación del Nilo que produce la riqueza del país. Las Sagradas Escrituras predicen que con el terremoto predicho para el fin del mundo: “Se desecarán las aguas del mar, y el Río se secará y quedará seco; hederán los ríos, menguarán y se secarán los canales de Egipto. La caña y el junco se marchitarán. Los prados junto al canal, junto al borde del canal, y todo sembrado del canal se secarán, serán aventados y desaparecerán.”  (Is. 19, 5- 7). Esta es la nueva y última plaga sobre Egipto.

Es como si a los seres humanos en vez de crearles Dios, les hubiera creado el diablo, por el odio que profesan. Hay una explicación sobre la hostilidad entre judíos y árabes y proviene de Abraham. Los judíos son descendientes de Isaac, el hijo que Abraham tuvo de su esposa Sara. Y los árabes descienden de Ismael, el hijo que Abraham tuvo de su sirvienta, esclava egipcia: “Saray, mujer de Abrán, no le daba hijos. Pero tenía una esclava egipcia, que se llamaba Agar, y dijo Saray a Abrán: ´Mira, Yahvé me ha hecho estéril. Llégate, pues, te ruego, a mi esclava. Quizá podré tener hijos de ella`”. (Gn. 16, 1- 2). El pueblo de Dios es descendiente de los dos hijos de Abrahán.

Si analizamos las citas bíblicas que hacen referencia a la esposa y a la criada de Abrahán, observamos claramente que al final la hostilidad es generada por los celos de Sara, la esposa de Abrahán. En ningún caso Ismael es culpable de nada: “Cuando vio Sara al hijo que Agar la egipcia había dado a Abrahán jugando con su hijo Isaac, dijo a Abrahán: ´Despide a esa criada y a su hijo, pues no va a heredar el hijo de esa criada juntamente con mi hijo, con Isaac`.” (Gn. 21, 8- 10). Como resultado, Abrahán se vio obligado a tomar medidas dolorosas, y el joven Ismael tuvo que ser separado de su padre y de su hermano Isaac: “Abrahán lo sintió muchísimo, por tratarse de su hijo, pero Dios dijo a Abrahán: ´No lo sientas ni por el chico ni por tu criada. Haz caso a Sara en todo lo que te dice, pues, aunque en virtud de Isaac llevará  tu nombre una descendencia, también del hijo de la criada haré una gran nación, por ser descendiente tuyo”. (Gn. 21, 11- 13). Abrahán se vio en la tesitura de tener que decidir retirar de su lado a su hijo mayor. El joven tuvo que vivir sufrimientos muy grandes, con heridas en su corazón difíciles de cicatrizar… Por eso, lo normal, es que Ismael creciera con resentimientos y celos de Isaac.

Sara, la esposa de Abraham tiene un gran protagonismo en el curso de la Historia, y es por el mal ejemplo que proporcionó a su hijo Isaac y a toda su descendencia y, por el daño que causo a Ismael y a todo su linaje. Después de aquello judíos y occidentales son orgullosos y se sienten superiores a otras razas y los árabes con carencias afectivas que han provocado vacíos en su interior, huecos que el diablo llena con su energía extraordinaria. Con ayuda de Sara, Satanás forma una cadena de hombres aliados a él o afectados por él que permanece activa hasta nuestros días. Y, todo ello, resultado de la actividad de una mujer, de ahí el odio y el sometimiento hacía la mujer en el Islam.

Los judíos creen ser los herederos de la Promesa de Abraham. El desamor del pasado es la causa de la discordia actual entre judíos y árabes. Pero la gota que colma el vaso tiene su origen después de la II Guerra Mundial, cuando las Naciones Unidas dieron una porción de tierra a los judíos, en 1947, sin permiso y sin acuerdos de quienes aquel lugar habitaban. Antes de la Declaración del Estado de Israel, las zonas habitadas por inmigrantes judíos ocupaban una pequeña franja de tierra: “Un año más tarde la mayoría de los palestinos que vivían en esas tierras fueron expulsados de sus hogares por la fuerza hacia otros países vecinos”. Israel no se conforma con existir como nación en Tierra Santa. Quiere apoderarse por la fuerza de las armas, de todo el territorio de Palestina. Los judíos como los estadounidenses utilizan la ley del revólver, siempre van armados: “En 1948, tras la declaración unilateral del nacimiento del Estado de Israel más de la mitad de la población palestina fue obligada a abandonar sus tierras… Ahora son millones de personas”. El territorio del Estado de Palestina, se ha visto reducido a una pequeña porción de superficie de tierra. El principio del final llega con la gran señal de 1948, cuando los judíos sin permiso de Dios vuelven a la tierra prometida, entonces empieza la cuenta atrás para el final de los tiempos. La invasión judía en Palestina será lo que al final provocará el “Harmaguedón”, la guerra de Dios.

El día 23 de Abril de 2014, mientras el mundo aplaudía la reconciliación entre Hamas y al-Fatah, Israel buscaba como loco, la manera de acabar de inmediato con semejante coalición insensata. Y, todo ello, se inicia cuando el jefe del Mossad vaticina un futuro secuestro. La hipótesis del asesinato de los tres jóvenes israelíes fue mencionada, en el marco de una reunión de Estado, por el jefe del Mosadd, Servicio de Inteligencia de Israel. El 12 de junio de 2014, exactamente una semana después de la reunión, Israel anunciaba que tres jóvenes israelíes habían sido secuestrados por Al Hamas. No fue casualidad, el propio Mossad montó el secuestro. Que el Mossad liquidase a los adolescentes, no es viable. No obligatoriamente, porque no sean capaces de hacerlo (ellos son capaces de matar incluso a los de su misma sangre), sino porque no hay existencia misma del secuestro. Ha sido una historia inventada, donde los servicios secretos israelíes se han limitado a montar un suceso mediático, una farsa sin víctimas, una puesta en escena que explica el distintivo del Mossad: “Haz la guerra engañando al enemigo”. La mentira ha proporcionado a Israel el pretexto ideal para intervenir en Gaza y poder golpear brutalmente una vez más y, a la vista del mundo, a los jefes y civiles palestinos.

Después de la Segunda Guerra Mundial comienza “El Nuevo Orden Mundial”, la nueva configuración política a nivel mundial de los Estados Unidos. Este país que es gobernado de forma encubierta por los judíos, pretenden desde esa posición: Ejercer el control del poder sobre el mundo. Para ello, EEUU incrementa la ayuda económica y militar a otros países como herramienta crucial de su diplomacia. Sabemos que la política se mueve por intereses, siempre a cambio de algo. Al adelantarse a Rusia y a China, EEUU consigue el dominio geopolítico de la zona. Egipto, el gran aliado árabe de EEUU, ha recibido más que ningún otro país en el mundo, a excepción de Israel el cual ha recibido mucho más, una fortuna que los judíos mismos se asignan, destinada a proteger sus propios intereses que a fin de cuentas son los mismos que los de EEUU. Como absceso de la flota al canal de Suez, mantener el tratado de paz entre Israel y Egipto y poder influir en los procesos políticos de un país clave en la zona. Desde 1948 Egipto recibe ayuda material de EEUU destinadas a Sanidad, Educación y promoción de la democracia. Y, ahora, las noticias hablan de una sociedad analfabeta gobernada por dictadores, el ejército ha sido quien ha mandado y sigue mandando en Egipto. EEUU abastece de armamento al ejército de Egipto, convertido hoy en el mayor de África y en uno de los mayores del mundo. Sus generales, con tantas armas, se han convertido en magnates que controlan entre el 10 y el 30% de la economía egipcia.

La catástrofe de Siria tiene como fin evolucionar hacia una ofensiva militar de Israel, EEUU, Gran Bretaña contra Irán. Por todo ello, EEUU ha buscado desesperado alianzas con Turquía, país estratégico por su situación geográfica en aquella zona. La cooperación de Turquía es conveniente para llevar a cabo la acción militar que EEUU y sus secuaces israelíes tienen planeada. O Erdogan pasa por el aro o destruyen su reinado. Las revueltas en Turquía, en el mes de junio del 2013, febrero y marzo de 2014, estarían provocadas por EEUU, Gran Bretaña e Israel y, todo ello, para presionar al Primer Ministro turco Recep Tayyip Erdogan, aliado de EEUU que se niega a colaborar. Sabemos que la política lo mueve todo y los levantamientos populares son provocados como estrategia de alguna clase política. Las operaciones secretas de la C.I.A. y de los servicios comunistas secretos han tenido un aire de arma mágica para derrocar gobiernos. Oriente y Occidente están dividiendo el mundo en dos, se trata de una contienda llevada a cabo en la impunidad y, ahora, al final ha de consumarse a vistas de todos los habitantes de la Tierra. San Lucas así lo anuncia: “Pues nada hay oculto que no quede manifiesto, y nada secreto que no venga a ser conocido y descubierto.” (Lc. 8, 17).

Y, también, le ha tocado a Ucrania: “La Unión Europea y EEUU pagan a los ucranianos que protesten contra el gobierno”. Los manifestantes pagados logran sacar del puesto al electo e independiente gobierno. Y EEUU consigue imponer en Ucrania un gobierno a su gusto, elegido por Washington. El dinero de Washington dirige el curso de la Historia. EEUU no sabe que al instaurar su hegemonía sobre el mundo lo establece para su destrucción. ¿El atentado anunciado para el fin del mundo será en Irán o en que otro país será? Irán es el único país que esta en el punto de mira de los judíos. Israel, EEUU y Gran Bretaña llevarán a cabo el atentado anunciado y será entonces cuando Rusia, China, Irán, Corea del Norte, países del mundo árabe y otros aliados se alzarán en armas contra Europa, como han prometido. El atentado elevará la energía de odio a niveles nunca vistos en la Tierra. Será el mundo en posesión.

Los ejércitos occidentales desmantelaron Irak pieza por pieza, para manejarlo a su antojo. Las armas de destrucción masiva no existían en Irak. Dicen que la guerra de Irak tuvo la misma causa que la guerra con Libia que fue debido a que Saddam Hussein y Gadafi salieron del petrodólar, para manejar otras monedas y, eso, Estados Unidos no lo podía permitir. La medida fundada en Iraq, ponía en peligro el predominio del dólar estadounidense como moneda de reserva mundial. Y, como consecuencia, en marzo de 2003, Estados Unidos invade Irak y pone fin al desafío de Sadan Hussein. Y con Gadafi lo mismo. Con la caída de las Torres Gemelas EEUU pudo hacer lo hace tiempo quería. Dicen que el Pentágono sabía que iban a realizar un atentado en su país, y que las autoridades estadounidenses permitieron que pudiera llevarse a cabo, sin ningún impedimento. Y de esa forma han tenido la coartada y podido hacer lo hace tiempo querían, declararles la guerra a Afganistán e Irak e invadir sus tierras. Desde el 11 de septiembre EEUU colabora con la inteligencia de los países donde tiene intereses estratégicos. El Ejército de los EEUU se encarga de proteger las bases militares o las petroleras regentadas por compañías estadounidenses. EEUU, Gran Bretaña e Israel buscan dominar el mundo. Jesús Núñez hablaba sobre Siria: “Una región que es geopolítica y geoeconómicamente vital para Occidente puesto que allí se encuentra las dos terceras partes del petróleo mundial y al menos el 50% del gas mundial”. Irán es el otro país donde EEUU, Gran Bretaña e Israel han puesto sus ojos. Además de recursos naturales en abundancia: “La posición geográfica de Irán es un punto neurálgico en la encrucijada del mundo”.

Irán ha venido declarando insistentemente: “No renunciar a su programa nuclear.” Pero EEUU no se inquieta por el tema nuclear de Irán, sabemos que eso es mentira, una ironía. Estados Unidos no soporta la rebeldía de Irán que utiliza monedas distintas al petrodólar en el comercio del oro negro. Los países que traman comerciar con petróleo en moneda distinta del dólar son enemigos de EE.UU., y están en el punto de mira de su poderoso ejército, como ocurre con Irán que tras el derrocamiento del Sha de Persia, no permite estar sometido al mundo occidental. Desde la revolución islámica Irán da miedo. Estados Unidos entrará en guerra las veces que haga falta para garantizar la continuidad del sistema petrodólar y el dominio mundial. El petrodólar es una forma de comprar y vender crudo en el mundo que comenzó con Richar Nison. En 1970 el presidente Nixon pidió al Rey Faisal de Arabia Saudí que aceptara únicamente dólares en pago por el petróleo y que invirtiera los beneficios en Estados Unidos. A cambio, Nixon prometía proteger los campos petrolíferos de Arabia Saudí y demás como el rearme militar. En 1975, los países de la OPEP acordaron cobrar su petróleo en dólares estadounidenses. El acuerdo consolidó al dólar como moneda única para comprar y vender crudo, y desde entonces toda la economía mundial pasa por el dólar. Durante todos estos años EEUU imprime sin dar abasto la moneda con la que todo el mundo se maneja. EEUU ha sacado una renta millonaria, de la cual vive y mantiene su complejo militar e industrial a costa de todos los países importadores de petróleo. Los países han ahorrado sus excedentes en dólares, con el fin de poder comprar petróleo. El dinero del petróleo de todo el mundo pasa por la Reserva Federal estadounidense, lo que ha generado una demanda, cada vez mayor, de dólares.

Con el ataque a un país de Oriente, comenzará la gran tribulación contra la religión falsa. Los dirigentes europeos están esperando a Zeus, confían en un dios imaginario; el gran dios de los dioses. En estos días Satanás logrará la posesión mundial. EEUU e Israel se levantarán desafiantes por última vez (Dios existe aunque ellos no lo saben), para efectuar por última vez la obra enfrentada a Jesucristo: “Y vi surgir del mar una Bestia.” (Ap. 13, 1- 3). La Roma Antigua después de ser masacrada por los germanos se muestra ahora resurgida del abismo expresamente para hacer la guerra a Dios y a los hombres espirituales que le siguen. La Bestia anunciada es el imperio romano de nuestro tiempo y representa las fuerzas del cristianismo falso; alzadas contra Jesucristo. Obama, David Cameron, Benjamin Netanyahu y demás gobernantes occidentales son secuaces del diablo y elemento de su fuerza. Donde estos reinan reinará Jesús eternamente.

Todo, absolutamente todo lo que ha ocurrido y ocurrirá en la Tierra esta generado por los seres humanos. Satanás se vigoriza por la energía de odio de ahí la respuesta de Kim Jong-un a la ampliación de las sanciones de la ONU y las maniobras militares de Corea del Sur y EEUU. La actividad de Occidente ha fortalecido una vez más al diablo, por ello Kim Jong-un decide suspender el armisticio de 1953 y declarar el “estado de guerra” con Corea del Sur y, además, amenaza a Estados Unidos con un ataque nuclear. Kim Jong-un ha declarado la guerra a EEUU y a sus vecinos del sur. Es una ofuscación que busca a toda costa el enfrentamiento.  Corea del Norte, es una nación totalmente en poder de Satanás, de ahí el histerismo colectivo del pueblo tras la muerte de su líder. Durante los funerales vimos a todo un pueblo oprimido y humillado por un régimen hermético, implacable, silenciador. El Estado aplica un sistema de lavado de cerebro colectivo y ejerce el control mental, atemorizándo a los ciudadanos, las 24 horas al día. Por eso todos manifestaban en público, un dolor dramatizado, tremendamente exagerado y teatral durante los funerales. Quien no cumplió con el reglamento fue condenado a muerte, atado a un poste y disparado con mortero de artillería. Una forma de actuar que es obra de Satanás, los pensamientos de los posesos son obra suya. De ahí la tortura brutal de Kim Jong-un que está poseído por el diablo. Un alucinado que la gente dice que no tiene alma, no saben que la tiene aletargada por el diablo. Un hombre afeado y deslucido considerablemente, afectado por la energía de odio desde la infancia. Hemos observado en él una gran pérdida de coordinación en los movimientos y una gran falta de carisma que ha intentado suplantar ejecutando sin contemplaciones la pena de muerte. Kim Jong-un es una persona absurda y falta de entendimiento, está lleno de una presunción ridícula, psíquicamente es un “enfermo mental”. En Occidente hay muchas posesiones, pero en Oriente casi todo es posesión, la cultura basada en los dioses de la Tierra es terrorífica.

Corea del Norte tiene un ejército de dos millones de hombres poseídos por el demonio, sometidos a Kim Jong-un y dispuestos para la guerra. Satanás está impaciente, seguro de la realización inmediata de la Última Batalla Mundial, de ahí su retórica “sobreexcitada y belicosa”. Por eso Kim Jong-un arremete contra EEUU y sus vecinos del Sur, contra ejércitos mucho más fuertes, que pueden hacerlo desaparecer de la faz de la Tierra. El mundo duda, cree que los misiles norcoreanos no tienen la capacidad de alcanzar el objetivo marcado. De todas formas Corea de Norte no es el objetivo de EEUU, Gran Bretaña e Israel que tienen en su punto de mira a Irán y, todo ello, por los recursos del oro negro que posee el país.

Corea del Norte forma parte del ejército de Gog, de la otra parte del mundo que Jesucristo está forzando a la invasión, de ahí su provocación. Detrás de los planes de los hombres, están los de Dios. El mundo no sabe que este proceso concluirá en el conflicto armado anunciado en la Biblia para el fin del mundo. La Última Gran Batalla que van a librar los hombres es “Harmaguedón”. La Tierra está dividida en dos, para luchar unos contra otros. Por un lado tenemos EEUU, Europa, Israel… y por el otro Rusia, China, Corea del Norte, Irán, Egipto, Libia, Irak… estos últimos son los que vendrán: “Después de muchos años… del extremo norte, tú y pueblos numerosos contigo… Subirás contra mi pueblo Israel como un nublado que recubre la tierra. Será el fin de los días; yo te haré venir entonces contra mi tierra para que las naciones me conozcan, cuando yo manifieste mi santidad a sus ojos, a costa tuya, Gog.” (Ez. 38, 8- 16). Por orden de Dios, Ezequiel anuncia esta profecía para el fin del mundo y muestra a Gog como un ejército numeroso y fiero preparado para la guerra hacia tierras cristianas, la tierra del Señor. Gog es el tipo de conquistador bárbaro que, ahora que es el fin del mundo, traerá las últimas tribulaciones a los cristianos y judíos de nuestro tiempo. Al Qaeda y todas las ramas del Islam radical han puesto a los cristianos en su punto de mira.

“El Mensaje de Dios” presenta una exposición de futuro en la cual desembocará el curso de los acontecimientos en el Sahel. De África vendrá el cataclismo, los ejércitos de Gog se congregarán en África. Los primeros en llegar han sido los grupos islamistas reagrupados en el norte de Malí, Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI), el Movimiento para la Unidad de la Yihad en África Occidental (MUYAO). La primera misión es realizar la devastación de España y Portugal y, después, seguir por toda Europa. Los ejércitos de Satán llevan consigo la ‘sharia’ como fuente de derecho. Aplican la Saharía (código de conducta islámico) de una forma radical. La doctrina del diablo gobierna todos los aspectos de la vida de los musulmanes y se ejecuta sin contemplaciones. Sunníes y Chiíes odian por igual al infiel no-musulmán, y sabemos por sus continuas declaraciones que ambos están dispuestos y deseosos que llegue el momento del ataque a los infieles occidentales. El parlamentario sirio Ahmad Shlash, fiel admirador de Assad y Nasrallah, declaraba el 28 mayo de 2013 ante la televisión que “No excluyo la posibilidad de que los hombres de Alá, recuperen Al Andalus uno de estos días”. Al Qaeda tendrá pronto, muy pronto a incondicionales ejércitos de apoyo que han de librar unidos la Última Batalla Mundial.

Las zonas de África en situación de inestabilidad preocupan, por el avance de islamistas vinculados a Al Qaeda. “El terrorismo del Sahel puede llegar a España” sentencia el Teniente Coronel Jesús Diez Alcalde. Los gobernantes europeos saben que África es hoy un lugar de riesgo para la seguridad de Europa. Y, se combate a los rebeldes islamistas en el norte de Mali haciendo creer que es por el bien de Mali. Pero eso también es mentira, el despliegue de las tropas sólo tiene como misión la seguridad de Europa. Lo que ocurre al pueblo africano jamás ha importado y, ahora, menos que nunca. Occidente ha arrastrado a África a una sucesión de guerras, genocidios que han costado la vida a millones de víctimas, durante todos estos años no han hecho otra cosa que debilitar al pueblo africano y tomar posiciones en cada configuración política para preservar de esta manera su saqueo.

Históricamente Europa y EEUU aplican una política de presión y chantaje, sobre las naciones que no se someten, utilizando: la usurpación de territorios e infinidad de intervenciones armadas en numerosos países. Pero la forma más utilizada ha sido el golpe de estado y el chantaje económico, creando en los países situaciones de anarquía, utilizando para ello a los sectores más radicales y crueles de cada nación. EEUU ha colocado como presidente de las naciones que ha manipulado a las personas más odiadas y temidas por la población. La influencia de EEUU en el mundo se debe al soborno y a la maniobra que ejecuta a gobiernos extranjeros.

Después de la manipulación y el espolio que ha llevado a cabo Occidente en África, hay en algunos lugares una violencia sobrenatural. Una mujer contaba que cuando invadieron el Congo los Hutus la violaron y le cortaron las manos. Se desangraba pero nadie le ayudaba: “en aquellos momentos el horror era tal que cada uno intentaba salvar su propia vida”. Las historias que se cuentan de África estremecen. El Congo es muy rico en recursos naturales, pero la mayoría de sus habitantes han vivido con menos de un dólar al día, casi un tercio de la población ha muerto de hambre. En el Congo son pobres porque han sido y siguen siendo explotadas y saqueadas sus riquezas naturales. El Señor Nuestro Dios ha llenado de riquezas las tierras de África y Oriente y lo ha hecho intencionadamente. Los cristianos se han mostrado así mismos como hijos del diablo. Gracias a Oriente, Occidente ha sido rico. EEUU, Europa e Israel establecen el imperio romano de nuestro tiempo y alcanzan la misma prosperidad sin precedentes que obtuvo Roma en su imperio.

La inmigración clandestina es el fenómeno más significativo del siglo XXI. Se trata de la huida de millones de seres humanos, generando una situación que puede ser comparada con el “éxodo bíblico”, cuando los israelíes huían del país de la esclavitud, un problema de tal magnitud que impresiona. Los inmigrantes huyen de situaciones en las que sus vidas corren mucho peligro, huyen de una violencia y una miseria extrema. El mar Mediterráneo se ha convertido en la necrópolis que alberga la mayoría de las victimas mortales. Las fronteras exteriores de Europa están colapsadas de inmigrantes, con un aumento del 149% en lo que va de año. Todos quieren llegar a la Unión Europea y ser miembro de ellaSe quedan cortos cuando hablan de la huida atemorizada de 60 millones de personas en todo el mundo. La Unión Europea, en una cumbre de urgencia convocada en abril, se comprometió a reforzar las patrullas marítimas que vigilan el tráfico de inmigrantes. La noticia llenaba de temor, pensábamos que podrían incluso recibir la orden de hundir los barcos de los inmigrantes en alta mar.

El Señor exige sufrir por los que sufren y llorar por los que lloran y esa es nuestra reacción cuando vemos en los medios de información las imágenes de los inmigrantes que proceden de Afganistán, Irak, Siria, Palestina, África… Y nos ponemos en su lugar, huyendo de nuestro país con una maleta, un fardo o solo con lo puesto. “La caridad resumen de la Ley.” (Rm. 13, 8). La caridad, es un sentimiento que llevan dentro los seres humanos que actúan por amor. La situación que han generado los gobiernos occidentales en el mundo árabe y africano es terrorífica. ¿Y de este drama humano no ha de tomar cuenta Dios? No será posible reírse de Dios que exige de su pueblo un comportamiento intachable.

Nuestro mundo cosmopolita es ideal para ocultar todo tipo de corrupción, crímenes, violencia y pecado. En Occidente hay una mezcla de culturas de tal magnitud acorde al fin de esta forma de vida, igual pasó en la Antigua Roma al final de su Imperio. Roma se enriquecía en su dominio por el mundo, causando estragos, saqueando, arruinando y desestabilizando naciones. Al final de su Imperio Roma ofrecía una vida de lujo y placer, y la inmigración se agolpaba en sus fronteras sin control. Ser ciudadano de un Estado gobernado por Roma era el sueño. Hace 2000 años fue predicho por San Juan que Roma volvería a la escena mundial. El Imperio Romano de aquellos tiempos es Occidente y el emperador, el Presidente de los Estados Unidos y en sus tierras está pasando lo mismo.

EEUU dice querer acabar con los terroristas islámicos en Irak, pero es mentira. EEUU no ha terminado ya de manera radical con esos ejércitos porque no quiere. Material bélico no le falta para llevarlo a cabo. El día 11 del 10 de 2014, en la ONU, se anunciaba el temor de una masacre en Siria. “La situación de Kobani nos preocupa enormemente” decía Ban Ki-moon. ¿Cómo es posible que diga eso, sabiendo lo que está pasando en Irak? El ISIS consigue en Siria e Irak justamente lo que EEUU, Gran Bretaña e Israel quieren. Por ese motivo los bombardeos de los EEUU sobre las posiciones extremistas, resultan insuficientes para impedir el avance del Estado Islámico. Simplemente los están dejando avanzar y ocupar más y más territorios en Irak. EEUU quiere conseguir lo que durante años persigue, llevar al pueblo de Irak a una situación de desamparo total, para después someterlo a su antojo y poder despojarlo de sus recursos naturales. Cuando sea el momento oportuno, EEUU acabará, en un abrir y cerrar de ojos, con el Estado Islámico en Siria e Irak.

Todo lo que esta pasando en Afganistán, Irak, Libia, Siria y África es el resultado de décadas de manipulación y extorsión. EEUU y Europa se las ingenia para hacer explotar las estructuras militares o derrocar los gobiernos de los países que tienen en su punto de mira. Bob Bowman, un Coronel retirado de las Fuerzas Aéreas estadounidenses desvela que la guerra con el mundo árabe, fue planificada antes de que George Bush se convirtiera en presidente. En las reuniones de alto nivel ya decían a los militares: “Debemos ocupar Irak permanentemente para dominar Irán, Siria, Arabia Saudita y las repúblicas rusas sureñas alrededor del Mar Caspio. Debemos controlar el Oriente Medio entero y todo su petróleo. Pero sabían que los ciudadanos americanos no lo aceptaríamos y así lo señalan en los documentos; y añadían a menos que ocurra un Pearl Har bour. Pues el 11S proporciono eso y nos han mentido, no sólo sobre la guerra sino también sobre el propio 11S. Ignoraron las advertencias, y más aún, tenemos evidencias crecientes de que, como mínimo, imposibilitaron que los aviones fueran interceptados”.

Bob Bowman, se ha convertido en un informador de élite, en testigo de credibilidad máxima y en personaje de excepción. Representan la objetividad de una observación que es decisiva entorno al fenómeno del 11S, tiene unas facultades psíquicas y físicas que le hace ser creíble. El coronel dice: “No nos han dicho la verdad, la guerra de Irak no tiene nada que ver con la seguridad nacional, o la libertad, o la democracia, o los derechos humanos, o proteger a nuestros aliados, o las armas de destrucción masiva o derrotar al terrorismo, o desarmar Irak. Tiene que ver con el dinero, con el petróleo, y con el poder imperial puro y duro. Y esta basado totalmente en mentiras. Quienes forzaron la guerra en un mundo que no la querían son culpables de la violación de la constitución de los EEUU, de la Carta de la ONU, de los principios de Nuremberg, y de la Ley Internacional, lo que han hecho es ilegal, inmoral, inconstitucional, y traición”. Han engañado al mundo, dando a la mentira apariencia de verdad.

Tenemos otro informador de élite, que habla del avión que supuestamente se había estrellado contra el Pentágono, la teoría que da el gobierno es imposible señalaba el capitán Russ Wittemberg, piloto con 30 años de experiencia en la fuerza Aérea de EEUU. El Capitán ha estado presente en muchos accidentes cuando estuvo en la aviación y nunca ha visto uno donde hubiera rastro alguno del avión accidentado. Aquí tenemos en el que no hay indicios, ninguna prueba cero. Adonde se fue el avión se desintegro contra la fachada si así fuese en el lugar del desastre habría esparcidos diferentes partes del avión cosas como los motores, frenos de aterrizaje, las ruedas son muy difíciles de de destruir porque están hechos de materiales muy resistentes. Los motores están construidos con titanio y acero material que no se funde ni a 3000 grados. En las Torres si que se veía el agujero que el avión había dejado al estrellarse. Las versiones sobre la catástrofe del avión que se estrello contra el Pentágono son una tomadura de pelo para los expertos. “Miras y ves un agujero de cinco metros de diámetro para un avión que que tiene más de 38 metros de anchura y trece metros y medio de altura”. “El boings 757 de America Uerlains, que un avión de estas dimensiones haya desaparecido en un agujero de 5 metros es imposible”. En la Torre Norte se pudo ver la silueta de la aeronave estrellada y los 25 grados del ángulo.

Otro informador de élite, es el General Albert Stubblebine una de las tareas en el ejercito fue interpretar imágenes científicas y técnicas de inteligencia durante la guerra fría. Él media la dimensión de los aparatos soviéticos a partir de una fotografía. “Ahora miro el agujero del Pentágono y miro el avión que se supone que ha chocado contra el pentágono y el avión no cabe en ese agujero. Los dos motores, las alas, donde fueron a parar, la parte más salida son los motores hechos de titanio y acero que ni siquiera se derrite a los 3000 grados. Nunca se había visto antes un accidente de avión donde no hubiera rastro del avión accidentado. Entonces, que se estrello verdaderamente contra el Pentágono ¿Qué fue lo que impactó? ¿Dónde está? ¿Qué esta pasando?” Todos creen que el avión que se estrello contra el Pentágono era un avión militar, un caza guiado por control remoto.

Sobre el atentado del Pentágono los expertos dicen: Sólo un caza ha sido diseñado para hacer esas acrobacias. Lo absurdo es la altura a la que volaba este avión, una altura de unos seis metros es imposible. La historia de cómo el avión se estrello en el Pentágono no tiene credibilidad. ¿Y como logro este piloto violar el espacio aéreo del lugar más protegido del mundo? El Pentágono dispone de una respuesta militar inmediata. Es una zona totalmente inaccesible, es el edificio más protegido del mundo. Ese avión tubo que ser un avión militar porque solo un avión militar podía acercarse al Pentágono sin ser derribado. Los aviones que no tienen emisora militar son intrusos y si se acercan al Pentágono son abatidos.

Hay testigos que dicen que el FBI fue inmediatamente al lugar y confiscaron las cintas de vigilancia de todo alrededor del Pentágono, del parque del Pentágono y de todo alrededor, de edificios y hoteles cercanos donde hubiera vídeo vigilancia en toda la zona.

Según las leyes de la física los edificios de las Torres Gemelas no pudieron desplomarse sin ayuda de una bomba. La velocidad del desplome fue una velocidad antinatural dicen los expertos, imposible que fuera tan rápida como si no hubiera nada que lo impidiera y debajo había una estructura de hierro. El desplome de las Torres fue espontaneo a la velocidad de caída libre, igual que las demoliciones que se ven en la televisión hechas con explosivos. Los expertos insisten que aquellos edificios no pudieron desplomarse sin ayuda de alguna bomba. Un experto en demoliciones dijo que lo que ocurrió con aquel derrumbe era exactamente lo que hacen ellos, colocan explosivos y después los activan por control remoto, es lo que se llama una demolición controlada.

Bomberos y sanitarios dicen que oyeron hasta diez explosiones a nivel del suelo. Los investigadores sorprendidos por las explosiones en el interior de los edificios a nivel del suelo, en lugar de en los pisos superiores donde se había estrellado el avión, aquello eran un auténtico misterio. “Cuando las vigas se extrajeron de los escombros había una parte de ellas que se había derretido, totalmente inexplicable porque las temperaturas alcanzadas por el fuego no sobrepasaron como máximo los 800 grados, para fundir una viga de acero se deben alcanzar temperaturas de alrededor de 1600 grados como puede ser esto. Los expertos detectaron la presencia de elementos que no tenían que haber estado y señalaron que la temperatura sube en pocos segundos a más de mil grados con el uso de termita material que podría haber causado la fusión de las vigas de acero. La presencia de partículas de metal en el polvo del derrumbe de las Torres tendría la explicación del derrumbe. Termita más azufre y nitrato son sustancias que juntas permiten cortar más rápidamente el acero”.

Robert Bowman “Si un avión se desvía de su rumbo o se pierde el contacto por radio o su emisora de radar no funciona cada vez que se produce algunas de estas tres circunstancias el avión debe ser interceptado. En el 11-S se dieron estos tres supuestos y sin embargo ningún avión fue interceptado los aviones volaron entre 20 y 90 minutos sin ser interceptados. Los operadores de vuelo están en contacto directo con los colegas de la defensa aérea estadounidense, por medio de conexiones directas efectuadas a través de una pantalla táctil, al pulsar una sola tecla. El operador de la defensa responde inmediatamente y en un tiempo récord unos dos o tres segundos la información puede ser comunicada. Robert Bowman se pregunta “¿Entonces porque los cuatro aviones no fueron interceptados y derribados? Los Caza pueden alcanzar en 6 minutos 10 como máximo cualquier avión de pasajeros. Los Caza vuelan mucho más rápido que un avión de pasajeros, aunque hubieran despegado con retraso los habrían alcanzado fácilmente antes de que se estallaran. Los Caza pueden alcanzar una velocidad máxima sobrepasando 2 veces la velocidad del sonido, aproximadamente 2400 Km/h. ¿Porque los caza no actuaron rápidamente cuando los aviones fueron secuestrados? ¿Porque los cuatro aviones no fueron interceptados y derribados?”

Robin Hordon controlador aéreo dice que desde los años 1970 había en su país dos protocolos para el despegue de los Caza, uno rapidísimo e inmediato como requiere la situación tras un secuestro de avión y otro lento que pide cautela para evitar que los secuestradores perciban. Los dos protocolos se mantuvieron vigentes hasta 2001 tres meses antes del 11-S, en junio de 2001 Ronal Ramsfeld y el Pentágono cambiaron los procedimientos y de uno rápido y otro lento se pasó a un protocolo lento. Por eso el día del 11S, cuando los controladores aéreos llamaron al Pentágono dado que sólo había un protocolo lento, nadie contesto al teléfono. Y, además, el máximo responsable de la Defensa de la Nación, Ronal Ramsfeld estaba ilocalizable, hasta después de los atentados no dio señales de vida.

El día 12 de septiembre, después de los atentados se cambiaron de nuevo los protocolos y se volvió al primer protocolo, al rápido, al de antes y es el que hoy esta en vigor. Y lo más impresionante es que ni el Secretario de Defensa Ronal Rumsfel ni el Jefe de Aviación civil ni el de defensa fueron castigados o destituidos al contrario todos los responsables de aquel día nefasto fueron ascendidos a rango superior.

Con Israel, EEUU, Gran Bretaña y Europa, ha resurgido el Imperio Romano y con la OTAN, el ejército de Carlomagno que ha pisoteado y triturado la Tierra. “EEUU no lucha en solitario” ha dicho Obama refiriéndose a sus aliados europeos. La mentira es el gran signo de este tiempo, se trabaja por la paz y el tiempo es de guerra.

Europa será traicionada por los judíos que atacarán por sorpresa, a Irán. Destruida Siria le toca a Irán. Europa y también el mismo Israel se verán sumidos en la desolación, conocerán el exterminio a gran escala. El espantoso atentado será la gota que llenará el vaso de la ira de Dios. Europa ha llevado a cavo una alianza insensata con EEUU, Gran Bretaña e Israel, afincando a los Judíos en tierras Palestina. Jesucristo, el Hijo de Dios, se encargará de que el castigo a Europa, la Anticristo, pagana y pecadora, se ejecute sin contemplaciones. Satanás sabe que tiene los días contados y, en breve, se volverá contra sus propios aliados Anticristo europeos, contra él mismo. Así conseguirá hacer el mayor daño posible y nadie podrá impedirlo. Europa e Israel serán atacados por un ejército con millones de hombres poseídos por Satanás, llenos de la misma energía que los Anticristo occidentales han utilizado contra su prójimo, la energía extraordinaria del diablo, la de odio; de ahí las posesiones: asesinos, violadores, maltratadores, suicidas, pederastas, pirómanos… Todo el mal que hay a nuestro alrededor ha sido generado por la sociedad.

Israel está blindado por armas que no quieren que otros países tengan. Armas tecnológicas, nucleares, bacteriológicas… y, además, es el país que ordena en la nación de EEUU. Israel se siente seguro, no sabe que toda la tecnología mundial quedará inutilizada, por la tormenta solar anunciada por el Profeta Jeremias. En un abrir y cerrar de ojos los israelíes pasarán de cazadores a cazados, por el mal que han generado en los países vecinos. Las leyes con las que Dios ha creado el universo y rigen su funcionamiento son circulares y, se cumplen, infaliblemente a rajatabla. La vida es energía, la energía no se crea ni se destruye, solo se transforma. Se transforma en energía en movimiento cuando los seres humanos la utilizan. El amor o el odio activan los pensamientos, las palabras, las acciones… son energías que están en reposo y el ser humano las activa cuando interactúa con su prójimo. En la vida todo lo que hacemos tiene por ley un efecto boomerang, circular. Cada pensamiento que proyectemos, cada sentimiento que alberguemos y cada acción que ejecutemos tienen una fecha exacta para volver a nosotros. No importa si son buenos o malos, éstos no pueden permanecer fuera de quien los ha creado y por ley regresarán a su lugar de origen. Ahora sólo queda esperar el desenlace final, la voluntad de Dios se ejecutara por encima de toda perversidad humana.

En esta vida todo lo que hacemos tiene por ley un efecto boomerang, circular. Los gobernantes occidentales y casi el cien por cien de los ciudadanos han utilizado y siguen utilizando la energía de Satanás para desenvolverse en la vida: en la familia, en el colegio, en el trabajo, en la política… la energía de odio una vez que ha hecho su recorrido y efecto  tiene que volver al sitio de procedencia. Israel y Europa se castigarán a si mismo ahora en la Parusia cuando reciban los resultados de sus actos. Satanás se realizará por completo con el efecto boomerang, volviéndose contra sí mismo (contra Europa e Israel) conseguirá un sufrimiento y una muerte sobre abundante. Asistiremos a la consumación del reinado de Satanás en la tierra. Jesucristo sentencia: “Y si Satanás se ha alzado contra sí mismo y está dividido, no puede subsistir, pues ha llegado a su fin.” (Mc. 3, 26). El mal se devorará a sí mismo.

Como ha sido anunciado desde el principio en la “Última Profecía II”, todo está controlado, Israel junto a EEUU y Gran Bretaña han planeado reducir a escala a la población mundial y diezmar a Europa. La elección a Presidente de EEUU tendrá lugar el 8 de Noviembre de 2016. Es obvio que el atentado anunciado tiene que ejecutarse antes de que el Presidente Obama acabe su mandato. Obama es el hombre de color que aparece en los acontecimientos referentes al fin del mundo. Con el ataque programado los europeos se verán sumidos en la desolación, conocerán el exterminio a gran escala.

Occidente se ha enriquecido controlando y saqueando a otros pueblos, el mundo ha tenido en sus manos. La coalición de EEUU y la OTAN forman es el ejército más asesino y poderoso de nuestro tiempo, ha paralizado a la gente de miedo. EE.UU. se empobrece con sus guerras por el mundo, Occidente ha hecho como hizo Roma al final de su Imperio, ha llevado a cabo la guerra a miles de kilómetros de sus fronteras. Europa e Israel han vivido bajo la protección de los Estados Unidos, en tierras donde cuyos habitantes han habitado “Todos en seguridad.” (Ez. 38, 8). Ezequiel hablaba para un futuro lejano, profetiza nuestro tiempo y describe cómo la intervención de Dios será implacable. El ataque contra el sistema religioso de nuestro tiempo, se llevará a cabo cuando Occidente ataque un país de Oriente, entonces comenzará la gran tribulación contra la religión falsa. Ezequiel queda inmóvil por lo que ve: “¡Ah, Señor Yahvé!, ¡vas a exterminar a todo el esto de Israel, derramando tu furor contra Jerusalén?” (Ez. 9, 8). Europa e Israel recogerán lo sembrado. “Toda acción provoca una reacción igual y en sentido opuesto”, decía Newton. Dios ha puesto leyes en la Tierra para que se cumplan:

“¡Ay, tú que saqueas, y no has sido saqueado, que despojas, y no has sido despojado! En terminando tú de saquear, serás saqueado; así acabes de despojar, serás despojado.” (Is. 33, 1).

EEUU tiene ganas de guerra, con su comportamiento provocativo busca un conflicto nuclear, de ahí la expansión de antimisiles nucleares. Y para la ventaja en dicho conflicto se ha desplazado a las fronteras con Rusia. Rusia no soporta ver a EEUU en Ucrania. Putin ha dicho: “Rusia tiene que reaccionar a la aproximación de lo OTAN a sus fronteras.” EEUU ha llevado a cabo la instalación de sistemas, escudos y piezas antimisiles por toda la Tierra. Y la otra parte del mundo Rusia, China y países aliados a éstos se sienten amenazados, obligados apresuradamente a modernizar sus ejércitos e industrias de defensa. Por la tecnología y las armas que tienen en su poder Occidente y Oriente creen que van a ganar la guerra. Y de la noche a la mañana estamos pasando de un escenario de “Paz y Seguridad” a otro muy distinto, de guerra mundial. Jesucristo comunicaba a los Apóstoles el paradigma mundial, más inmediato al fin de la Historia de nuestro mundo, en donde la Parusía ya tendría lugar: “Nación contra nación y reino contra reino.” (Mt. 24, 7). Israel en EEUU ha trabajado durante todos estos años desde el misterio y, ahora, llegado el tiempo de la manifestación final lo hace a luz del día. Ya no es posible engañar al mundo y los ciudadanos sobrecogidos, verán con sus propios ojos, los preparativos de la Última Batalla Mundial.

“Sin duda alguna, un día Rusia atacará a Israel, lo dice la Torá”. Benjamín Netanyahu, Primer Ministro de Israel. Ha llegado la hora, Israel y Europa serán sitiados y ocupados por el ejército de Gog, que levantará su altar. “Cuando veáis a Jerusalén cercada por ejércitos, sabed entonces que se acerca su desolación”. (Lc. 21, 20- 23). Ya sabemos que cuando las Sagradas Escrituras hablan de Jerusalén no sólo se refieren a la Ciudad de Jerusalén también a Europa. Islámicos y comunistas se apoderarán del mundo cristiano y será casi imposible practicar la religión. El ritual de la Sagrada Eucaristía será suprimido, iglesias y templos destruidos: “En un solo día llegarán sus plagas: peste, llanto y hambre, y será consumida por el fuego. Porque poderoso es el Señor Dios que la ha condenado.” (Ap. 18, 4- 8). El Vaticano será borrado de la faz de la Tierra. Durante éste tiempo los Anticristo pagarán con su vida por su inmoralidad y maldad y por haber difamado a Dios: católicos, ortodoxos, judíos, protestantes…, ateos, agnósticos y gente de toda condición que hayan vivido al margen de Dios, están sentenciados a una muerte inmediata. Rusia, China y el mundo árabe y todos sus ejércitos aliados se impondrán sobre todas las naciones y, muy especialmente sobre Europa. El ejército de Gog izará sus banderas en Europa, incluso sobre la cúpula de San Pedro: la tricolor de Rusia, la roja de China, la negra de Al Qaeda… El Vaticano será rodeado por hombres sanguinarios y crueles.

Los ejércitos de Gog son el instrumento que utilizará la justicia de Dios durante el Final de la Tercera Guerra Mundial. Satanás cantará su victoria, pero por poco tiempo. “Hasta que la ruina decretada recaiga sobre el destructor.” ( Dn. 9, 27). Los occidentales serán atacados por un ejército con millones de hombres poseídos por el diablo, con la misma energía que los occidentales Anticristo han utilizado, la energía extraordinaria del diablo, la de odio. Después de terminar con Europa y con Israel estos ejércitos volverán a reunirse en Armaguedón, para celebrar el triunfo. Armaguedón sirve como símbolo de la victoria del mundo islámico y de los países aliados a ése mundo. La Biblia anticipa que veremos a Jerusalén y a toda Europa en poder de rusos, chinos, islámicos… Hasta aquí, Gog ha sido instrumento de Yahvé. Los ejércitos de Gog han cumplido el mandato del Señor y, ahora, es cuando Jesús se volverá contra ellos, para infligirles una terrible derrota: “Así dice el Señor Yahvé: ‘Aquí estoy contra ti, Gog, príncipe supremo de Mésec y Túbal… Romperé tu arco en tu mano izquierda y haré caer tus flechas en tu mano derecha.” (Ez. 39, 1…). Ezequiel expone rotundamente los hechos, indistintamente donde se encuentren estos ejércitos de Oriente Jesucristo mismo acabará con ellos: “Y todas las aves se hartaron de sus carnes.” (Ap. 19, 21).El Señor Nuestro Dios tiene preparado para el mundo un castigo a gran escala.

Nos encontramos en ese periodo que precede al fin de los tiempos. Ezequiel 40- 48, presenta un plan detallado de la reconstrucción del reinado de Dios en la Tierra, y su presencia permanente. El profeta se inspira en el pasado y se esfuerza en adaptarlo a nuestros días, para anunciar la purificación del mundo y, por consiguiente, el castigo anunciado. Europa e Israel serán los primeros en caer: “Por haberme sido infieles yo les oculté mi rostro y los entregué en manos de sus enemigos, y cayeron todos a espada. Los traté como merecían sus impurezas y sus crímenes, y les oculté mi rostro.” (Ez. 39, 23- 29). La mente humana se estremecerá del infierno desatado en la Tierra con el Final de la Tercera Guerra Mundial.

Ha llegado el fin de sistemas corruptos y perversos para dar paso al gobierno de Justicia y Equidad. Isaías tuvo la visión que le informaba de la intervención fulgurante de Yahvé. El Profeta vaticina una situación en la que los hombres: Forjarán de sus espadas azadones, y de sus lanzas podaderas. No levantará espada nación contra nación, ni se ejercitarán más en la guerra.” (Is. 2, 1- 4). Históricamente esta profecía no se ha cumplido, pero se cumplirá de inmediato. Después del último enfrentamiento profetizado entre la Media Luna y la Cruz, Jesucristo llevará a cabo el inicio de la Paz Perpetua. El Profeta Isaías describe el Reino de Dios en la Tierra, a la civilización del amor y la paz. El Profeta habla de una vida nueva donde el odio habrá desaparecido y no habrá muerte “Ni llanto ni gritos ni fatigas, porque el mundo viejo ha pasado” (Ap 21,4).

De todas las ciudades del mundo, Jerusalén es la tierra que más problemas ha tenido en el pasado y a la que se le presenta un futuro inmediato aterrador. Tierra Santa y sus tres religiones son incapaces de encontrar la paz. Judíos, musulmanes y cristianos luchan por la Ciudad Santa. El Final Catastrófico de la Tercera Guerra Mundial es provocado por la disputa de Jerusalén, entre Gog (Oriente) y Israel (Occidente) como ha sido anunciado desde el principio en la “Última Profecía II”. En Jerusalén los Judíos tienen el lugar de los grandes templos de Herodes y Salomón, los musulmanes la tierra donde Mahoma ascendió al cielo y los cristianos la tierra donde crucificaron al Mesías, el lugar elegido de Dios para establecer su reinado en la Tierra. Jerusalén es el centro de la soberanía de Yahvé y de la Paz sin fin: “Pues de Sión saldrá la Ley, y de Jerusalén la palabra de Yahvé. Juzgará entre las gentes, será árbitro de pueblos numerosos.” (Is. 2, 3). Jesucristo, el Hijo de Dios, gobernará el mundo.

A los ojos de Isaías surge, deslumbradora, la ciudad de Jerusalén, sede de la soberanía de Yahvé, ocupando el primer lugar entre todos los pueblos. Durante el gran terremoto que ha de venir, el monte donde se asienta la Ciudad Santa será elevado sobre las cimas de las demás montañas del resto del mundo, resaltando más, mucho más que ahora la ascendencia religiosa y moral que ha de tener la nueva Jerusalén. Esta preeminencia de la Ciudad Santa la constituye en la primera ciudad del universo, el lugar donde se asienta el Gobierno de la Justicia y de la Equidad. Jerusalén es la ciudad escogida como árbitro entre los pueblos, la capital religiosa y espiritual del mundo nuevo. No harán falta nunca más los instrumentos de guerra, en esta Era de Paz Perpetua se convertirán en medios de trabajos pacíficos, como la labranza y la recolección de las cosechas.

Las profecías bíblicas describen a las personas, a las naciones y los acontecimientos relacionados con la gran tribulación. El tiempo que estamos viviendo es una experiencia fácil de contrastar con las Sagradas Escrituras. El Apocalipsis es un manifiesto contra los horrores del imperio romano de nuestro tiempo, va contra Europa, Israel y EEUU. El Señor Nuestro Dios denuncia públicamente la responsabilidad de los gobernantes occidentales por los crímenes cometidos:

“Porque hay en mi pueblo malhechores: preparan la red, como paranceros montan celada: ¿y qué atrapan¿ ¡hombres! Como jaula llena de aves, así están sus casas llenas de fraudes. Así se engrandecieron y enriquecieron, engordaron, se alustraron, a favor de delinquir. La casa del huérfano no juzgaban y el derecho de los pobres no sentenciaban. ¿Y de esto no pediré cuentas? –oráculo de Yahvé- De una nación así no voy a vengarme? (Jr. 5, 29). La desgracia acabará con los Estados que han hecho posible esta situación mundial.

Jesucristo ya está cansado y quiere acabar de forma radical con esa parte de la humanidad que se hace llamar cristiana. Relacionar a Dios con las guerras de Afganistán, Irak, Libia… es una falsedad y un atentado contra Dios, una forma, de encubrir y justificar falsos dogmas, para imponer el laicismo y para justificar invasiones a países, imponer “democracias”… Nos encontramos en una situación contraria al ideal de la guerra santa en la que Yahvé lucha con su pueblo, contra sus enemigos. “¡Declaradle la guerra santa! (Jr. 6, 4), dice el Señor, alentando a la otra parte del mundo a la invasión. Yahvé ha abandonado el campamento de Israel a (judíos y cristianos), a quien ha decidido castigar. No es posible reierse de Dios que exige de su pueblo un comportamiento intachable.

El Primer Jinete del Apocalipsis: “Miré y había un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; se le dio una corona, y salió como vencedor y para seguir venciendo”. (Ap. 6, 2); muestra a Jesucristo dispuesto a ejecutar el triunfo de La Palabra de Dios. El Señor Nuestro Dios advierte a los hombres: “Como descienden la lluvia y la nieve de los cielos y no vuelven allá, sino que empapan la tierra, la fecundan y la hacen germinar, para que dé simiente al sembrador y pan para comer, así será mi palabra, la que salga de mi boca, que no tornará a mí de vació, sin que haya realizado lo que me plugo y haya cumplido aquello a que la envié.” (Is. 55, 10- 11). Las Sagradas Escrituras exponen que La Palabra de Dios es lo que sustenta todo lo que existe, ninguna Palabra de Dios se encuentra sin el poder de cumplirse. Todas las predicciones de la Biblia que no se han cumplido se cumplirán. Jesucristo, aunque no se vea está dominando el mundo, Él es el que está infundiendo en el pensamiento de los hombres de las naciones paganas, el acabar con el falso cristianismo.

“Y los hijos de tu pueblo dicen: ‘No es justo el proceder del Señor.’ El proceder de ellos es el que no es justo. Cuando el justo se aparta de su justicia para cometer injusticia, muere por ello. Y cuando el malvado se aparta de su maldad y observa el derecho y la justicia, vive por ello. Y vosotros decís: ‘No es justo el proceder del Señor. ’Yo os juzgaré, a cada uno según su conducta, casa de Israel.” (Ez. 33, 17).

Con la intervención de Dios la maldad desaparecerá de la faz de la Tierra. Después del castigo de Dios al mundo, un silencio impresionante y todo habrá terminado, sólo hay que esperar que pasen los cuarenta y cinco días anunciados por Daniel para ver a Jesucristo: “Desde el momento en que se suprima el sacrificio permanente y se instale el ídolo maldito pasarán mil doscientos noventa días.” (Dn. 12, 11) Éste tiempo anunciado por Daniel pertenece al final catastrófico de la Tercera Guerra Mundial, que desde la caída de la Torres Gemelas estamos viviendo. Una vez terminada la Última Batalla Mundial hay que vivir con más fe que nunca. El Señor dice: “Dichoso el que sepa esperar y alcance los mil trescientos treinta y cinco días.” (Dn. 12, 11- 12). Después de la muerte de los Anticristos hay que pasar un corto período de tiempo en el que Dios difiere, que Jesús se haga presente, en cuerpo y espíritu para probar por última vez la paciencia de sus fieles seguidores.

Ahora en el fin de los tiempos, los verdaderos seguidores de Jesucristo esperamos del Señor lo prometido y estamos dispuestos a darle la bienvenida. Al Señor le “rodearan los que escapen a la Cólera.”(Sal. 76, 11). Después del castigo, árabes, judíos y cristianos tendrán los mismos privilegios, ya no habrá diferencias, todo el que ha amado a su prójimo será bien acogido en el reino de los cielos.

Dejar una respuesta