:: El fin de esta forma de vida impresiona (II)

“El Mensaje de Dios” conecta con el mundo invisible, con el más halla y con el más puro y velado futuro. Con seres inteligentes de la otra vida, originarios de la civilización del amor, un modelo de vida que nosotros no podemos ni imaginar. Impresiona que estemos rodeados de seres sobrenaturales que nos observan. Ahora que es el fin del mundo nuestra realidad se mezcla con otra muy distinta a la que hemos estado viviendo. San Miguel, San Gabriel, San Rafael, San Uriel… y otros tres arcángeles más de los que no se conoce su nombre son la gran defensa del Señor. Los arcángeles dirigen el ejército de Dios y luchan contra Satanás y los ángeles caídos y contra la gente mala cuando defienden a los verdaderos seguidores de Jesucristo que imploran ayuda. Los Arcángeles son elementos de la naturaleza, los enviados de Dios a la Tierra. Los arcángeles son “los ojos de Yahvé, que recorren la tierra.” (Za. 4, 10). Y ahora están a las órdenes de Jesucristo (Ap 5:6)…

Increíble pero cierto la Tierra recibe visitas de los arcángeles que escudriñan la Tierra obedientes a Dios. Los avistamientos de luces potentes, misteriosas y extrañas que aparecen en el cielo son manifestaciones de lo divino. Los arcángeles están dotados de los poderes de Dios y para desplazarse a la tierra utilizan una tecnología desconocida, maravillosa e increíble. “El ovni es un prodigio técnico, viola las leyes de la física y de todas las químicas conocidas, y del espacio y del tiempo, por tanto habla de una tecnología punta que nosotros no nos atrevemos ni a soñar” afirmaba Fermín Bouza Catedrático de sociología. Las naves se alzan y en un abrir y cerrar de ojos desaparecen en el espacio mostrando la omnisciencia de Dios. El Señor Nuestro Dios es la perfecta armonía entre ciencia y espíritu, entre ciencia y moral, despliega técnicas para los humanos inimaginables sin perjudicar al mundo. El Señor Nuestro Dios muestra el modelo perfecto de la excelencia científica y como un rayo aparece y desaparece en el espacio, plegando el universo y utilizando sendas desconocidas por los humanos. Caminos y vías misteriosas que sólo Él sabe abrirse. El mundo es propiedad de Dios y sólo Él puede acortar a su antojo las distancias tan siderales que hay en el cosmos.

Desde 1975, los científicos buscan vida fuera de la Tierra, señales que respondan o indiquen que son de origen espacial. Incluso enviaron una señal de radio lanzada hacia el cúmulo M 13, a la constelación de Hércules, a unos 26.000 años luz. De llegar el mensaje y ser detectado, de vuelta tardaría unos 26.000 años, es decir hasta 52.000 años no llegaría a la Tierra.“Estamos muy, muy lejos de todo, pero muy lejos”, decía Telmo Fernández de Castro, astrofísico. La sonda Cassini tuvo que hacer un recorrido de 1.11 mil kilómetros, siete años para llegar a Saturno. La NASA sigue insistiendo y en el mes de noviembre de 2011, envía otra misión en busca de vida en Marte. Desplazarse a la velocidad de la luz no es la manera de hacer viajes al universo. Y los científicos buscan poder realizar una curvatura en el espacio o descubrir atajos que resolverían todos los problemas. Se habla de algo mágico y los científicos tienen teorías para llevarlo a cabo y sin necesidad de ir más deprisa que la velocidad de la luz en ningún momento. “Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es el distinguible de la magia”, señalaba Arthur C. Clarke científico. Ahora que es el fin del mundo la ciencia podría estar cerca, muy cerca de resolver misterios del universo, abriéndose camino aún mundo inédito. Sonia Fernández Vidal, física quántica contaba como Michio Kako, haciendo una reflexión la enseñaba un hormiguero con unas cuantas hormigas y cómo esas hormigas quizás no se estaban dando cuenta de que había una civilización tan avanzada como la nuestra. Justo al lado del hormiguero había una autopista circulando los coches a gran velocidad. La conclusión era que si hubiera realmente civilizaciones superiores en el universo y estuvieran haciendo una autopista alrededor nuestro tampoco nos daríamos cuenta.

La grandeza divina es incomparable: “Él está sentado sobre el orbe terrestre, cuyos habitantes son como saltamontes; él expande los cielos como un tul, y los ha desplegado como una tienda que se habita… ¿Con quien me asemejaréis y seré igualado?, dice el santo. Alzad a lo alto los ojos y ved: ¿quién ha hecho esto? El que hace salir por orden al ejército celeste, y a cada estrella  por su nombre llama. Gracias a su esfuerzo y al vigor de su energía, no falta ni una… ¿Es que no lo sabías? ¿o es que no lo has oído? Dios eterno, Yahvé, creador de la tierra hasta sus bordes, no se cansa ni se fatiga; imposible escrutar su inteligencia. Que al cansado da vigor, y al que no tiene fuerzas la energía le acrecienta.” (Is. 40, 22- 29). 

Los ovnis “tienen una forma de moverse como ninguna cosa conocida, un modo de viajar que no esta al alcance humano”. No hay palabras para describirlo, nadie se pronuncia sobre la naturaleza de estos avistamientos. Los pilotos aéreos son informadores de élite, personajes de ecepción y gran prestigio social. Representan la objetividad de una observación que es decisiva entorno al fenómeno ovni, tienen unas facultades psíquicas y físicas que les hace ser creíbles. Se han convertido en testigos de credibilidad máxima por el ejército del aire encargado de investigar cada expediente X. Los expedientes donde puede leerse ovni, dan conformidad a su existencia. Al ser ignorada la naturaleza del fenómeno ovni el tema se ha mantenido en secreto. D. Jaime Demontoto, coronel de aviación hablaba de “una tecnología que los seres humanos ni la comprenden ni la dominan, el comportamiento, la aerodinámica es distinta a la de nuestros aviones. ¿Cómo es posible que una aeronave se mueva de esa manera a esas velocidades tan enormes y no haga ningún ruido en algún caso? La tecnología ovni escapa a nuestro conocimiento”. D. Fernando Cámara contaba como era desbloqueado su intento de captar a un ovni, un radar le apuntaba y siempre rompía el blocaje, se desenganchaba. El piloto se sentía acorralado, aquel artefacto le perseguía y vigilaba específicamente a él, como si fuera a dispararle. El piloto creía que una dirección de tiro le estaba apuntando. “Lo peor que puede pasar en un avión de combate es tener la sensación de que te van a disparar”, decía D. Fernando Cámara.

Los gobiernos donde se han dado los fenómenos ovnis no han podido dar ninguna información y han dicho que seguirían investigando. El fenómeno ovni ha sido manifiesto en todo el conjunto de la geografía mundial y siempre inexplicable. En el aeropuerto de Manises (Valencia) un avión con más de cien personas a bordo tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia por riesgo de colisión con un objeto volador no identificado. Unas luces rojas, cuatro puntos luminosos a unas cuatro o cinco millas del avión de pasajeros pero que rápidamente se desplazaron a unas tres millas, las luces se deslizaban con rapidez y se acercaban cada vez más. Ahora a  menos de media milla y en un instante las luces bajaron a unos tres mil pies por debajo del avión. El piloto Javier Lerdo, después del aterrizaje de emergencia contaba que había tenido casi una colisión con un objeto que no había podido identificar. Las luces se le cruzaron sondeándole de arriba debajo, derecha izquierda. El desplazamiento en el horizonte de aquellas luces era extraño, de una posición quieta pasaba a 90 grados en el horizonte, y en seguida volvía a quedarse fijo, o incluso un desplazamiento vertical también a 90 grados en el horizonte y allí se quedaba quieto eso no es una forma de moverse ninguna cosa conocida. El comandante Julián Rodríguez Bustamante contaba lo que vivió una noche cuando pilotaba un avión: “Vimos una cosa que se mueve y a parte de moverse venia hacía el avión haciéndose grande, vino inmediatamente y se hizo enorme. Un aparato sea lo que sea que viene a 8 ó 10.000 k/h y que se para de repente, la física que nosotros conocemos no esta preparada para eso”.

Hay otra vida que ha pasado desapercibida para la ciencia. La instrumentación, conceptos y metodologías que la ciencia ha desarrollado para buscar vida fuera han estado basados explícitamente en la vida de la Tierra. Los científicos no saben que existen dos universos el visible y el invisible. Esta vida visible se vive en un plano material pero hay otra dimension, una vida invisible, muy diferente a la nuestra que nos vigila.  El Señor Nuestro Dios tiene el mundo en sus manos: “Él lo ordena y el sol no resplandece, y cierra con un sello las estrellas. Él despliega los cielos sin ayuda, él aplasta la espalda al mar… Él ha hecho prodigios insondables, maravillas innumerables. Si pasa junto a mí, no lo veo, me roza y no me doy cuenta. Si sujeta una presa, ¿quién se la arrancará? ¿Quién puede decirle: “Qué haces?” (Job. 9, 7- 12). Los científicos se equivocan al buscar indicios de vida bacteriológica en otros planetas. La vida que hay fuera de la nuestra se encuentra en otra dimensión y es incomparable se trata de energías. Ismael Pérez divulgador científico: “Desde el punto vista científico no hay nada que permita poder afirmar que hemos sido visitados por otra civilización”. Partiendo de una base científica nadie puede llegar a la Tierra, no hay posibilidad de que otros seres como nosotros vengan a colonizarnos. Los científicos están ciegos, no han podido ver la otra vida que hay a nuestro alrededor. Se trata de espíritus, seres inmateriales que no se pueden ver ni tocar. Con la ciencia la balanza se ha desplomado en negativo, los científicos serán desenganchados de sus vínculos con el diablo y curados de su ignorancia obligados a volver la mirada a Dios Nuestro Señor. Mirarán la Luz y alcanzarán la Verdad cuando sea mostrado el mundo real y, todos los seres humanos gozarán de una visión verdadera. Perplejos se quedarán los científicos al contemplar una situación muy distinta a la que durante todos estos años Satanás ha mostrado.

Casi todas las comunidades tienen una serie de fuentes de agua limpia, llamadas acuíferos, aguas subterráneas que no necesitan ningún tipo de tratamiento debido a la calidad de las mismas. Aunque el agua es incolora, inodora e insípida, hay una gran diferencia entre el agua procedente de un grifo y la que se puede obtener de una fuente natural, su color, olor y sabor son incomparables. El agua de las fuentes naturales es pura y nada más comenzar a beber de ellas ya se notan sus efectos, el cuerpo pide agua, más y más, y más agua, que tanto beneficia. Y es que cuando la fuente se encuentra al lado de una ermita donde hay una imagen de Jesucristo, de la Virgen María ó de algún santo, el agua reúne cualidades ejemplares, posee propiedades divinas. Se trata de lugares sagrados se aprecia en la naturaleza que tienen, observarla de día es alucinante, territorios preciosos por todos los caminos. Zonas con historia con una parte religiosa asombrosa que es la que ha de interesar por lo que se percibe interiormente. Cuantiosa energía positiva, algo muy personal que no todos los seres humanos pueden apreciar.

Hablamos de una serie de manantiales con probadas propiedades curativas muy conocidas por las personas mayores que cuentan sus excelencias para el sistema digestivo y renal. Pero también hay otras fuentes que tienen los mismos beneficios para el cuerpo humano y la gente no lo sabe. No es necesario ir a Lourdes para encontrar una fuente de agua milagrosa. El agua embotellada es distinta, ha sido manipulada para que aguante todo el tiempo que haga falta antes de ser utilizada. El agua industrializada no se puede comparar a la que sale de un manantial y el organismo lo nota, debería haber estado prohibido comercializarla, ha sido un fraude más que ha servido para enriquecer a muchos. Ésto no quiere decir que no se deban analizar las aguas de las fuentes naturales de todos los municipios, las autoridades tienen la obligación de analizarlas y conservar su entorno natural en buen estado, haciendo prevalecer el patrimonio e historia del agua. Casi todas las fuentes tienen un origen y un pasado que el pueblo tiene derecho a conocer.

Pero las autoridades municipales se limitan a colocar carteles de “agua no potable” en aquellos lugares donde el agua no está tratada (clorada). En un pueblo de montaña, en la fuente, en esa fuente de toda la vida, había un rótulo que decía: «Agua no potable (pero muy saludable)», parece ser que había sido escrito por los que se les había encargado la inspección. Se trata de manantiales catalogados desde hace años como medicinales pero que al no estar clorados, las autoridades dicen que no son potables. Y, para evitar el consumo tradicional de las fuentes ponen un cartel de “agua no potable”, a nacimientos naturales que son el orgullo de los vecinos. Y, todo ello porque la ley obliga “según el Real Decreto140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano”. Las autoridades, han hecho creer a la gente que era para el bien de la salud, y para la prevención de las enfermedades. Todo esto es obra del Satanás no hay otra explicación posible, el diablo quiere que la gente de los pueblos no se beneficie de los recursos del cielo pierda la salud, caiga enferma, sufra mucho y se muera.

El agua de las fuentes naturales sería lo único que hay en la Tierra que no ha sido manipulada por los hombres y, por lo tanto, conservan la pureza de su origen. Se trata de fuentes en las que nuca se han registrado anomalías en el agua y aún así los vecinos la han hecho analizar. Con resultados positivos, donde se ha podido comprobar que sus valores están dentro de lo normal, sin ningún microorganismo patógeno y con todos los parámetros exigidos dentro de la legalidad vigente para ser “agua potable sin necesidad de aplicarle cloro”. Los resultados de la analítica son un ejemplo real de cómo estas aguas no tienen la necesidad de ser tratadas con cloro. Las fuentes naturales son un regalo de Dios, propiedad de los españoles para que todo el que quiera vaya a por agua. De algunas fuentes hay gente que bebe agua desde años y nunca ha tenido problemas ni ha notado, ni han sufrido nunca diarrea ni malestar estomacal ni intestinal, al contrario todos cuentan excelencias. Nos encontramos ante un milagro sobrenatural, ante una relación incuestionable entre el agua y la salud, hasta el punto de llegar a experimentar que al final la salud depende de las propiedades curativas del agua de un manantial. El poder curativo de estas aguas es un hecho asombroso. Se ha llegado a la conclusión que hay diferencias enormes entre el agua del grifo y el agua de origen natural. Esta última produce preciosas estructuras de cristales de hielo que cautivan, con una variedad impresionante de formas hexagonales. Los cristales hexagonales que  muestra el agua previamente helada, proveniente de las fuentes naturales, representa la fuerza vital de la naturaleza. La ausencia de cristales exagonales puede considerarse un indicio de que la fuerza vital ha sido puesta en peligro.

Ya sabemos que el mundo se mueve por dos energías que hay en la Tierra: amor u odio. El amor es energía positiva regenera y da vida, y el odio es energía negativa destruye y roba vida. Por eso mismo, el pensamiento las palabras y las acciones afectan a las moléculas y, también, a los seres humanos; en la Tierra todo se mueve por energías. Leyes que científicamente son desconocidas, que al fin y al cabo es el pensamiento predominante en el mundo. Masaru Emoto, ha intentado demostrar que el agua reacciona a las palabras escritas, la voz o hasta el ambiente puede cambiar la estructura molecular del agua. Los sentimientos de amor, las bendiciones y las oraciones provocan cambios en las moléculas del agua que pasan a estar en total armonía. Masaru Emoto se preguntaba si el pensamiento hace eso al agua que nos harán los pensamientos a nosotros. Sabemos que la mente humana genera energías que pueden ser positivas o negativas, según el deseo de cada ser humano hacía su prójimo. Por eso Jesús insistía en el amor porque el odio: “Es lo que contamina al hombre (Mc. 7, 14- 23), y lo aparta de la vida Eterna.

Las energías generadas han llegado a la persona a la que han ido dirigidas, para beneficiar ó alterar el curso de los acontecimientos. Pensamientos y sentimientos que han podido ser de odio o de amor. Impresionante pero cierto el ser humano ha podido ser enormemente beneficiado ó enormemente perjudicado todo ha dependido de las energías recibidas. Y, también, de si la persona estaba protegida por el poder de Dios. Para ello sólo había que dirigirse conscientemente hacia Dios, y la vida habría dejado de ser tan, tan difícil, el poder de Dios hace frente al diablo. Satanás no puede soportar el poder de Dios porque lo quema, lo inutiliza y lo desarma. Dios siempre ha estado presente para ayudar a los hombres. “Toda palabra de Dios está garantizada; él es escudo para cuantos confían en él.” (Pr. 30, 5). Hay mucha diferencia entre como es el mundo y como se ve.

Increíble pero cierto que a pesar de la pureza de muchas aguas, en los pueblos mucha gente bebe el agua clorada que el ayuntamiento prepara. Un sexto sentido interactúa en nosotros, tenemos necesidad de beber agua diaria y en cantidad y simplemente no apetece beber ni agua del grifo ni embotellada. Cuando vas por un paraje natural con lo primero que te puedes encontrar es con una fuente natural que llama poderosamente la atención y llena de alegría. Pero la alegría dura poco en la casa del pobre y el desánimo llega con el cartel identificativo al lado de la fuente advierte que el agua que mana no es potable. Esto es algo que deja fríos no sólo a los que por primera vez ven la fuente, sino a todos los usuarios habituales, que intentan por todos los medios no darle importancia y llenan envases con el cuantioso chorro que mana de la montaña. Los carteles informativos que advierten de que el agua no es potable han debido ser ignorados consecuentemente y, todos los seres humanos, han debido acudir a proveerse del tesoro de estos rústicos manantiales. Aquel geólogo tenía razón cuando decía que el agua de calidad es lo que alarga la vida. Vosotros los que os estáis informando sobre “El Mensaje de Dios”, si queréis multiplicar vuestra salud id a una fuente de agua natural de esas que tienen solera, recomendada por la gente mayor y bebed sólo de ella. Los efectos positivos en el organismo se obtienen de inmediato con las fuentes naturales que son regalo del cielo.

El agua ocupa una gran superficie de la Tierra, la consideración sagrada del agua es en todo el planeta pero muy especialmente en zonas de África e Iberoamérica. El potente recurso hídrico de algunos de estos lugares es considerado por el hombre como un misterio, una riqueza que emana de los poderes divinos, mientras la sequía ha indicado una maldición de los mismos. El agua está presente en las células del cuerpo humano y colabora en todas las funciones del organismo, el agua es vital y necesaria diariamente no sólo para mantener la salud, también la vida. El ser humano no puede estar sin beber, sin poner en peligro su vida. El cuerpo humano tiene agua en cantidad, más de la mitad del cuerpo humano es agua, el agua circula por el organismo lo mantiene y lo limpia, como el agua de la lluvia sustenta y limpia los campos. El agua es importantísima para el aporte de oxigeno “y la desidratación crónica es el estresante principal del cuerpo y la raíz de la mayor parte de las enfermedades degenerativas” afirma el Dr. Feydoom Batmanghelidy. El agua ayuda a casi todas las funciones del cuerpo humano, transportando alimentos y dando vida a las células. Lleva los nutrientes desde el intestino a la corriente sanguínea, disuelve las toxinas y las expulsa a través de los riñones, limpia de substancias tóxicas y hace funcionar los sistemas sanguíneo y linfático. El agua regula la temperatura corporal por eso la gente puede soportar climas cálidos y fríos. Y que decir de la sangre, que contiene gran cantidad de agua, los músculos, el corazón, el hígado, los riñones incluso los huesos tienen agua. Por ese motivo había que cuidar con esmero la calidad del agua que es esencial para la salud. Beber agua suficiente y pura sin haber sido manipulada por el hombre, ha sido factor clave para la salud, para mantenerse saludable y para protegerse contra una gran variedad de enfermedades.

Por el conocimiento científico de los ecosistemas, es de sobra conocido el impacto humano en la biosfera. Los verdaderos seguidores de Dios son los únicos seres inteligentes con el medio en que viven. Pero los obradores de iniquidad, los Anticristo, la inmensa mayoría y, por consiguiente, los que dominan el mundo, han conseguido la sucesión de fases de una evolución falsa del desarrollo de la Tierra. El incipiente conocimiento sobre las fuerzas del mal fue transformado en un poder manejado por los adeptos a Satanás, por grupos ancestrales que han prevalecido hasta nuestros días. La actividad de los obradores de iniquidad ha sido determinante para apuntar hacia la culminación de un proceso, en donde todo es reemplazado por la creencia de unas súper mentes y así se ha llegado a la inconsciencia universal. Esta inconsciencia universal alcanza en nuestros días la última etapa de esta forma de vida, generada por la energía liberada en el acto del pensamiento. Cuando los aliados del diablo han interconectado toda la energía negativa del pensamiento, han generado la inconsciencia universal.

Los seres humanos se hallan bajo la dependencia del diablo: “Satanás es mentiroso y padre de la mentira”. (Jn. 8, 44). Ahora todo es mentira en la Tierra, todo está sujeto al Príncipe de este mundo: “Ha llegado la hora de segar; la mies de la tierra está madura.” (Ap. 14, 15). La izquierda catalana ha dicho: “Per a 2012 pedirem l’independencia de Catalunya”. Pero los sueños de estos hombres estúpidos no se cumplirán, pues Albert Einstein predijo la fecha del fin del mundo con precisión: “Si las abejas desaparecieran del planeta, al hombre sólo le quedarían cuatro años de vida”. Hace más de tres años que las abejas empezaron a morir por millones, están desapareciendo, dicen que se ha reducido de manera alarmante el número de abejas en el mundo. “Las abejas desencadenan una cadena donde está todo conectado”. Mueren las abejas, los pájaros, los peces… los peces siguen muriendo con dimensiones cada vez más apocalípticas. El día 9 de Marzo de 2011, alrededor de un millón de sardinas aparecieron muertas flotando en un embarcadero de Redondo Beach, California. Y las ranas salen de su hábitat natural desplazándose de una forma espectacular por carreteras y pueblos. Los animales presienten el terror que se aproxima. Tendremos que felicitar a los muertos, que ya están muertos, en este tiempo los seres humanos cambiarán de rumbo y orientarán su vida para siempre hacía Jesús.

Con la Cuarta Trompeta la Tierra perderá su claridad habitual, será: “Herida la tercera  parte del sol, la tercera parte de la luna y la tercera parte de  las estrellas;… el día perdió una tercera parte de su claridad y lo mismo la noche.” (Ap. 8, 12). También la Luna se desintegrará. Y, progresivamente la Tierra ira oscureciéndose hasta quedar completamente a oscuras, llegaremos a estar 90 días sin luz, pero 90 días sin sol es imposible pues acabaría totalmente con la vida en la Tierra. El día cuatro de junio de 2013, conozco que los días de oscuridad son sólo tres días y han sido profetizados, a través de los siglos, por los elegidos de Dios, entre ellos destacamos a San Pío de Pietrelcina, María- Julie Jahanny y Anna María Taigi. Esta última predice: “Vendrá sobre la Tierra una oscuridad intensa que durará tres días y tres noches. Nada será visible y el aire estará cargado de pestilencia. Esta situación hará que los enemigos de la Religión… sean muertos”. Los días de oscuridad precederán la llegada definitiva de Jesucristo a la Tierra.

Con la explosión solar anunciada por la NASA el sol comenzará a agotar su combustible y será para la vida una época muy mala en la Tierra. El sol hace posible la vida en la Tierra ¿Qué será de los seres humanos? ¿Cómo aguantarán con vida? La llegada de Jesús a la Tierra señalada en 2013 o 2014. Sabemos el año pero el día nadie lo sabe. Para tener conocimientos sobre el día de la llegada de Jesús a la Tierra nos guiamos por las Sagradas Escrituras en ella se hallan las claves que señalan que su llegada se cerca.

El sol es una estrella pero su final “será más pacífico, se apagará poco a poco”, decía un científico el día 29 de octubre de 2011 en los informativos. Este hecho confirmaba lo anunciado desde el principio en “El Mensaje de Dios”. ¿Qué está pasando en el espacio? Se preguntan los científicos. Los físicos observan hace tiempo un comportamiento extraño del astro rey y dicen: “¿Qué está pasando? El sol tiene una actitud increíble, desde hace unos meses está desprovisto de manchas solares, el año pasado debió aumentar el número de manchas y no ha ocurrido”. Los científicos hablaban del Sol que estaba inactivo tres años, que era uno de los períodos más lentos que se recuerdan. Los científicos estaban sorprendidos por la falta de actividad solar.

En el mes de octubre de 2009 “El sol despierta” decían los científicos, el descubrimiento de una mancha solar significaba para los científicos un nuevo ciclo que durará 11 años. Después de vivir uno de los períodos de mayor inactividad en mucho tiempo, el Sol despertaba la calma se había terminado. Los expertos coincidían en que sería un ciclo “moderadamente suave”. Con el 2008 acababa un ciclo solar y el nuevo ciclo solar de 2009 debería haber registrado un periodo de gran actividad en el Astro Rey, sin embargo no había sido así el sol estaba débil. Cuando el Señor anuncia en la Biblia el castigo dice: “Sucederá aquel día -oráculo del Señor Yahvé- que yo haré ponerse el sol a mediodía, y en plena luz del día cubriré la tierra de tinieblas.” (Am. 8, 9). La actividad solar ha estado mermando hace años y los científicos han desconocido las causas de tan extraño comportamiento. En su día el sol nació, se desarrolló y llegó a alcanzar el máximo esplendor. En cambio ahora el sol está aproximándose al día de la catástrofe a una explosión que generará una concentración muy pequeña de energía, a un agujero negro inconmensurable. Los científicos saben que en cualquier momento nuestra vida tal y como la conocemos ahora se alterará de una forma que nadie es capaz de imaginar. El sol esta agonizando, ya no puede con su alma, apenas si tiene fuerza para dar luz al día. Sin embargo, cuando el sol consigue salir a la atmósfera se hace insoportable por el calor que proyecta. En España el mes de julio de 2011 se convirtió en el menos caluroso de hacía más de un siglo.

Se habla de “Ciber guerra mundial invisible sin objetos visibles”. Dicen que Israel y EE.UU. han creado virus desarrollados para sabotear ordenadores en las centrales nucleares iraníes, y que lo han hecho con la intención de ralentizar el programa nuclear. El trabajo lo realizan jóvenes de una inteligencia superdotada que dominan el mundo de la informática y son capaces de bloquear físicamente sistemas y hacer estallar bombas. Los expertos hablan que por este medio se podría causar un accidente muy parecido a la central de Chernobyl. Y, en centrales térmicas la apertura de puertas descontrolada, también en aviones, aeropuertos y trenes cosas muy graves… Hay que empezar a dejar de temer la guerra del ciber espacio, pues todo el avance tecnológico se irá al traste en un abrir y cerrar de ojos. D. Enrique de Vicente tiene razón: “Estamos a la espera de que ocurran acontecimientos cósmicos sorprendentes en los próximos meses. Los efectos serán devastadores no sólo sobre la tecnología sino para el comportamiento de los seres humanos”. De la noche a la maña la Tierra se convertirá en un infierno.

“La NASA ha advertido sobre una tormenta solar potentísima capaz de destruir las redes eléctricas de la Tierra que provocaría el retorno a la Edad Media”. el sistema de comunicación por móviles e Internet sería destruido. “Nos estamos acercando cada vez más a un posible desastre” Ha dicho Daniel Baker, meteorólogo de la universidad de Colorado. Un astrónomo decía que al sol le quedan millones de años de vida y, también, “no sabemos si el sol parará su actividad o se elevará de momento”. Los científicos hablan de un eclipse de sol llamativo para finales del 2012, pero lo que realmente sucederá es que durante los 90 días que precederán la llegada de Jesucristo a la Tierra estaremos prácticamente a oscuras. Los científicos no saben lo que pasará, no saben que el mundo ha sido creado para un tiempo determinado y se acerca su final. El sol es una estrella y tiene un tiempo de vida: Las estrelles nacen, crecen, se reproducen y mueren según Sir Isaac Newton y su teoría sobre el movimiento planetario. Después de la noche siempre viene el día; después del invierno el verano… D. Javier Sierra decía refiriéndose al firmamento: “todo funciona de forma circular, para volver a empezar”, y así será. Se acerca el día de la gran explosión final, hay que restaurar el mundo, ha quedado en muy mal estado, por ello sufriremos un Big Bangs pero a la inversa.“En el que los cielos, en llamas, se disolverán, y los elementos, abrasados, se fundirán? Pero esperamos, según nos lo tiene prometido, nuevos cielos y nueva tierra, en los que habite la justicia.” (2P. 3, 11- 13).

D. José Javier Esparza: “La civilización más avanzada de la tierra es la nuestra”. La ciencia ha puesto en marcha Satélites millonarios para comprender mejor los procesos climáticos. Tenemos una ciencia ciega pues el mundo agoniza y no se entera. Los expertos serán incapaces de predecir los fenómenos extremos que han de producirse, los expertos hablan de la subida de las temperaturas para el 2020- 2030. Debido al aumento de las temperaturas que se han venido produciendo los científicos han creído que este año podría llegar a ser el último invierno, pero esto no será así, pues hasta el clima es mentiroso. Con lo que si nos encontraremos es con el último verano, habrá una gran explosión solar y, el sol, comenzará a extinguirse progresivamente y dejará de mandar calor y luz a la Tierra. Nos estamos acercando a una “pequeña edad de hielo” un corto periodo de tiempo que comenzará con el castigo a los seres humanos y que culminará con la llegada de Jesús a la tierra. El momento más oscuro de la noche es el previo al alba”. Todos los seres humanos tienen proyectos y nadie quiere escuchar el tema del fin del mundo. Pero está forma de vida y estos seres humanos no tienen futuro. Vivimos el tiempo que Dios ha fijado para el fin del mundo. El Señor Nuestro Dios, lo tiene todo planificado, es por eso que la fecha del fin del mundo coincide con el agotamiento al que ha llegado el planeta. La ciencia ha debido estar al servicio de Dios para dar buenos frutos.

“El gélido frío apagará la vida”. ¿Por qué ocurre esto en estas fechas?, preguntaba la presentadora de los informativos al hombre del tiempo refiriéndose a la borrasca de tormenta, lluvia y nieve del día 3 de Mayo de 2010. A partir de ahora se aconseja a los ganaderos no esquilar a las ovejas o se morirán de frío. Sin sol las energías renovables, como la energía solar, caerán en picado. “El Mensaje de Dio” ha hablado del “último verano” refiriendose al verano pasado, pero ya sabemos que ha habido un error en la fecha, la llegada de Jesucristo a la Tierra no será en 2012 sino en 2013.  Ahora, los meteorólogos lo van a tener muy difícil, para ofrecer las previsiones meteorológicas y acertar la información. El ángel de la Virgen de Fátima “señalando a la Tierra con la mano derecha, dijo con fuerte voz: ¡Penitencia, Penitencia, Penitencia! La Virgen de Fátima llevaba un rosario en la mano derecha y, hizo hincapié, en la importancia de la oración. La oración en este tiempo será más necesaria que nunca, llegaremos a una situación muy difícil, tan difícil, que será imposible sobrevivir sin la ayuda de Dios, por eso el Señor ha prometido protección física y espiritual a sus verdaderos seguidores, a los que se han mantenido fieles a Jesucristo hasta la muerte: “Al vencedor le daré maná escondido; y le daré también una piedrecita blanca, y, gravado en la piedrecita, un nombre nuevo que nadie conoce, sino aquel que lo recibe”. (Ap. 2, 17).

El sol está herido de muerte, ha envejecido y estamos asistiendo a los últimos días de la vida del sol. Despues de haber pasado tres años de haberlo anunciado “El Mensaje de Dios”. El día 7 de abril de 2012, la noticia sobre la catástrofica situacción del sol no se esconde se publica a nivel mundial. El día 7 de septiembre de 2011: “Una llamarada solar amenaza el campo magnético de la Tierra”. El día 10 de marzo de 2012: “La actividad solar se intensifica antes de remitir”. El día 21 de marzo de 2012: “otra enorme llamarada solar causa fuertes apagones de radio en Australia, China e India”. Hay expertos aterrorizados por la desgraciada situación que puede llegar ocasionar un evento natural de dimensiones Apocalípticas. Es la primera vez que la sociedad tecnológica se enfrente directamente a un ciclo de actividad solar intensa y desconocida. Se espera en los próximos meses que aumente, no estamos todavía en el ciclo máximo de la actividad solar, ese máximo llegará entre finales de este mismo año 2012 y principio de 2013, dicen los científicos. Pero lo que los científicos no saben es que a finales de este mismo año el sol entrará en un estado de agonía, en el último período de su vida, o la primera fase de su muerte. El sol se ira apagando poco a poco hasta quedar totalmente a oscuras. La verdad es cada día más evidente se palpa en el ambiente. Pero aún así D. José Manuel Nieves mantiene firme sus convicciones, y cuando se describe la situación medioambiental que tenemos no lo admite, el cataclismo no entra dentro de sus planes de gloria.

La NASA anticipa que a finales de este mismo año o a principio de 2013, el sol vivirá un corto espacio de tiempo intenso, cargado de erupciones, tormentas y explosiones disparando sus eyecciones hacia la Tierra. El sol tiene que liberar la llamarada más intensa de su vida antes de su muerte. Este fenómeno no podrá saberse su grado de calificación nunca ya que cuando impacte sobre la tierra destruirá los satélites y toda la tecnología creada por los hombres. Sabemos que es el fin de todo lo humano y todo lo creado por manos humanas será destruido. El sol disparará sus eyecciones hacia el planeta Tierra y nadie podrá impedirlo. Por lo tanto, el Planeta Tierra queda a la espera de la tormenta solar definitiva. Los científicos ya saben que la rabieta del Sol no ha hecho más que comenzar. De inmediato, la Tierra se encontrará con fenómenos nunca vistos, ya que estamos entrando en la fase de máxima actividad del sol. Dios creó el mundo con su Palabra y la Palabra de Dios desempeñara un papel análogo en la catástrofe que se avecina. El Señor todo lo puede. San Pedro anuncia la destrucción del mundo por el fuego. El mundo de Noé pereció inundado por las aguas del diluvio, y los cielos y la tierra presentes: “Están reservados para el fuego y guardados hasta el día del Juicio y de la destrucción de los impíos.” (2 P. 3, 3- 7). Dios creo el mundo y puede destruirlo.

La NASA está convencida la tormenta solar afectará las comunicaciones, el alumbrado eléctrico y los sistemas de navegación de la Tierra. Oleoductos y gaseoductos también pueden verse afectados y saltar en pedazos. Se producirá un apagón y quedará todo absolutamente todo paralizado. Un pulso electromagnético producirá una sobrecarga en las redes eléctricas y las subestaciones estallarán incendiadas, la destrucción seguirá a medida que el fuego avance hacia otras subestaciones eléctricas. Las bombas del agua funcionan con electricidad las ciudades quedarán sin agua corriente, sin electricidad y, sin comunicaciones, meses o incluso años dicen los expertos. Ellos no saben que es el fin de esta forma de vida. Occidente permanecerá sin satélites, teléfono, radio, televisión y sin transportes eléctricos, no funcionará nada ni los coches habrá que abandonar las grandes ciudades a pie. Pero antes habrá que tener un plan familiar preestablecido de evacuación. El apagón “provocará un caos en los bancos, no podrán operar, no funcionarán los cajeros automáticos, la contabilidad en papel no existe todo el sistema económico es virtual sólo existe lo que marcan los ordenadores. Las personas no podrán sacar dinero de los bancos porque nadie va a saber cuanto dinero tienen”, apuntaba D. Enrique de Vicente: “Además el drama hay que hacerlo extensivo a toda está forma de vida donde esta todo súper conectado”.

Será la primera catástrofe natural que afectará de lleno al primer mundo, la otra parte del mundo más retrasada tecnológicamente y en contacto con la naturaleza como las corporaciones agrícolas, las tribus en el Amazonas seguirán con su vida normal, pero por poco tiempo. Sabemos que a partir de la explosión solar anunciada por la NASA la Tierra ira perdiendo su claridad habitual. Con la pérdida de contacto de los satélites quedará dañada inmediatamente lo que es la espina dorsal de nuestra civilización. Una catástrofe para Occidente precisamente por la situación geopolítica en este momento del planeta. Será entonces cuando la otra parte del mundo que tanto odia a Occidente aprovechará la vulnerabilidad de Europa para atacar. Dicen que la comunidad científica está sobrecogida, sobretodo por el nivel tecnológico que tenemos a mayor dependencia tecnológica más caos. La tormenta solar es una clara amenaza a la seguridad Occidental. Las armas tecnológicas quedarán inutilizadas y tendrán que utilizarse para el último combate armas más tradicionales, haremos un vuelo épico pero no se sabe a que tiempo. El presidente sudanés Hasan al Bashir ha llamado a su pueblo a la guerra instando a los ciudadanos a emprenderla a palos con los habitantes del país vecino. En África siguen utilizando el machete para matar a la gente y en los países árabes la espada.

La tormenta solar anunciada por la NASA provocará la muerte del sol en un corto espacio de tiempo y, también, el seísmo mundial anunciado en la Biblia para el fin del mundo. Las fuentes de agua natural se secan, los ríos pierden caudal y los pastos verdes desaparecen. Cada día llueve menos, los cielos permanecen prácticamente cerrados, hasta el día que arrojen agua en abundancia. La confluencia de marea y tempestad será catastrófica, un acontecimiento absolutamente insólito, los ríos y mares subirán de nivel los pueblos y las ciudades se inundaran. Apocalipsis significa un acontecimiento sin precedentes, algo jamás nunca visto. El sol está muriendo y la NASA lo sabe pero no se atreve a decirlo abiertamente. Estamos al borde de una “Pequeña Edad del Hielo”, la falta de sol desencadenará una ola de frío polar de manera permanente hasta la llegada de Jesucristo y de la Virgen María a la Tierra.

La ciencia cae en depresión, Alberto Jiménez astrónomo “el nivel referente a las tormentas solares en estas fechas es un nivel bastante importante las últimas han sido del grado X, y eso significa una escala de la mayor potencia que hay en tormenta solares dentro de lo que se tiene conocido”. No hay máximo grado lo que no ha ocurrido no se tiene como referencia. “Pero nuestros medios de seguimiento se están intensificando…. Aunque de todas maneras no tenemos un mecanismo eficaz de prevención, podemos preveer con cierto tiempo de antelación cuando va a parecer una mancha solar incluso cuando la mancha o la zona activa está en la región del sol donde no vemos. Con una anticipación mayor a 24 horas, podemos saberlo pero no podemos saber de momento las características de esa tormenta solar ni la energía que va a descargar, de momento no tenemos esos mecanismos de previsión se esta trabajando en ello pero no se tienen esa es la realidad”. La ciencia se mengua ante la grandeza de Dios, los científicos no pueden estar al corriente de como y cuando ocurrirá la gran catástrofe, no tienen medios de previsión, no pueden saber con antelación las características que tendrá esa tormenta solar anunciada por la NASA.

No hay medios de defensa para una eventual tormenta de este tipo. En España dicen que hay miembros de protección civil y voluntarios desesperados y que departamentos de protección civil dan normas para proteger a los ciudadanos de la temible tormenta solar divulgada por la NASA. Se ha de tratar de la mayor tormenta solar nunca vista por nuestro mundo científico. Con lo cual tendríamos que tener las despensas llenas de alimentos no perecederos y agua potable, ropas de abrigo, gafas polarizadas para protegernos del sol y también aspirinas, antiinflamatorios un botiquín familiar ampliado. Habrá que tener encendedores, linternas… en un abrir y cerrar de ojos necesitaremos cerillas para encender el fuego, volveremos al candil. llegaremos a una situación de sálvese quien pueda a un caos sin precedentes que las autoridades no podrán controlar.

Estamos al final de los tiempos, caminamos hacía una situación desesperada como predijo Isaías. El Señor dice: “(Pues la higuera no retoñará… los campos no darán sus frutos… no habrá ya vacas en los establos).” (Ha. 3, 17).la paja será separada del grano” y para sobrevivir a la llegada de Jesucristo, sus seguidores van a necesitar alimento del Reino Celestial: “Maná”. El Maná provenía del cielo, fue el sustentó de los israelitas mientras viajaron por el desierto hace más de 3000 años. El Maná llegaba cada día y era fresco como el rocío de la mañana, vivificaba y alegraba el despertar de aquellos seres humanos: “Por la mañana había una capa de rocío en torno al campamento. Cuando se evaporó la capa de rocío apareció en la superficie del desierto una cosa menuda, como granos, parecida a la escarcha sobre la tierra… Era blanco, como semilla de cilantro, y con sabor a torta y miel”. (Éx. 16, 13- 35). El pueblo de Israel lo comió cada día durante 40 años, hasta que entró en la ” Tierra prometida”. La historia del pueblo de Israel es nuestra historia como pueblo de Dios. Los seguidores de Jesús lograrán el gran milagro: Dios convertirá la Tierra en un paraíso bajo un dominio celestial perfecto. “¡Mira! que hago nuevas todas las cosas”. Las promesas de Dios con ciertas y verdaderas”. (Ap. 21, 5).

La sentencia pronunciada en la Biblia para el fin del mundo ha de ejecutarse ahora. Acaba este mundo y otro lo remplazará. La Biblia cuenta lo que sucedió en los días de Noé aquel mundo fue anegado por agua. Dios “no perdonó al antiguo mundo, aunque preservó a Noé, heraldo de la justicia, y a otros siete, cuando hizo venir el diluvio sobre un mundo de impíos.” (2 P. 2, 5).Pero el fin de aquel mundo no significó el fin de la humanidad. Noé y su familia sobrevivieron al Diluvio Universal. Lo que pereció fue un mundo de gente que vivia al margen de Dios, una forma de vida inicua. Este mundo sufrirá una destrucción similar a la del mundo de Noé, Jesucristo puso aquellos días como ejemplo: “Como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días que precedieron al diluvio, comían, bebían, tomaban mujer o marido, hasta el día que entró Noé en el arca, y no se dieron cuanta hasta que vino el diluvio y los arrasó a todos, así será también la venida del Hijo del hombre.” (Mt. 24, 36). Millones y millones de personas morirán.

Los verdaderos seguidores de Jesús sabemos que este mundo está en su fase final, Jesús describió los sucesos que ocurrirían antes del fin del mundo e instó a sus seguidores a regocijarse: “Cuando empiecen a suceder estas cosas, cobrad ánimo y levantad la cabeza, porque se acerca vuestra liberación”. (Lc. 21, 28). Estamos en la fase de desarrollo y conquista del Reino de Dios en la Tierra, no en su período inicial, inaugurado con el nacimiento, la muerte y la resurrección de Jesucristo: “El reino de Dios ya está entre vosotros.” (Lc. 17, 21). Nos encontramos en la etapa de desarrollo y conquista para la Segunda Venida de Jesucristo, iniciada ya con la ruina de este mundo. Jesús es ya una realidad operante en sus seguidores. Los verdaderos seguidores de Jesús serán librados de Satanás y de su forma de vida y, pasarán, durante el castigo que ha de venir sobre el mundo a una situación de protección, a ser reservados para un mundo nuevo y pacifico. Como San Pedro indica: “esperamos, según nos lo tiene prometido, nuevos cielos y nueva tierra, en los que habite la justicia.” (2P. 3, 13). 

En el 2013 los seguidores de Dios empezarán una nueva vida de mil años de duración con Jesús, no habrá maldad en la gente, regirán los buenos pensamientos y las buenas acciones. Para entonces Satanás habrá sido reducido: “Vi a un ángel que bajaba del cielo y tenía la llave del abismo y una gran cadena. Dominó al Dragon,… que es el diablo y Satanás y lo encadenó por mil años… después tiene que ser soltado por poco tiempo. “Luego vi unos tronos, y se sentaron en ellos,… las almas de los que fueron decapitados por el testimonio de Jesús y la palabra de Dios, y a todos los que no adoraron a la Bestia ni a su imagen, y no aceptaron la marca en su frente o en su mano”. (Ap. 20, 1- 4), La Virgen de Fátima dijo: “Los buenos serán martirizados”. En este caso la Virgen se refierre a las personas que han sido puestas en martirio, atacadas con crueldad por las fuerzas del mal. Las personas buenas están en peligro de extinción, son como niños inocentes, no tienen maldad y, por consiguiente, han sido ignorantes, no se han enterado de nada de lo que ha estado y está ocurriendo en la tierra. Las personas más buenas y humildes han sido y siguen siendo perseguidas y oprimidas por el diablo y, si el Señor, en este tiempo, no protegiera a los suyos, a su llegada no quedaría nadie. Agradeced y reconoced la obra de Dios: “Aquel día se cantará este cantar en tierra de Judá: `Ciudad fuerte tenemos; para protección se le han puesto murallas y muro. Abrid las puertas, y entrará una gente justa que guarda fidelidad; de ánimo firme y que conserva la paz, porque en ti confió.`” (Is. 26, 1- 2). Las personas que han sabido de la existencia del mal y no lo han utilizado tendrán ahora en este tiempo premio seguro.

El Anticristo es una figura misteriosa, el enemigo más terrible, un auténtico cazador de seres humanos que a lo largo de la historia nadie ha podido identificar. Los obradores de iniquidad son los Anticristos, que en definitiva son la gente mala de toda la sociedad del mundo. Es una persona que en su estado natural, libremente ha negado a Dios: “Que es amor”. El Anticristo se ha dedicado a perseguir a la gente buena, “los que guardan los mandamientos de Dios y mantienen el testimonio de Jesús”. (Ap. 12, 17). Los leales a Satanás llevan marcada “La cifra de la Bestia… su cifra es el 666”. (Ap. 13, 18). Se trata de un número misterioso que ha provocado en las personas una reacción de comportamiento y un aspecto exterior que ha hecho posible la identificación y la posterior alianza de todos sus aliados entre sí. Todos ellos han sido beneficiados por Satanás con poderes sobrenaturales para facilitar su existencia, tienen una calidad de vida extraordinariamente buena, no sufren estrés ni depresión y, por consiguiente, su aspecto físico y psíquico es excelente ideal para seducir y agradar a la gente. El Anticristo tiene una apariencia de pacificador y una fascinante forma de hablar que ha cautivado, con doble faz, una cara en público y otra en privado. Los Anticristos han invocado al diablo y han conseguido todo lo que estaba fuera del alcance humano, han podido lograr incluso la muerte de un ser humano. El obrador de iniquidad ha utilizado el poder de Satanás para alcanzar su objetivo. Por odio, rencor, celos ó simplemente por ambición han machacado y han triturado a quienes han encontrado en sus caminos. No ha habido lugar en la sociedad para los seres humanos que ellos no han querido, los Anticristos han controlado el mundo. El Anticristo se encuentra en todas las culturas y religiones del mundo, es un ser físicamente real y con poderes para atacar a la gente y someterla.

Estamos viviendo la culminación del reinado de Satanás en la tierra y los verdaderos seguidores de Dios han sido declarados enemigos del mundo y están siendo atacados y apartados de la sociedad. La señal de que el Juicio Universal está a las puertas, es que el amor ha sido borrado de la faz de la Tierra, ¿donde está la gente buena? Ahora después de la instauración del mal de una forma permanente, nadie tiene idea de lo que es la Verdad y la Justicia. La Bestia del Apocalipsis es Satanás y Dios le ha permitido actuar: “durante cuarenta y dos meses”. (Ap. 13, 5) La Biblia habla de un tiempo simbólico, en el que Satanás a ordenado a sus secuaces, los que han aceptado su marca: “En la mano derecha o en la frente”. (Ap. 13, 16), acabar con la gente buena: “Hacer que fueran exterminados cuantos no adoraran la imagen de la Bestia”. (Ap. 13, 15). “Cuarenta y dos meses.” (Ap.13, 5) y “tres años y medio.” (Dn. 7, 25), son Biblias paralelas, que hacen referencia al sufrimiento de los verdaderos seguidores de Jesucristo en la Tierra, en el pasado y en el momento actual. Ahora la situación se ha recrudecido debido a que nos encontramos en la parusía final y Dios ha dejado el campo libre a Satanás, por eso en las sociedades actuales la gente buena y honrada ni puede hacer nada, ni tiene cabida. Durante la realización de la Última Profecía llegó la revelación y el entendimiento, la vida de la ONU es ese tiempo simbólico anunciado por (Dn. 7, 25) y (Ap.13, 5) y ), una época ocultada por el Señor que concluye en este tiempo que hemos estado viviendo. Las profecías de la Biblia describen a las personas, a las naciones y los acontecimientos relacionados con la gran tribulación.

Los Apóstoles esperaban una manifestación inmediata y gloriosa del Reino de Jesucristo, que por consecuencia era diferida hasta su Segunda Venida. El tiempo de peregrinación ha sido largo y el sufrimiento muy grande: “El que ha de ir a la cárcel, a la cárcel ha de ir; el que ha de morir a espada, a espada ha de morir. Aquí se requiere la paciencia y la fe de los santos”. (Ap. 13, 9, 10). Una parte de la sociedad ha tenido y tiene poderes para obrar el mal y ha estado acabando con la gente buena: “Se le concedió hacer la guerra a los santos y vencerlos.” (Ap. 13, 7).El Señor sabe de nuestras luchas, de nuestro dolor y sufrimiento. Todo lo contrario ha ocurrido con la gente mala. “Mi vida es como un puzzle donde todas las piezas encajan” decía una mujer. Otra historia muy distinta es la de su propio hermano que se separó de su esposa, murió joven y su hija drogadicta…  Un hombre permanece largas estancias ingresado en el hospital debido a la esquizofrenia, mientras que su hermana disfruta de una situación en la vida y una salud mental perfecta. Otra mujer tiene tres hermanos con depresión y trastornos mentales muy graves. Lo más asombroso es ver la alegría de esta mujer y lo bien que se desenvuelve en la vida.

La falsa religión es la única que se ha permitido en el mundo, Satanás ha sido elegido desde el principio, las personas han adorado una forma de vida diabólica, la gente ha rendido culto a Satanás y éste se ha mostrado hostil sólo con los verdaderos seguidores de Jesucristo, la gente buena es su mejor presa: “Los que guardan los Mandamientos de Dios y mantienen el testimonio de Jesús”. (Ap. 12, 17). El sufrimiento ha sido el gran signo distintivo de los seguidores de Jesucristo. El Señor Jesús dice a los suyos: “recobrad el ánimo pues se acerca vuestra liberación”,Todo esto será el comienzo de los dolores de alumbramiento.” (Ap. 24, 8).

La gente buena ha venido lamentándose y quejándose a Dios de sus desgracias e indignidades. El Señor responde ahora que es el fin del mundo: “Duras me resultan vuestras palabras, dice Yahvé.- Y todavía decís: ¿Qué hemos dicho contra ti?- Habéis dicho: Es inútil servir a Dios; ¿qué ganamos con guardar los mandamientos o con hacer duelo ante Yahvé Sebaot? Más bien hemos de felicitar a los arrogantes, que aun haciendo el mal prosperan, y aun tentando a Dios escapan impunes. Entonces los devotos de Yahvé hablaron entre sí. Yahvé escuchó con atención; y se escribió en su presencia un libro en memoria de los devotos de Yahvé que honran su Nombre. Ese día que estoy preparando se convertirán en mi propiedad personal, dice Yahvé Sebaot; y seré indulgente con ellos omo es indulgente un padre con el hijo que le sirve. Entonces volveréis a distinguir entre el justo y el malvado, entre quien sirve a Dios y quien no le sirve.” (Ml. 3, 13- 18). Los elegidos del señor seremos marcados y podremos reunirnos en breve sin temor a engaño. El ángel con el sello de Dios ordenará protección a las personas marcadas (Ap. 7, 3). Dios será la morada de la gente buena, en este tiempo los seguidores de Jesucristo serán protegidos, escaparán, sobrevivirán y podrán presenciar la llegada de Jesús a la Tierra y darle la bienvenida.

Los cristianos en Roma eran condenados sin esperanzas y en nuestra civilizacción ha pasado lo mismo no ha habido lugar para un verdadero cristiano en la sociedad. El hombre ha de saber en que mundo ha vivido y en este tiempo Roma es la que ha dirigido. La vida de los seguidores del Señor está unida a la vida de los que saben lo que hacen. En tiempos de Roma los cristianos supieron morir sin defraudar al Señor. Había que darlo todo absolutamente todo, hasta la vida por defender a Jesucristo. Han seguido existiendo los Pilatos y los Judas; los obradores de iniquidad se han cebado atacando al Señor en la persona del verdadero seguidor de Jesucristo. Recibirán a Jesucristo los cristianos Verdaderos: “Todos los que no adoraron a la Bestia ni a su imagen, y no aceptaron la marca en su frente o en su mano”. (Ap. 20, 4). Después de la llegada de Jesucristo a la Tierra, todos los que han muerto en gracia de Dios resucitarán; resucitarán todos los seres humanos que han cumplido los Mandamientos de la Ley de Dios, y también los misioneros y los sacerdotes que han estado al lado de los pobres, dando la vida por amor a Dios resucitarán y serán felices con Jesucristo en el reino de: “mil años. Los demás muertos…” (Ap. 20, 4), los demás muertos han de ser juzgados cuando acabe el reinado de mil años. Ahora sólo pasarán a la nueva vida una cantidad limitada de seres humanos, los elegidos reinarán con Jesús en la Tierra: “Ciento cuarenta y cuatro mil sellados, de todas la tribus de los hijos de Israel”. (Ap. 7, 4). Ellos desde su nacimiento han demostrado su lealtad a Dios, representarán la felicidad futura y ellos son los que sufren en el momento actual. Confiamos que los 144000 elegidos de todas las partes del mundo, sean sólo una cifra simbólica, para que el ser humano se haga una idea de la magnitud del castigo. El plan divino se cumplirá y sólo formaran parte de él todos los seres humanos que han cumplido los mandamientos. Quedarán apartadas de Dios las personas malas: “¡Fuera los perros, los hechiceros, los impuros, los asesinos, los idólatras y todo el que ame y practique la mentirá”. (Ap. 22, 15). En este tiempo la justicia y la verdad serán restauradas. “Porque tendrá un juicio sin misericordia el que no tuvo misericordia; la misericordia se siente superior al juicio.” (St 2,13). Cada cual será juzgado según sus obras. El Señor Jesucristo apartara del Reino Dios a los que no han amado, el amor se hace activo mediante la caridad.

Sin los  seres humanos no existe el mundo, ni existe nada, por eso ha creado Dios a los seres humanos para que alaben su obra y en vez de alabarla la han destruido.Cuando hemos observado la naturaleza, hemos percibido la existencia de su creador, cuya fuerza, inteligencia y poder se han reflejado en su obra. Un mundo de una naturaleza hermosa, el cielo, la Tierra llena de luz, los árboles, las flores, las aves, los animales, los mares, los ríos, los lagos, la salida y la puesta del sol cada día, el nacimiento y la vida animal y humana constituyen un milagro perpetuo. Desde el inicio de la vida los vegetales han generado vegetales; los animales, animales; los hombres, hombres… de una forma natural ha funcionado a la perfección la Ley de la procreación. Este mundo ha sido creado para un tiempo limitado, para probar a los seres humanos.

“Si decimos: ‘no tenemos pecado’, nos engañamos y la verdad no está en nosotros. Si reconocemos nuestros pecados, fiel y justo es él para perdonarnos los pecados y purificarnos de toda injusticia. Si decimos: ‘no hemos pecado’, le hacemos mentiroso y su palabra no está en nosotros.” (1 Jn. 1, 8-10). Los seres humanos han sido pecadores aunque no todos han cometido los mismos pecados. “Hay pecados que no llevan a la muerte.”(1 Jn. 5, 17). Hay dos tipos de pecado: los pecados veniales y los pecados mortales. El pecado venial ha sido un pecado que los seres humanos han cometido cuando éstos se han dejado influir por Satanás: “un pecado que no es de muerte.” (1 Jn. 5, 16). ¿Quién no ha sentido en alguna ocasión celos, rencor o envidia? Como dijo Jesucristo: “Aquel de vosotros que esté sin pecado, que le arroje la primera piedra.” (Jn. 8, 7). Se ha tratado de pensamientos negativos pero sin llegar al odio ni a los malos deseos. Los hombres también han pecado por no hacer lo que deberían: “No hay quién obre el bien, no hay siquiera uno” (Rm, 3, 12).

La población humana sobre la Tierra se ha multiplicado y la maldad ha crecido hasta lo desconocido: “Hay un pecado que es de muerte” (1Jn. 5, 16). El pecado mortal ha sido aquel pecado que han elegido los obradores de iniquidad. “¡Ay de aquellos que planean injusticias, que traman maldades en sus lechos y al despuntar el día las ejecutan!” (Mi. 2, 1).El pecado original es el pecado mortal, ha tenido lugar cuando los celos, el odio y la ambición han llevado a los obradores de iniquidad (casi siempre mujeres) a recurrir a las fuerzas del mal para dominar a sus semejantes, conduciéndoles a cometer acciones negativas e incluso violentas a vivir una vida indigna y una muerte anticipada. Hay dos clases de hombres, de  mujeres y de niños. No todos los seres humanos somos iguales, ni cometemos los mismos pecados. La obradora de iniquidad desde muy pequeña ha cometido pecado mortal, ha empezado con las tribulaciones a sus hermanos, compañeros de clase… y se ha ido creciendo con todo lo que ha ido consiguiendo. Son malas de nacimiento y se hacen mucho más con el tiempo.

Las emociones están dirigidas directamente por los pensamientos. Jesús dijo: “Porque de lo que rebosa el corazón habla la boca. El hombre bueno, del buen tesoro saca cosas buenas y el hombre malo, del tesoro malo saca cosas malas. Os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres darán cuentas en el día del Juicio. Porque por tus palabras serás declarado justo y por tus palabras serás condenado.” (Mt. 34, 35- 37). Las palabras son fruto de los pensamientos, si los deseos y pensamientos son malos seguirán efectos de la misma naturaleza. Mediante los pensamientos los obradores de iniquidad han visto sus deseos cumplidos: la desgracia en la casa ajena.

La obradora de iniquidad es Anticristo y la diosa que gobierna la Tierra: “T e sentías segura en tu maldad, te decías: ‘nadie me ve’.Tu sabiduría y tu misma ciencia te han desviado. Dijiste en tu corazón: ‘¡yo, y nadie más!’  (Is. 47, 10).  “¡Ay de los que se escoden de Yahvé para ocultar sus planes, y ejecutan sus obras en las tinieblas, y dicen: ‘¿Quién nos ve, quién nos conoce?’¡Qué error el vuestro!” (Is. 29, 15-16).  “El que implantó la oreja, ¿no va a oír? El que formó los ojos, ¿no ha de ver? El que corrige a los pueblos, ¿no ha de castigar? El que enseña a los hombres, ¿no conocerá? Yahvé conoce los pensamientos del hombre, sabe que sólo son un soplo.” (Sal. 94, 9-11). A las obradoras de iniquidad, Dios les dedica este fragmento: “Mujeres indolentes, ¡arriba!, oíd mi voz; hijas confiadas, escuchad mi palabra. Dentro de un año y algunos días temblaréis las que confiáis, pues se habrá acabado la vendimia para no volver más.” (Is. 32, 9- 14). El exceso de bienes materiales aparece como la primera causa de maldad y de inmoralidad que se ha generado en las sociedades occidentales. La obradora de iniquidad vive un sueño del que tiene que despertar de inmediato: “Su confianza sólo es un hilo, una telaraña su seguridad. Se apoya en ella y no aguanta, se apoya en ella y no resiste.” (Job. 8, 14- 15). Es necesario pasar en un corto espacio de tiempo de las riquezas a los harapos. Los bienes terrenales no tienen valor espiritual alguno y han de ser destruidos.

Los obradores de iniquidad tomando como ejemplo a Adán y Eva han participado del misterio de iniquidad, se han aliado al diablo y se han enfrentado a Dios. La humanidad ha estado sometida al dominio de estos seres crueles, identificados así en las Escrituras: “Es que Dios sabe muy bien que el día en que comierais de Él, se os abrirían los ojos y seréis como dioses, conocedores de bien y del mal. Y como viese la mujer que el árbol era bueno para comer, apetecible a la vista y excelente para lograr sabiduría, tomó de su fruto y comió, y dio también a su marido, que igualmente comió”. (Gn. 3, 5- 6). La gente se ha esforzado con ahínco por adquirir todo tipo de poderes terrenales, esta forma de vida se ha basado en tener y acumular: bienes intelectuales, materiales… pero lo más deseado ha sido obtener la posesión de personas, el domino total sobre el prójimo. Los obradores de iniquidad han llegado a hacer de muchos seres humanos marionetas que han movido a su antojo. Situación que les ha permitido elevarse por encima de Dios y no necesitar nada de Él. A Dios ni verlo han querido.  “Y dijo Yahvé Dios: ´¡Resulta que el hombre ha venido a ser como uno de nosotros, en cuanto a conocer el bien y el mal”. (Gn. 3, 22). Las personas que han utilizado las fuerzas del mal, han conseguido que la justicia no se pronuncie con equidad. “Las cosas no son siempre lo que parecen, la apariencias engañan a muchos, pero la inteligencia de unos pocos percibe aquello que se oculta” (Fedro).

El pecado mortal ha roto la unión con Dios, ha sido un pecado que han cometido los impíos.  “Porque ésos no duermen si no hacen daño, pierden el sueño si no hacen caer a alguien. Pues comen el pan del delito y beben el vino de la violencia. “ (Pr. 4, 16-17). Jesús no vino a este mundo a salvar a todos los seres humanos, sino sólo a quién, por su comportamiento, lo haya tenido merecido. “Por eso Dios les envía un poder seductor que les hace creer en la mentira, para que sean condenados todos cuantos no creyeron en la verdad”. (2Ts. 2, 11- 12). Cuando las personas han accedido al poder de Satanás lo han hecho libremente y han tenido una conducta desviada que les ha impedido amar a Dios y centrar su vida en Él. Todo esto les ha llevado a padecer un desequilibrio interior.

Dios es el Creador del mundo y de los seres humanos: “Yo, lo he hecho todo, yo, sólo, extendí los cielos, yo asenté la tierra, sin ayuda alguna”. (Is. 44, 24). Dios es Omnisciente, Omnipotente y Omnipresente y supo con anticipación que algunas criaturas se revelarían contra Él. Dado que el Señor todo lo puede, tenemos que concluir que el pecado y el mal existen porque Dios les permitió existir.  La Iglesia Católica ha creído que la sexualidad fuera del matrimonio era el pecado original. La conexión entre Dios y el pecado es un tema que se abarca explícitamente en la Biblia y llena las lagunas del conocimiento. Dios tenía los planes para enfrentar el problema del pecado y del mal y resolverlo de forma definitiva mediante la vida de prueba. Pero el Señor dice: “Ninguno cuando sea probado diga: ‘Es Dios quien me prueba’; porque Dios ni es probado por el mal ni prueba a nadie. (St. 1, 13).Dios sabe muy bien como es cada ser humano, la prueba es para el que voluntariamente se somete a ella. Hay que recordar que el ser humano es quién activa a Satanás dando paso a ser probado. El ser humano es: “Probado, arrastrado y seducido por su propia concupiscencia. Después la concupiscencia, cuando ha concebido, da a luz al pecado; y el pecado, una vez consumado, engendra muerte.” (St. 1, 14- 15). Y, por desobedecer al Señor los seres humanos pasan de ser bendecidos a ser maldecidos. Porque no hay más que un solo Dios y por utilizar las fuerzas del mal: “Morirás sin remedio.” (Gn. 2, 17), dice el Señor. La cuestión es muy simple dado que sólo se puede obedecer a Dios o al diablo.

Un mundo donde en nombre de la tolerancia, la doctrina de Jesús que “es amor” no es tolerada. “Me puse a considerar todas las violencias perpetadas bajo el sol: vi llamar a las oprimidos, sin nadie que los consolase; la violencia de sus verdugos, sin nadie que los vengase.  Felicité a los muertos que ya perecieron, más que a los vivos que aún viven. Y más feliz que ambos el que aún no ha existido, pues no ha visto las barbaridades que se cometen bajo el sol.” (Qo. 4, 1-3).

“Tenemos un carácter introvertido y reservado, más que los occidentales, nos encerramos en nosotros mismos” decía una mujer japonesa. “Por eso hay un mayor número de suicidios.” Esto es una mentira muy grande, la gente se suicida por la falta de ayuda y, sobretodo, por la falta de amor en sus sociedades. En China la gente se quita la vida en grupos de veinte y treinta personas.  Cuando no hay conocimiento de la existencia de Dios la desesperación es un hecho concluyente.  Los que no concen a Dios “Son, pues, unos desgraciados, con la esperanza puesta en cosas muertas, quienes llamaron dioses a las obras de manos humanas: oro y plata labrados con arte, a copias de animales o a una piedra inútil, esculpida por manos antiguas.” (Sb. 13, 10). Figuras de barro que dicen dan riqueza fortuna y felicidad. Sociedades esotéricas, es decir, que tienen muchas divinidades. A la India y a la China van los occidentales en busca de espiritualidad, alojándose en hoteles de lujo y quedan impresionados. Pero en la India las desigualdades sociales hacen estremecer. El método de vida fundado en el sistema de clases sociales es a nivel mundial. Pero en la India hay aún más crueldad, las castas son el sistema que continúa siendo una característica inquebrantable de la sociedad india. Este sistema surge y se desarrolla básicamente dentro de la religión hindú y en otras religiones cercanas al hinduismo. Las castas simbolizan las clases sociales en las que está dividida la sociedad India, la pertenencia a una u a otra depende de la familia en la que se nace. El susodicho sistema de vida tiene efectos sociales de discriminación e intolerancia brutales. Dicen que el color de la piel ha tenido mucho que ver en la clasificación social. En la India lo peor es para aquellos seres humanos que están por debajo de las cuatro castas que organizan la sociedad, se les llama intocables, no se les incluye en el sistema de castas, y son considerados impuros desde su nacimiento. “Representan un 25% de la población India (más de 160 millones) y hacen los trabajos sucios que los demás no quieren hacer: limpieza de letrinas, incineración de cadáveres, limpieza de pozos sépticos, trabajos que implican un contacto físico con sangre, excrementos… La sociedad los desprecia con tanta fuerza que los llama los intocables, estos seres humanos suelen ser en demasiadas ocasiones víctimas de violaciones, linchamientos o asesinatos por miembros de castas superiores.”

Una mujer española casada con un hombre occidental vivía en la India debido al trabajo de su marido que era un hombre de negocios muy importante, con un nivel de vida ostentoso. La casa, el colegio de los niños, los lugares de ocio que frecuentaban y el trato que recibían, todo a un nivel muy elevado. Su vida era muy distinta a la de aquellas personas que a unos metros de separación y desde la ventana de su casa observaba un suburbio de chabolas de plástico y de calles enfangadas de barro. Y, ella decía que a veces se cuestionaba y se preguntaba el significado y el propio fin, pero aún así no entendía nada, estaba tan acostumbrada a vivir su vida y a pasar de la gente que por las calles pedía.

Dios creó a los seres humanos con cualidades mentales y emocionales especiales, implantando en ellos la conciencia. Criaturas con intelecto, con capacidad para sentir y voluntad. “Y dijo Dios: `Hagamos al ser humano a nuestra imagen, como semejanza nuestra.`”  (Gn. 1, 26). Ser imagen y semejanza de Dios supone que, al estar dotado de inteligencia y voluntad, puede entrar activamente en relación con el Señor. Esta relación con Dios distingue al ser humano de los animales. Dios le ha creado como un sujeto singular, diferente a las demás criaturas, el ser humano ha recibido de Dios el dominio sobre los demás seres vivos. “Y manden en los peces del mar y en las aves del cielo, y en las bestias y en todas las alimañas terrestres…” (Gn. 1, 26). Se ha trabajado en un proyecto internacional para proteger a los simios como si se tratara de humanos. Sin duda alguna, los occidentales han perdido el rumbo, el hombre ha desconocido su procedencia. No podemos negar que el mono por sus caracteres morfológicos externos se asemeja al hombre. Pero acaso los simios tienen capacidad de pensar o de hacer las cosas que hacen los hombres. Hasta el día de hoy el hombre sigue siendo hombre y el mono mono. Darwin ha sido uno de los científicos más influyentes, él no pudo demostrar su teoría. La teoría de Darwin fue producto de su imaginación, a pesar de ello ha conseguido que su modelo de evolución se admita sin discusión en medios científicos y en la opinión pública. Son todos unos ignorantes, con una ceguera deliberada por conveniencia, que les incapacita para el entendimiento. Tienen ojos para no ver, oídos para no oír y cerebro para no ser cuerdos.

El sociólogo polaco Zygmunt Bauman ha puesto en circulación la metáfora de la liquidez para describir la situación que estamos viviendo. El sujeto de hoy sufre una fragmentación interior y falta de orden. “Hemos pasado de una situación sólida y estable a una líquida y voluble”, dice Zygmunt Bauman: “Las estructuras sociales carecen de una base social sólida que sirva de ejemplo de referencia para los actos humanos”. Esta nueva forma de vivir tiene como consecuencia la existencia de una sociedad individualista, marcada por las relaciones humanas transitorias, en las que no se mantienen ni los compromisos ni las lealtades. Vivimos el tiempo más difícil de la historia, residimos en una sociedad que proporciona hombres y mujeres falsos: “Líquido sin consistencia, sin estructura y sin compromiso”. La sociedad sufre tal degradación que los seres humanos se traicionan unos a otros de todas las formas habidas y por haber. Es terrible pensar lo que esta forma de vida podría degenerar si hubiera futuro. Tenemos que dar gracias al Señor Nuestro Dios que todo lo ve, lo sabe y lo puede. El Señor Nuestro Dios desde el principio marcó un tiempo límite para esta vida que estamos viviendo y acaba ahora, que es el fin del mundo.

Lo que está pasando es el resultado de la libertad recibida, Dios ha permitido a los seres humanos decidir si querían usar o no la conciencia, porque con ella los seres humanos han podido discernir entre el bien y el mal, entre la verdad y la mentira. Dios ha dado libertad a los seres humanos para que se realicen como personas, no como animales. La libertad consiste en no dejarse llevar, hacer lo que hacen todos no es signo de libertad, la disciplina y el autocontrol son la clave del éxito. Satanás es esa energía que no tiene freno, que no controla… Y todo lo contrario es Jesucristo, energía de amor y cuando la persona lleva su energía es libre, controla su vida y decide y hace lo que le conviene. Por eso Dios les otorgó la conciencia que el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española ha definido como: “Conocimiento interior del bien y del mal.” Para Dios han sido inteligentes: “Aquellos que, por la costumbre, tienen las facultades ejercitadas en el discernimiento del bien y del mal.” (Hb. 5, 14). Dios se ha relacionado con los seres humanos a través de la conciencia, pero los impíos han dado más relevancia a esa libertad que les ha permitido hacer lo que ellos han querido, que a la conciencia que les impedía cumplir sus malos deseos; por eso la han eliminado de sus vidas y han aparecido como seres sin conciencia, mentiroso y malos.

Los obradores de iniquidad, como los animales salvajes, no han perdido el instinto nunca. La ambición, los celos y la envidia ha llevado a los obradores de iniquidad a actuar de forma equivocada, su beneficio ha dependido del sufrimiento de otros. Los obradores de iniquidad han eliminado la conciencia de sus vidas y han podido acceder y aliarse al diablo malogrando así su destino. “¡Ay, tú que saqueas, y no has sido saqueado, que despojas, y no has sido despojado! En terminando tú de saquear, serás saqueado; así que acabes de despojar, serás despojado. (Is. 33, 1). Lo que sembréis, cosechareis dijo Jesús. Si sembramos cebada, cosechamos cebada, no trigo. Esto es esencial en el plano físico. De la misma manera, acontecen y sobrevienen en nuestra vida los efectos generados causados por motivos mentales y emocionales. “Toda acción provoca una reacción igual y en sentido opuesto”, decía Newton. Con la utilización de las fuerzas del el mal ocurre como en las procesiones, que tienen que volver al sitio de procedencia. Las víctimas de los obradores de iniquidad, la gente buena han debido ser pacientes en la fe, y demostrar al Señor su confianza. Las liberaciones son un proceso que tiene que haber constancia de a donde podía llegar la maldad de los obradores de iniquidad, los adversarios de Dio. El tiempo tiene que hacer su trabajo y hacer cumplir la Ley de Dios “Que es amor”.  “Si el justo recibe su recompensa en la tierra, ¡Cuánto más el malvado y el pecador!” (Pr. 11, 30). En la Biblia la ley del castigo de los impíos se muestra rigurosa y clara como ley de la naturaleza que es.

El espíritu es para contemplar a Dios y el alma está relacionada con la conciencia; en la conciencia se encuentra la inteligencia y la voluntad. A través de la conciencia han funcionado de una manera determinada la mente y las emociones. A todos los seres humanos les acompaña el libro de la conciencia, el saber de sí mismo, el conocimiento que el espíritu humano tiene de su propia existencia. Es como un diario, la historia de todo lo que el ser humano ha hecho todos los días y nada quedará impune. Dios concedió a los seres humanos el don de la libertad para que eligieran actuar con conciencia o sin ella. En la conciencia se encuentran las sensaciones buenas, los pensamientos y sentimientos de ayuda y amor al prójimo, hombres completos, con cuerpo, alma y espíritu. Así el hombre ha podido escoger entre la bondad y la crueldad, entre el amor y el odio, entre la justicia y la injusticia. El amor es un estado interior, exento de cólera, odio o sentimientos negativos. Es deseable para uno mismo y para los demás, hasta el punto de convertirse en algo sagrado. ¡Feliz el hombre que soporta la prueba! Porque, superada la prueba, recibirá la corona de la vida que ha prometido el Señor a los que le aman.” (E St. 1, 12). El Señor Jesucristo creará en la sociedad y, en el mundo entero una unidad armónica que será el secreto de su fuerza y de su estabilidad. Sólo los seres humanos de buenos sentimientos poblarán la Tierra, el amor gobernará el mundo.

“¿Cómo puede convivir el lobo con el cordero? Lo mismo ocurre con el pecador y el piadoso.” (Si. 13, 17). Feliz quien no ha seguido consejo de malvados, no ha andado mezclado con pecadores ni en grupos de necios ha tomado asiento, sino que se ha recreado “en la ley de Yahvé, susurrando su ley día y noche.” (Sal. 1,  2). Dios Nuestro Señor ha demostrado su infinito amor por los seres humanos, a lo largo de la historia el Señor se ha manifestado anunciando su doctrina y dando oportunidad a todos los seres humanos, de enmendarse y corregir su vida. “Desde la fecha en que salieron vuestros padres del país de Egipto hasta el día de hoy, os envié a todos mis siervos, los profetas, cada día puntualmente. Pero no me escucharon ni aplicaron el oído, sino que atiesando la cerviz hicieron peor que sus padres.” (Jr. 7, 25- 26).  Hace cuarenta siglos dijo Dios a Moisés con toda nitidez: “No matarás. No cometerás adulterio. No robarás. No darás testimonio falso contra tu prójimo. No codiciarás nada que sea de tu prójimo.” (Dt. 5, 17- 21). Y los seres humanos han seguido traicionándose y matándose unos a otros de todas las formas posibles. Por eso el mundo se encuentra en fase terminal, la situación es grave e irreversible, la muerte se prevé muy próxima. El odio ha provocado violencia, discordias, sufrimiento, enfermedad, indignidad… Satanás se ha convertido en la energía preferida de demasiados seres humanos y, con ella, han conseguido su triunfo: el sufrimiento y la muerte antes de tiempo de muchas personas.

Satanás ha llegado a penetrar en la mente del obrador de iniquidad; y le ha sugerido todo tipo de atrocidades y tormentos para que fueran utilizados, mediante su poder. El diablo sólo es energía y para ser efectivo ha tenido que ser requerido por sus aliados, los obradores de iniquidad; ellos se han encargado de introducir esa energía malefica en el cuerpo humano, de las personas que han sido sus victimas. El obrador de iniquidad se ha obsesionado sobre todo con las personas más inocentes, justamente con los seres humanos que no se han enterado de nada de lo que ha estado ocurriendo en la Tierra. Toda la maldad que es capaz de poseer Satanás la ha inyectado en sus aliados y la ha hecho efectiva mediante su requerimiento. Los obradores de iniquidad han infligido a sus víctimas penas que han hecho estremecer y no han tenido piedad ni temor de comparecer ante el tribunal de Dios. Los obradores de iniquidad, han pensado que Dios no existía. “Los que creen no necesitan pruebas y los que no creen ninguna prueba les vale.” (Stuart Chaze). La lógica ha hecho discernir a las personas con inteligencia, comprobar la existencia del mal ha acercado mucho, mucho más a Dios, hasta el punto de buscar sin descanso, noche y día, su poder para la defensa. La Biblia anuncia que la fe hace posible ejecutar el poder de Dios con total victoria sobre el mal. Los verdaderos seguidores de Dios hemos estado para ayudar a que se cumpla lo que dicen las Sagradas Escrituras sobre el tema del demonio.

“La mano de Yahvé se dará a conocer a sus siervos, y su enojo a sus enemigos.” (Is. 66, 14). En el mundo animal se pierden vidas para que otros puedan sobrevivir pero en el mundo de los humanos es por placer de hacer daño. Los seres humanos matan por ambición, por celos, por odio y por rencor. Los lobos tienen códigos de conducta que han sorprendido a los seres humanos. “La conducta de los hombres está siempre ante el Señor, no puede ocultarse a sus ojos.” (Si. 17, 15). La persona que ha usado la energía del odio, se ha traicionado a sí mismo y ahora camina sin rumbo hacia lo desconocido, hacia un final trágico. El Señor: “Ha fijado el día en que va a juzgar al mundo según justicia, por el hombre que ha destinado, dando a todos una garantía al resucitarlo de entre los muertos.” (Hch. 17, 30- 31). En Jesucristo se ha debido concentrar la lucha de los cristianos contra Satanás. Hay que puntualizar que el pecado original se debió a Satanás y que las personas que han accedido a utilizar sus poderes para dañar y dominar al prójimo. Así Satanás ha conseguido su actuación extraordinaria. Por tanto, el impío y Satanás han sido la esencia del pecado mortal. Este pecado ha podido permanecer en el hombre y cometerlo a pesar de estar bautizado o hacer uso, incluso continuado, de los sacramentos. Para anular el dominio que han ejercido los obradores de iniquidad sobre el hombre, a través de la energía extraordinaria del diablo, Jesucristo dejó en herencia a sus seguidores el sacramental del exorcismo.

La Biblia fue escrita por los elegidos de Dios y para sus seguidores, bajo la inspiración del Espíritu Santo. La Biblia, es el instrumento por el que cada día Dios habla a los hombres, las Sagradas Escrituras se convierten por medio de la fe en estímulo y manantial de vida cristiana en toda situación y en toda persona. Sólo en comunión con Dios podemos llegar realmente a la Verdad de Dios. La interpretación de las Escrituras depende de la disponibilidad del ser humano para con el Señor. Cualquier persona de fe puede leer las Escrituras y tener el camino abierto a su interpretación. La Palabra de Dios indica al hombre las sendas de la vida, y le revela los secretos del Señor.  Satanás es un ser sobrenatural que no es de este mundo, pero hay que tener en cuenta que él simplemente es energía. El diablo por sí sólo es un ser inútil y, para ser efectivo, ha de ser requerido por sus secuaces, los obradores de iniquidad, que casi siempre son mujeres. Satanás obedece órdenes, el diablo se mueve por mandato imperativo. Satanás siempre está dispuesto para ir donde sea y hacer lo que le mandan sus secuaces. Por medio de la revelación de Dios sabemos que Satanás absorbe la energía que da la vida, el “aliento de vida.(Gn. 2, 7), que Dios insufla en los hombres. A medida que el demonio absorbe la energía legítima va estresando a su víctima y, así,  un día y otro hasta que consigue el grado de estrés optimo que hace imposible el paso del oxígeno a la sangre. La carencia de oxígeno en la sangre tiene un efecto en cadena, destruye todos los sistemas del cuerpo humano. La víctima llega a perder todas sus fuerzas y a sentirse físicamente indefensa.

Las Sagradas Escrituras comunican con total exactitud científica el gran +secreto de la salud, como se puede llegar a disfrutar de una vida larga e incluso ser curado de enfermedades graves. Dios ha considerado la sangre como un signo sagrado de la vida. La Biblia dice: “Porque la vida de la carne está en la sangre.” (Lv. 17, 11). Por todo ello el secreto de la salud perfecta y la vida larga se encuentra en la respiración correcta, controlada y atenta para mantener la sangre oxigenada, limpia y sana. Sin oxígeno no hay vida, sin oxígeno la persona cae fulminada sin posibilidad de retorno. Ha sido imposible vivir con dignidad sin la interpretación de las Escrituras, a través de ellas se aprende a conocer a Dios y, a defender, la propia vida y la ajena.  El seguidor de Dios ha sufrido mucho, la gente buena es la que ha padecido todo tipo de desgracias e indignidades, Satanás ha tenido sus victorias. El Señor lo ha permitido para sembrar falsas esperanzas en la gente mala, el triunfo final es para el Señor Jesucristo. Hemos podido conocer la existencia de Dios por medio de sus efectos. La Biblia es el libro de la Ciencia Verdadera, en ella se encuentra el conocimiento de la salud perfecta y la libertad.

Y con la Quinta Trompeta se hace referencia al: “Pozo del abismo” (Ap. 9, 1) Está revelación se dará a conocer en el articulo destinado a las víctimas de género y domesticas. El toque de la Sexta Trompeta proseguirá con la derrota de los falsos cristianos y es explicada en la sección que describe la “Última profecía II” concretamente en el párrafo que hace referencia a la Sexta Trompeta. La Sexta Trompeta demostrará el poder de Jesucristo para acabar con sus enemigos. Sabemos que en la Tercera Guerra Mundial, Dios utilizará a la otra parte del mundo, a los países islámicos y ha todos los países aliados a ellos como armas para ejecutar su ira contra Europa e Israel: “El adversario invadirá la tierra, abatirá tu fortaleza y serán saqueados tus palacios.” (Am. 3, 11). Estamos a la espera de vivir el tiempo concedido por Dios para castigar a Israel, culpable de la situación en la cual se encuentra el mundo. Israel significa pueblo de Dios. Occidente también es Israel y aunque muchos occidentales se hayan declarado ateos su cultura y sus raices son cristianas. La Biblia describe a Europa y a Israel de Palestina, como naciones convertidas al paganismo, su destrucción se llevará a cabo con la guerra: “Harmaguedón.” Jesús llamará a las naciones paganas, a los que no han creído en el Hijo de Dios. “Para convocarlos a la gran batalla del gran Día del Dios Todopoderoso.” (Ap. 16, 12- 14). Dios se prepara para juzgar a la Tierra. “Habla Yahvé,… Convoca a la tierra de oriente a occidente.” (Sal. 50, 1- 3). El Islán no reconoce a Jesús como Hijo de Dios, los islámicos son paganos por no creer en el Señor Jesucristo y, también, por alzarse contra Dios como poseyendo poderes divinos. Hay jefes espirituales en las mezquitas que manipulan la energía extraordinaria de Satanás para poseer a los hombres más débiles de su raza y tener sobre ellos total dominio. Los terroristas suicidas son un ejemplo de ello.

Las Siete Trompetas demostrarán el poder y el conocimiento total que Jesús posee en plenitud. La Biblia expresa que este período de calamidades permitidas por Dios será de: “Cuarenta y dos meses”. (Ap. 11, 2), y (Dn. 8, 14), hacen referencia a la duración del castigo de Dios a los seres humanos. El periodo del castigo a los seres humanos anunciado en (Ap. 11, 2), ha sido interpretado de forma literal, en tiempo real, no profético. En principio, este tiempo se correspondía con la duración del castigo al mundo por su maldad, pero para consuelo de los seguidores de Dios el tiempo ha sido reducido. La Biblia dice: “Y si el Señor no abreviase aquellos días, no se salvaría nadie, pero en atención a sus elegidos que él escogió, ha abreviado los días.” (Mc. 13, 20). Hablan de las profecías Mayas, dicen que señalan el fin del mundo, para el día 21 de Diciembre de 2012. Los expertos del tema están dando a entender como que el fin del mundo sobrevendrá de momento y, que todo, se va ha desmoronar el día señalado. Pero esto no será así, pues la revelación de Dios habla de un espacio de tiempo específico para el castigo, en el cuál todos los seres humanos serán sometidos a Satanás por orden de Jesucristo: “Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar elevando hacia el cielo unas manos piadosas, sin ira ni discusiones”. (1Tm. 2, 8). Ante la proximidad de una muerte inevitable y del terror que se aproxima, los enemigos de Dios pueden pasar instantáneamente al lado del Señor orando, llorando y clamando a Dios incluso con enorme devoción. La postura espiritual es la actitud adecuada para enfrentarse a lo que ha de venir.

El Apocalipsis habla de:: “¡Destrozo, saqueo, devastación! ¡Ánimos que decaen, rodillas que vacilan, espaldas que flaquean, rostros que mudados de color! (Na. 2, 11) La Biblia se refiere a un periodo de desgracias permitidas por Dios, y cuya duración ha sido reducida, pues de no ser así no quedaría nadie, el Señor ha recortado los días por amor a los hombres que han cumplido los Mandamientos. Sabemos que el tiempo ha sido reducido, pero no sabemos cuanto, Jesús no nos lo ha revelado, no sabemos el comienzo del día del castigo. Pero si sabemos que todo será cuestión de un corto espacio de tiempo pues el día 24 de Diciembre la tierra tiene que estar preparada para recibir a Jesucristo. Se acerca el día de la liberación esperada del pueblo elegido, el triunfo final de Jesucristo y sus seguidores. Después de estos acontecimientos Jesús ejercerá el control total y gobernará la Tierra. Los seres humanos emplearán la energía del amor para vivir. Sus acciones humanizarán, enriquecerán y lograrán el equilibrio social de todos para todos y para un mismo fin.

Por último la Séptima Trompeta anunciará la llegada de Jesús, a partir de ese día la Tierra será su morada: “Ha llegado el reinado sobre el mundo de nuestro Señor y de su Cristo; y reinará por los siglos de los siglos.” (Ap. 11, 15). Así se habrá consumado el misterio de Dios, la derrota de todos sus enemigos, el establecimiento definitivo del Reino de Dios en la Tierra.

El día 11 de agosto de 2011, los mercados caían en toda Europa. Los europeos viven desde entonces un periodo de pánico continuo, se trata de una hecatombe económica que ha de ser llamada por su nombre: Crisis en fase terminal del capitalismo. Desde entonces las bolsas del mundo muestran la agitación de los mercados crecen los temores sobre la economía global y, todo ello, debido a los niveles de crecimiento de la deuda en Europa y Estados Unidos. Hay incertidumbre y temor a que Estados Unidos y otras economías europeas puedan volver a caer en recesión tras una desaceleración en los mercados cada vez más evidente. Los expertos hablan de volver a caer sin haberse levantado, los mercados que entraron en declive en 2008 no han salido nunca de la recesión. Lo que ha sucedido ha sido que las diferentes medidas de emergencia que se han venido aplicando en Europa y EE.UU., han estado retrasado la bancarrota mundial. Los datos son hechos concluyentes, la situación de Occidente y, del mundo entero, es muy grave y no es recuperable. El desenlace ocurrirá de inmediato, con resultados caóticos para el sistema capitalista mundial. La utopía está llevando a Estados Unidos y a Europa y, por consecuencia, a todo el mundo en dirección de un crack. En esta vida todo es mentira, por eso los políticos interpretan la política económica que están llevando a cabo como un éxito a la hora de crear puestos de trabajo. Ni los gobiernos ni los bancos, ni los individuos saben qué hacer, no hay posibilidad de encontrar una alternativa a esta forma de vida que se está agotando. El oro considerado para los tiempos difíciles como un valor refugio por excelencia igualmente ha de desplomarse por completo y, definitivamente, hasta perder todo su brillo. No habrá posibilidad alguna para nadie de salir a flote, el barco se hundirá con todos sus pasajeros. El mundo ha de ser arruinado totalmente y, todo ello, porque esta forma de vida ha de morir. Una incertidumbre se esta extendiendo por toda la tierra, los hombres desfallecerán por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo.

San Lucas indicaba los signos de nuestro tiempo como el anuncio de la felicidad perpetua para los verdaderos seguidores de Dios: “Cuando empiecen a suceder estas cosas, cobrad ánimo y levantad la cabeza, porque se acerca vuestra liberación”. (Lc. 21, 26- 28). ¡Qué felicidad tan inmensa! se aproxima la Venidade Cristo en el Juicio Final. Se acerca el fin de todas las cosas creadas por el hombre. El oro, el $, el euro y todas las monedas, muy pronto no tendrán ningún valor. El investigador de la Universidad de Yale, Immanuel Wallerstein, ha considerado que “el dólar ha entrado en un proceso grave e irreversible de pérdida de valor como moneda de reserva mundial, subrayando que era el último poder serio que mantenía EEUU”. Por todo ello, hay que esperar una violencia nunca vista en las calles sobretodo en las ciudades y, además, en el final terrorifico de la Tercera Guerra Mundial. Ante la fatalidad de EE.UU. y Europa, los países emergentes como China creen que podrán salvarse, sin embargo esconden una falsa realidad. Todas las naciones pertenecen a un mundo que ha de desmoronarse por completo.

El día 19 de abril de 2012, India exhibía un misil de largo alcance que puede llevar incorporado una bomba atómica y, alcanzar, objetivos en toda Asia y parte de Europa. Un arma poderosa que sólo poseían cinco países en el mundo: EE.UU., Rusia, Francia, Reino Unido y China. Ahora ya son seis los países que la tienen. China e India, mantienen disputas territoriales de ahí la carrera de armamentos en busca del equilibrio sin fin. La India ha intentado equipararse a China y, ahora, ciudades como Pekín y Shangay están al alcance del poderío militar de India. En China el gasto en defensa ha crecido en un 181% en la última década. Tenemos ante nuestros ojos el paradigma que anunciaba Jesucristo para el fin del mundo: “Se levantará nación contra nación y reino contra reino”. (Lc. 21, 10). En este tiempo las naciones igual que los seres humanos, quien muestre debilidad será devorado.

Argentina nacionaliza YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales), controlada por la española Repsol. La presidenta Cristina Fernández dice haberlo hecho para manejar el control de sus propios recursos naturales. El temido efecto encadena ya esta dando frutos. El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha nacionalizado las acciones que Red Eléctrica Internacional, filial de Red Eléctrica Española, empresa Transportadora de Electricidad (TDE). Evo Morales ha ordenado al comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Tito Gandarillas, el control de las instalaciones de la administración y la responsabilidad de la empresa.

Sabemos que estamos viviendo el Apocalipsis, hemos recibido de Dios el conocimiento de todo lo que está ocurriendo en el mundo. “El Mensaje de Dios” es muy útil indica el mejor modo de vivir en este tiempo. Los seguidores de Jesús nos hemos apoyado en su Promesa y le esperamos con impaciencia: “Voy a preparar un lugar. Y cuando haya ido y os haya preparado un lugar, volveré y os tomaré conmigo, para que donde esté yo estéis también vosotros.” (Jn. 14, 2- 49). Pero durante más de 2000 años no hemos sabido cuando sería la llegada de Jesús a la Tierra. Jesús decía: “De aquel día y hora, nadie sabe nada, ni los ángeles de los cielos, ni el Hijo, sino el Padre.” (Mt. 24, 36). Ahora sabemos que tenemos al Hijo de Dios restaurando su Reino y respondiendo a los seres humanos que esperan su Venida. ¡Su Venida será Gloriosa, Visible y Audible! conforme a las Escrituras. ¡Todos los que queden con vida, lo verán venir! La gloria y el resplandor de la Segunda Venida de Jesús, será impresionante: “Porque, como el relámpago fulgurante que brilla de un extremo a otro del cielo, así será el Hijo del hombre en su Día.” (Lc. 17, 24). Sonidos triunfales sacudirán la Tierra durante el regreso del Señor. San Pedro describe: “El mismo Señor bajará del cielo con clamor, en voz de arcángel y trompeta de Dios, y los que murieron en Cristo resucitarán en primer lugar. Después nosotros, los que vivamos, los que quedemos, seremos arrebatados en nubes, junto a ellos, al encuentro del Señor en los aires. Y así estaremos siempre con el Señor.” (1Ts. 4, 16- 17). Esta afirmación se refiere a la ruina de este mundo y al fin de la era presente. La tierra y todas las obras que hay en ella serán quemadas, son como paja prenderá chispa y no habrá quien apague. Pero los seguidores del Señor: “Esperamos, según nos lo tiene prometido, nuevos cielos y nueva tierra, en los que habite la justicia.” ” (P. 3, 10- 13).

Cuando triunfe el amor sobre el odio se habrán ejecutado todos los decretos consignados en el libro abierto por siete toques de trompeta, excepto uno. Cuando el amor inunde la faz de la Tierra Jesucristo abrirá el Último y Séptimo Sello. Y como dicen las Sagradas Escrituras, un silencio solemne precede y anuncia la “Venida” de Jesucristo a la Tierra: “Cuando el Cordero abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo, como una media hora”… (Ap. 8, 1).

 Y acto seguido resonará la Trompeta del Séptimo ángel anunciando el triunfo de Dios, el cumplimiento de todos los decretos anunciados en el libro abierto que contiene los Siete Sellos: “Entonces sonaron en el cielo voces que decían: ‘Ha llegado el reinado sobre el mundo de nuestro Señor y de su Cristo; y reinará por los siglos de los siglos’ Y los veinticuatro Ancianos que estaban sentados en sus tronos delante de Dios, se postraron rostro en tierra y adoraron a Dios Diciendo: ‘Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, ‘Aquel que es y que era’ porque has asumido tu inmenso poder para establecer tu reinado… Y se abrió el Santuario de Dios en el cielo, y apareció el arca de su alianza en el Santuario, y se produjeron relámpagos y fragor y truenos y temblor de tierra y fuerte granizada.” (Ap. 11, 15- 19).

El valor Eterno es el amor y sobre el amor se apoya la fe de los fieles de todos los tiempos. El amor es la cruz y el medio para asegurar a los seres humanos su resultado favorable. En la Nueva Tierra todos los seres humanos emplearán la energía del amor para vivir. Sus acciones se humanizarán y enriquecerán y lograrán el equilibrio social de todos para todos y para un mismo fin. El amor gobernará el mundo: “Al fin será derramado desde arriba sobre nosotros espíritu… El producto de la justicia será la paz…” (Is. 32, 15- 18). La justicia reemplazará la iniquidad y el mundo de Satanás será eliminado: “Y no habrá ya maldición alguna.” (Ap. 22, 3). El ser humano se verá libre de toda enfermedad, nunca más le atormentará el sufrimiento. Jesucristo hará desaparecer el odio y la violencia, concederá la salud perfecta y eliminará las enfermedades, la vejez y la muerte. Nadie tendrá que sufrir la iniquidad. ¡Qué alivio! El hombre se verá libre de todo sufrimiento jamás dirá: “Estoy enfermo.” (Is. 33, 24). Jesús concederá la salud perfecta y eliminará las enfermedades, la vejez y la muerte.

Así la nueva Tierra será un lugar apacible que garantizará la felicidad de la humanidad. Y sabrán que yo soy Yahvé, cuando… los libre de la mano de los que los tienen esclavizados…” (Ez. 34, 27). Se sentará cada cual bajo su higuera, sin que nadie le inquiete, ¡Yahvé Sebaot ha hablado!” (Mi. 4, 4). En la Tierra habrá paz entre el hombre y las bestias salvajes como había en el paraíso: “Serán vecinos el lobo cordero… (Is. 11, 6). Jesús resucitará a los muertos. Él ha dicho que todos los muertos que están en su memoria, la gente buena: “Oirán la voz y saldrán.” (Jn. 28, 29.). San Pablo manifestó lo que sucedería en la parusía con los vivos y los muertos: “Al toque de la trompeta final… los muertos resucitarán incorruptibles y nosotros seremos transformados…  es necesario… que este ser mortal se revista de inmortalidad.”(1Co. 15, 52- 53). En este tiempo los vivos y los muertos serán revestidos para una existencia nueva. La resurrección no significará reunir los mismos elementos químicos. En este tiempo los vivos y los muertos serán equipados para nunca más morir y serán devueltos a la Tierra convertida en un paraíso. Jesús dará vida a nuevos cuerpos tomados de los elementos terrestres y en ese cuerpo colocará el espíritu de los que Él ama: “Porque así como los cielos nuevos y la tierra nueva que yo hago permanecen en mi presencia- oráculo de Yahvé-, así permanecerá vuestra raza y vuestro nombre…” (Is. 66, 22- 23).

Yo soy el Alfa y la Omega, el Primero y el Último, el Principio y el Fin.” (Ap. 22, 15). Cuando hayan sido sometidas a Jesús todas las cosas: “Entonces también el Hijo se someterá a Aquél que ha sometido a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos.” (1Co. 15, 28). Jesús se presentará ante su Padre para comunicarle que su misión está cumplida. Dios proporcionará un gobierno perfecto, todos los seres humanos aprenderán de Yahvé. Año tras año se impartirá la sana instrucción de amar: “¡La tierra acabará llenándose del conocimiento de Yahvé, como las aguas llenan el mar!” (Ha. 2, 14). Dios reparará y borrará los recuerdos dolorosos y los sufrimientos que han tenido en la Tierra sus seguidores. “Y enjugará toda lágrima de sus ojos, y no habrá llanto, ni gritos ni fatigas, porque el mundo viejo ha pasado.” (Ap. 21, 4).

En la Nueva Era todas las naciones acudirán en actitud de sumisión a Yahvé y a su pueblo: “Caminarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu alborada… Acudirán a ti encorvados los hijos de los que te humillaban, se postrarán a tus pies todos los que te menospreciaban, y te llamarán la Ciudad de Yahvé, la sión del Santo de Israel.” (Is. 60, 3; 14).

..“Grande es su señorío, y la paz no tendrá fin sobre el trono de David y sobre su reino, para restaurarlo y consolidarlo por la equidad, y la justicia. Desde ahora y hasta siempre, el celo de Yahvé Sebaot hará eso.” (Is. 9, 6).

Sahlom
Paz.

Comentarios cerrados