:: Víctimas de género y domésticas

  Una de cada cinco mujeres de la Unión Europea sufre violencia de género. Los gobernantes dicen: “Tolerancia cero, adoptaremos medidas para su erradicación.” La meta es la igualdad”. Las mujeres dicen: “El patriarcado, el machismo, es la verdadera causa de la violencia de género.” Pero eso es mentira, la violencia de género no procede del maltratador, es una energía más fuerte que entra en el hombre y consigue atraparlo bajo su poder y hacerlo insociable. La violencia de género y doméstica cumple una de las predicciones de Nostradamus. Nostradamus dice que sería implantado el sacrificio de personas y, no serían: “ni monjes, ni novatos, ni novicios.” En el mundo entero se ha llevado a cabo el “martirio,” Satanás no ha tenido fronteras, muchos seres humanos han sido y están siendo atormentados o matados por el simple hecho de no saber como ha funcionado la vida, no han tenido perspectiva de futuro, no han sabido enfrentarse a ella.

Las víctimas de las fuerzas del mal son los mártires de un crimen cuyas claves se esconden en los entresijos de la condición humana, de un ser perverso y malvado que habita en la Tierra. La violencia que procede de Satanás es una estrategia que los obradores de iniquidad utilizan cuando quieren obtener un beneficio, y siempre es causando daño a su prójimo. Satanás se activa a través de los sentimientos de odio, celos, rencor, ambición… Y esto es algo que muchos seres humanos, casi siempre mujeres, sienten principalmente hacia sus propios hermanos o familiares más cercanos. Al hablar de las fuerzas del mal nos referimos a una actividad oculta que los aliados del diablo realizan conscientemente, acción de la cual la ciencia no sabe nada o no ha querido saber.

Satanás ha actuado en la Tierra con dos energías diferentes: la ordinaria y la extraordinaria. Cuando el demonio ha conseguido que el obrador de iniquidad (la persona mala), utilizara el poder del mismo Satanás, se ha llevado a cabo la actuación ordinaria. Dios ha permitido la actuación ordinaria por medio de las tentaciones, al mismo tiempo que ha concedido al ser humano todas las gracias para resistirse a ellas. “No habéis sufrido tentación superior a la medida humana.” (1Co 10, 13). De este modo los seres humanos han demostrado no ser aptos para entrar en la vida Eterna. San Juan hace referencia al pecado mortal cuando señala: “Hay un pecado que es de muerte” (Jn. 5- 16). El Apóstol se refiere al pecado original que es el primer pecado mortal cometido por el hombre. Adán y Eva, seducidos por Satanás, accedieron a comer del “árbol de la ciencia del bien y del mal.” (Gn. 2, 17). A los dos poderes sobrenaturales que hay en la Tierra: Las fuerzas del bien y las fuerzas del maL. Con el poder de las fuerzas del mal la obradora de iniquidad decide por sí misma quien ha de morir o vivir y obra en consecuencia. La mujer Anticristo se erige como juez del bien y del mal, lo cual es privilegio solo de Dios. Cuando la obradora de iniquidad, obtiene el poder total sobre su victima, la puede marginar, oprimir o hacer que lleve a cabo conductas inhumanas, Satanás ha conseguido su actuación extraordinaria.

La obradora de iniquidad con las energías del diablo consigue posesiones: el dominio total sobre el maltratado y el maltratador. Las obradoras de iniquidad han sido las culpables de toda posesión o trastorno maléfico en los seres humanos, llegando en muchos casos a la destrucción de familias enteras. Ha habido hombres que han matado a su esposa y a sus hijos y después se ha suicidado. Y la única y verdadera culpable de semejante atrocidad, normalmente se hallaba camuflada entre los asistentes al sepelio de la victima, sin ser identificada, regocijada en su interior al ver su sueño cumplido. Impensable que una mujer fuera capaz de atacar de esa manera a otra mujer. El odio ha sido interceptado entre los familiares más cercanos y entre la propia madre o hermana. La Biblia dice: “Y los enemigos de cada cual son los de su casa.” (Mi. 7, 6). Una madre, una hermana, tía, suegra, cuñada… El amor normalmente no va unido al vínculo de la sangre.

La energía extraordinaria de Satanás ha generado a unos seres humanos violentos y sanguinarios y a otros oprimidos débiles, tímidos y temblorosos. Satanás quiere ver a la mujer justa sumisa: de palabra baja y suave, como de quien implora y suplica. Satanás devora a las personas ingenuas que rebosan inicencia porque no tienen maldad. Satanás encaja con Satanás, los iguales se han buscado y se han unido. Con oprimidos y violentos conviviendo juntos, Satanás se realiza. Pero no sólo hay mujeres víctimas, también hombres han sido desmoronados psicológicamente o asesinados por sus esposas poseídas por el demonio. Las fuerzas del mal han conducido al infanticidio, al fratricidio, al parricidio, al homicidio del cónyuge etc. Estos crímenes han sido muy graves por los vínculos naturales que han destruido. Estos pecados han estado clamando venganza al cielo.

Recursos públicos destinados a la investigación, como Psiquiatras, psicólogos y criminólogos de toda España, han buscado sin éxito las claves de la agresividad humana. D. Luis Moya, D. Antonio Andrés Pueyo y otros criminólogos y profesores de psicobiología llevan años de investigación y, aun así, siguen sin entender qué estructuras neuronales, qué receptores neuroquímicos, qué sustancias hormonales o qué genes pueden estar explicando la violencia criminal. Antonio Andrés Pueyo: “Se habla de la violencia como un instinto, como un síntoma de una enfermedad mental o simplemente como una patología de la agresividad. Nosotros entendemos que la violencia no es nada de todo esto, aunque tiene que ver con todo ello.” Los criminólogos trabajan sobre la agresividad y sus variables psicobiológicas, en el cuerpo y en la mente. La ciencia lleva tiempo queriendo descifrar los códigos del comportamiento humano y, para ello, se ha dedicado a buscar en el cerebro y la biología las raíces de la Psicopatía, el maltrato, el odio, la ira, la guerra, la empatía…

Los “expertos” están confundidos, creen que, además de lo que es toda la parte social o toda la parte legal, la parte biológica es fundamental para establecer un diagnóstico. D. Antonio Andrés Pueyo describía “El niño maltratado que se convierte en maltratador, el consumo de sustancias, de alcohol, las relaciones de pareja muy conflictivas, actitudes machistas, indicadores biológicos, factores genéticos… Se habla del niño maltratado que se convierte en maltratador pero hay muchísimos niños que son maltratados en la infancia y que no se convierten por ello en maltratadores y muchos maltratadores que no han sido maltratados. Y el alcohol es un factor de riesgo pero no es una causa en sí misma. No existe entonces una única causa que explique la violencia”. Sabemos que Satanás puede esconderse y, de hecho, lo hace muy bien para confundir a los hombres de la ciencia. Por ello, dicen los “expertos”: “tampoco son enfermos mentales, existe la misma prevalencia de enfermedad mental que en la población en general”. No hay un patrón fijo que defina el maltrato, después de muchos años de estudio los expertos han visto que hay numerosos factores pero ninguno determinante. Las incógnitas son muchas en la psicobiología de la conducta agresiva y violenta.

Bibiana Aído y su equipo llegaron a Bruselas con la Ley que según ellos protege a las víctimas de la violencia de género y otros delitos violentos. Y, todo ello, con el propósito de garantizar que la medida acordada por el juez de un estado, como la orden de alejamiento para los maltratadores se aplique en cualquier país de Europa. La Comisaría de Justicia Vivian Redin al principio se reía de la infamia socialista y calificó de chapuza la propuesta española. La orden de alejamiento nunca funcionó, las mujeres han muerto después de haber denunciado. A pesar de ello, España consigue el día 23/09/2011 que los ministros de justicia de la UE den luz verde a la ley: “Cuando un ciudadano ha sido víctima de un delito, se adoptan unas medidas para protegerle que le pueden acompañar a modo de mochila más allá del país donde se adoptarán”. Las autoridades de cada país europeo se encargarán de comunicar a los maltratadores el cambio de residencia de sus víctimas. Con la incomprensible excusa de evitar que sus agresores se acerquen a ellas. Ya sabemos que los políticos mienten por eso siempre consiguen lo contrario de lo que dicen querer conseguir. La Ley impide a la mujer maltratada que ha denunciado, esconderse dentro y, también, fuera de España, la mujer queda expuesta a la voluntad expresa de su verdugo, consigue que su agresor la tenga siempre fichada. Un complot entre naciones que ha generado entre las víctimas inquietud y desasosiego.

Sólo la mujer que ha denunciado falsamente ha podido estar tranquila sin que su vida corriera peligro. Denuncias falsas hay cantidades, muchos hombres han sido, por este medio, atacados injustamente por sus parejas o ex parejas. Muchísimas mujeres han sido identificadas como mentirosas y difamadoras, los jueces lo identifican como el síndrome de la mujer maliciosa. El honor es lo más valioso del ser humano y los jueces han debido castigar con dureza a las mujeres que han difamado a sus maridos. La alineación parental es la forma de maltrato psicológico más severa que puede sufrir un menor. En esta vida instaurada en la mentira, la verdad no es defendida, quien se atreve a ello se encuentra en la misma situación de la lucha de David contra Goliat, es como una gota de agua en un océano. Si la denuncia de la mujer es real, jueces y abogados dicen “El padre tiene el derecho a disfrutar y a educar a sus hijos, pero hay mujeres que a los hombres no los dejan ejercer como padres.” Y cuando es falsa y la mujer es perversa y cruel, incomprensiblemente la custodia es para la madre, reconocida por la Ley como la persona idónea para disfrutar de la patria potestad de sus hijos y, todo ello, por el bien de las niñas, dicen los jueces. Denuncias hay muchas, pero sólo la mujer que realmente es víctima, está sentenciada a muerte y no puede escapar.

“Que busquen ayuda, que lo cuenten, que denuncien, que sepan que estamos a su lado, que nos importan, que tienen derecho a ser protegidas y liberadas”, decía Elena Valenciano, Bibiana Aido y, ahora, Ana Mato dice lo mismo. Pero la mujer teme denunciar, es conocedora de lo que puede ocurrirle, sabe que si denuncia multiplica el peligro de muerte. Abogados, policías y jueces no han tenido remordimiento de conciencia porque carecen de ella. Después de denunciar, la mujer ha tenido que irse a su casa y enfrentarse a solas a su agresor. Una mujer puntualizaba: “Soy víctima de violencia psicológica y maltrato físico, y aún sin estar juntos, estos episodios continúan. Vivo sin saber si algún día seré protagonista de las páginas de sucesos. Nunca he denunciado, no sirve de nada, sólo para poner más en peligro nuestra vida, por el incremento de rabia y ganas de venganza de nuestro agresor”. Por qué dicen que hay justicia, yo sólo creo en la divina decía la madre de una mujer maltratada: “En España la justicia jamás logrará que una mujer después de denunciar a su agresor pueda ir libremente por la calle. Él dice ‘Ya estoy harto, te voy a tener que matar por haberme denunciado’”. Relatos estremecedores que hacen estremecer. El miedo es real, la mujer sabe que su agresor es capaz de todo. Quién puede creer en la justicia, ni de este país ni de ningún otro, solo hay que experimentarlo para dejar de confiar en las leyes.

La Ley de Bibiana Aído debió ser abolida inmediatamente después de ser implantada, no ha funcionado y, además, es injusta. La Ley en lugar de hablar de “mujeres maltratadas” tendría que haber hablado de personas maltratadas. Para hacer valer lo mismo la dignidad de un hombre que la de una mujer y, también, de los niños. Pues se trata de la misma violencia física y psíquica que muchos hombres, mujeres y niños han estado y siguen sufriendo en la Tierra. Y, también, ha habido hombres que han sido atacados psicológicamente con mucho odio por la esposa que era obradora de iniquidad, ambos varones han llegado a una situación de desamparo que clama venganza al cielo. En este caos de destrucción y muerte para discernir y poder hacer un juicio de lo que está pasando con el tema del maltrato, es necesaria la revelación de Dios. Porque no hay un patrón fijo ni concreto para guiarse, sólo hace falta ver más allá de los sentidos.

D. Francisco Serrano, juez de familia en Sevilla hablaba de un año que habían matado a “51 mujeres y a 30 hombres, pero este último dato no está registrado oficialmente, mientras se registran y publicitan las estadísticas de mujeres víctimas de violencia machista, no se registran o no se hacen público los datos de hombres muertos a manos de sus compañeras o ex parejas”. El juez aseguraba que hay cantidad de hombres que sufren graves consecuencias, llegando incluso al suicido. Muchos hombres se ven de la noche a la mañana sin casa y sin hijos por una acusación falsa. Pero esto a nadie le importa, no hay organismo que lo analice, decía el magistrado. En este proceso de ataque al varón, Dñ. Mª Sanahuja jueza decano de Barcelona, ha asegurado que miles de hombres son detenidos por maltratar a sus parejas sin apenas indicios de culpabilidad. Esta señora hablaba de las denuncias falsas; jueces, fiscales, policías, abogados actúan favoreciendo a las mujeres para protegerse ellos, todo ello por la presión mediática. La señora Jueza decía: “El trato al género masculino es discriminatorio, la Ley contra la violencia de género presupone de antemano que el denunciado es un delincuente sólo por el hecho de ser hombre. En la plataforma contra la violencia de género sólo se habla del maltrato a las mujeres” y se ocultan las denuncias falsas.

De unos tres mil quinientos jueces que hay en España sólo tres han pasado la prueba satisfactoriamente. D. Fernando Ferrín Calamita, Dña. Mª Sanahuja y D. Francisco Serrano han sido valientes y coherentes con la Verdad. Este último ha dicho: “La violencia de género es una mentira de Estado”. El feminismo radical marca en España una presión mediática brutal. “El dinero lo mueve todo y, por desgracia, la violencia de género arrastra detrás de sí cifras astronómicas en publicidad para los medios, en subvenciones para los políticos, sindicatos y asociaciones de todo tipo”, indica José Antonio Caparrós, presidente de la Federación Andaluza por la Igualdad Efectiva (FADIE). En política sabemos que todo se hace a cambio de algo. Las denuncias por violencia de género han permitido al Estado español obtener enormes cantidades de dinero ya que recibe 3200 euros por cada una de ellas, de fondos de la Unión Europea destinados a combatir la violencia de género. A D. Sariego Morillo se lo explicaron en Bruselas cuando se reunió con la Comisión de Libertades Civiles y Justicia. En la Secretaría de Igualdad le han reconocido recibir 10 millones de fondos europeos de los cuales sólo uno se dedica a prevención de la violencia de género. Lo demás se lo reparten entre ellos. Ahora ya sabemos por qué los políticos constantemente han venido animando a las mujeres a denunciar.

“Basta que una mujer se declare maltratada para que automáticamente se le considere víctima. Cuando cuentas esto a juristas extranjeros, la gente no se lo cree” dice el juez D. Francisco Serrano juez de familia en Sevilla. “Prefiero ser un abogado libre que un juez con miedo”. Aseguraba el magistrado después de ser cesado como juez  “El ejercicio de juez de familia se ha convertido en una profesión de alto riesgo si no te sometes a las presiones del ‘looby’ de género”. En ese entramado de falsedad han entrado en juego instituciones de tan alto prestigio como el Consejo General del Poder Judicial, la Fiscalía, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y el Tribunal Supremo. La normativa “de género” no ha logrado erradicar los casos de violencia contra las mujeres pero si ha fomentado la cultura del odio contra los hombres. Dos de los jueces anteriormente señalados han sido expulsados de la carrera judicial y, todo ello, por la defensa que han hecho de la verdad. La Verdad procede de Jesucristo y a todo aquel que se atreve a defenderla públicamente, se le condena y se le crucifica como a Él. Enhorabuena a los Sr. Jueces, Dios siempre hace justicia, y a ustedes se la otorgará muy pronto por ser fieles a la Verdad y no ceder a la presión progresista.

Comunistas, Socialistas, del PP… sólo han tenido palabras, palabras y más palabras sin compromiso. Después de cada mujer muerta un minuto de silencio, aplausos, flores… teatro y más teatro. No han estado al lado de la mujer que lo necesitaba, de ser así no se habría producido ninguna muerte más. Los políticos amenazados de muerte han tenido guardaespaldas y las mujeres amenazadas por sus parejas o ex parejas han necesitado la misma protección. Los políticos han promulgado una Ley inmoral que no reprime al maltratador que es incapaz de proteger a la mujer y a sus hijos. Y pensar que a estas mujeres, que están siendo perseguidas por Satanás, se las suele juzgar como mujeres débiles de personalidad y carácter. Pero como todo en esta vida, eso también es mentira son mujeres que soportan procesos de brujería que les impide abandonar y les fuerza a proseguir en esa relación violenta. Dicen los expertos que padecen el Síndrome de Estocolmo. Están totalmente oprimidas, debilitadas y tremendamente asustadas, con la voluntad anulada, sin seguridad en sí mismas. Se trata de una situación que desconcierta a la sociedad y a quienes trabajan por erradicar esa violencia, no entienden por qué la mujer rompe con esta lógica, y por qué no abandona en un primer momento esta relación.

Detrás de las argumentaciones de Elena Valenciano, hay odio y celos sin medida hacia los hombres. Las mujeres socialistas se han propuesto acabar con el género masculino, de ahí el ataque indiscriminado. Unidas y organizadas se han dedicado a atacar a todos los hombres, no sólo en España, sino a nivel internacional. El Estado Español se situó en una estrategia dirigida principalmente a los niños varones, para eliminar estereotipos sexistas en la educación. Los niños de rosa y las niñas de azul, los chicos con muñecas y las chicas con balón. El género se define por la construcción natural que se crea en una sociedad a partir de las diferencias biológicas, mediante la cual se adscriben cultural y socialmente aptitudes, roles sociales y actitudes diferenciadas para hombres y mujeres, atribuidas en función de su sexo biológico. Y esto es algo tan sobrenatural que no tendría que haberse manipulado nunca. Las personas que se han dedicado en política al tema de la igualdad entre ambos sexos, han intentado justificar su sueldo de una forma perversa, la peor para desenvolverse en la vida.

El vudú ha tenido su raíz en África, los africanos han llevado el vudú en la sangre. Haití es conocida como la tierra del vudú y la magia negra, la religión de estado es el vudú. Las mujeres subsajarianas que ejercen la prostitución tienen mucho miedo a las mafias.   Los africanos han sabido que la brujería es efectiva, por eso las mafias han sometido a sus víctimas a prácticas de brujería como: hechizos, encantamientos y rituales de vudú… Mediante estas prácticas las mafias han requerido las energías del diablo y no han tenido la menor duda; sus víctimas tienen que pagar, pues de no hacerlo Satanás será su dueño.  El joven africano Moszy es albino y ha asegurado a las autoridades españolas que en su país su cuerpo es codiciado para rituales de brujería. Allí a los albinos se les suele perseguir y asesinar: “los dedos son utilizados como amuletos y con su sangre se elabora el muti, una bebida que preparan los brujos locales con la creencia de que trae fortuna”. Moszy ha dicho que si volvía a su país con toda probabilidad sería víctima de uno de los muchos rituales de brujería que se celebran.

“Los maleficios más fuertes que he tenido ocasión de exorcizar procedían de Brasil o de África”, dice en su libro “Habla un exorcista” Gabriela Amorth. La palabra en África tiene mucho valor, los africanos le tienen miedo. Y en Occidente tenemos testimonios de maldiciones cumplidas. El señor Amorth narra en su libro una maldición que hizo una mujer a su hijo y a las piernas de su nieto, escrita detrás de una fotografía: “Que las piernas de ese niño estén siempre enfermas y que si tú vuelves al pueblo mueras en la cama en que naciste”. Según el exorcista todo se cumplió. Jesús decía refiriéndose a las maldiciones y a los malos pensamientos: “Lo que sale del hombre, eso es lo que contamina al hombre.” (Mc. 7, 14- 23). Toda clase de maldades han salido del interior de muchos seres humanos.

Las personas buenas y honradas no tienen cabida en la sociedad, la gente buena e inocente no ha sabido nunca adivinar ni intuir la maldad que les ha rodeado. Las víctimas de la violencia de género y doméstica y todas las personas afectadas por las fuerzas del mal, han sufrido un dolor físico y moral de una gran intensidad. Su vida ha sido como “la escalera de un gallinero, corta y llena de mierda.” Como ejemplo de ello hemos tenido a muchas personas acorraladas y en peligro de muerte, sin recibir ayuda de nadie. Se han dado muchas conferencias, se han escrito muchos libros y se han puesto leyes en funcionamiento, pero de poco han servido. La gente, sin la Sabiduría de Dios, no ha conseguido proteger ni devolver la dignidad ni la libertad a las personas perseguidas por el diablo.

Los maltratadores han clavado 87 veces un punzón a su pareja, 33 veces unas tijeras en el cuello de su compañera, y 90 puñaladas a su esposa, esto es ensañamiento dicen los expertos. Ha sido escalofriante el testimonio de una mujer que fue agredida brutalmente por su pareja: “A mi me ha pasado de todo, desde decirme que si no fuera porque estaba embarazada me tiraba por la ventana, hasta obligarme a terminar unas cortinas a las cinco de la mañana cuando yo me levantaba a las siete de la cama para ir a trabajar”. Esta mujer relataba como su pareja alternaba el terror y la ternura. Por un lado decía que la amaba mientras que por el otro la golpeaba. Los golpes y vejaciones hicieron que perdiera toda su seguridad. Con el maltrato psicológico y la humillación en público el maltratador ha conseguido atemorizar a la familia y aislarla socialmente. Un hijo de Carmen Cerrato contaba que el miedo a la humillación y al maltrato impidieron a él y a sus hermanos ayudar a su madre: “Lo mejor para todos era quedarse callado y no provocar a la bestia”. Este joven ha hecho una descripción perfecta de la energía de los posesos, la bestia que él ha definido ha sido Satanás. Esta situación ha llevado a un proceso de aislamiento social, todo ello debido a la ansiedad, la angustia, la baja autoestima, los dolores de cabeza, las alteraciones del sueño y del apetito… El maltrato, el insomnio, y el demonio van unidos. Han dicho que Michael Jackson padecía insomnio, los afectados por energías negativas han presentado un cuadro clínico similar.  La víctima Carmen Cerrato llevaba treinta años sin ver a su madre porque su marido se lo había prohibido, por desobedecerle la mató. No ha sido posible señalar con el dedo a los verdaderos autores de tan cruel hazaña pero, sin duda alguna, la justicia divina recaerá sobre ellos. “Justicia eterna es tu justicia, verdad es tu ley”. (Sal. 119, .142).

La mentira sobre la inactividad del diablo ha llevado al terror a muchas personas. Las mujeres maltratadas han estado afectadas por la energía opresora del demonio. Esta energía ha creado en ellas inseguridad, debilidad, falta de autoestima. Bloqueadas y encerradas en sí mismas, el miedo ha envalentonado al diablo que ha llenado de pánico a muchas personas, cortando las alas de su felicidad. Las personas afectadas han debido acudir a Dios, utilizar su poder y crear un nuevo paradigma, donde es posible la vida en libertad. Dios, es la energía del silencio, la fuerza para que la mente no divague. Las mujeres maltratadas no han sabido qué era lo que realmente afectaba a su oponente, y han caído en la trampa de responder a la provocación del incontrolado, despilfarrando su energía. Satanás no razona nunca, es incoherente, calumniador, mal educado y violento. La realidad es cruda porque los maltratadores están posesos, dominados por la energía extraordinaria del demonio, por eso son inocentes.. Jesús explicaba a sus discípulos: “No comprendéis que todo lo que de fuera entra en el hombre no puede contaminarle.” (Mc. 7, 18). Los seres humanos somos fácilmente manipulables por las energías del diablo,  la energía de Satanás entra en el hombre sin permiso y lo domina sin compasión. Nadie en su sano juicio quiere verse afectado por la energía extraordinaria del diablo, nadie quiere un final tan indigno y miserable.

Los medios de comunicación dijeron que Sylvina Bassani, antes de ser asesinada por su marido, había pedido ayuda insistentemente a las autoridades correspondientes, a pesar de ello no fue protegida y fue asesinada junto a su pareja, por su marido, en presencia del hijo de ambos. Como ejemplo de víctima doméstica, tenemos el caso de una madre maltratada por su hijo, estaba desesperada, incluso llegó a pedir ayuda delante de las cámaras de un canal de televisión. Posteriormente su hijo paseaba su cabeza por la plaza del pueblo. . “Yo sé, Yahvé, que no depende del hombre su camino, que el que anda no decide la rectitud de sus pasos.” (Jr. 10, 23).

Dios ha permitido la actividad del demonio para probar a los seres humanos, nunca se ha debido culpar por sus actos a las personas contagiadas por la energía extraordinaria del diablo. La posesión no ha sido consecuencia del pecado, no ha sido un castigo de Dios, la posesión ha sido una energía que ha ejercido el dominio sobre el ser humano. Los hombres y las mujeres que han estado afectados por el demonio no han sido culpables de sus actos. Los poseídos han sido personas inocentes, han sido dominados por Satanás. El demonio ha anulado su voluntad y se ha hecho dueño de su cuerpo. Cuando esto ha ocurrido, el ser humano no ha actuado, ha sido el diablo, Satanás ha obedecido al mandato y requerimiento del obrador de iniquidad que casi siempre son mujeres (la mayor enemiga de la mujer es la mujer). Las personas afectadas por el demonio a pesar de haber perdido el dominio de su cuerpo, les ha quedado el de su alma. Marcos lo describe con inteligencia y sabiduría: “Doctrina sobre lo puro y lo impuro. Llamó otra vez a la gente y les dijo: `Oídme todos y entended. Nada hay fuera del hombre, que, entrando en él, pueda contaminarle; sino lo que sale del hombre, eso es lo que contamina al hombre”. (Mc. 7, 14- 32).

Al desamparo que se ha producido cuando una persona ha sido afectada por las fuerzas del mal, se ha debido añadir el desconocimiento de la verdad sobre lo que ha estado ocurriendo. Esto ha hecho posible el sufrimiento, el abandono y la marginalidad de miles de “enfermos crónicos.” En Huelva una joven de trece años ha sido presuntamente violada por varios jóvenes, han dicho que era una niña con cuerpo de mujer, guapa, desarrollada y alegre pero con una mentalidad de una niña de 7 años. Debido a la mala situación de muchos varones por la contaminación de las energías negativas, la noche es un peligro para cualquier joven, pero mucho más para una joven deficiente. Pero lo más preocupante ha sido que el pueblo estuviera indignado y echara la culpa a la víctima. ¿Qué podemos esperar de una sociedad que le da risa, lo que tiene que dar pena? La falta de sabiduría ha hecho imposible encauzar los casos en la dirección que correspondía. Las personas que han utilizado las fuerzas del mal han conseguido que la justicia no se pronuncie con equidad.

El tratamiento que han recibido los posesos ha sido inefectivo, estos hombres han necesitado ser exorcizados pues han estado poseídos por el diablo. Los exorcismos y las liberaciones han sido necesarios, deberían haberse efectuado en todos los casos de posesión, para eso han sido creados para expulsar demonios y liberar a las personas de las posesiones demoníacas. Nada ha habido en el mundo, nada excepto el poder del diablo que haya podido reducir al ser humano a la condición de esclavo y a las cadenas de la cárcel. Los exorcismos han estado dirigidos a la expulsión de los demonios y a la liberación de las posesiones demoníacas a través de la autoridad espiritual que Jesús confirió a su Iglesia. Las liberaciones simplemente han sido oraciones y mandatos que han ido dirigidos contra las fuerzas del mal para que abandonasen a la víctima. Este poder lo confirió Jesús a todos los que creyeran en Él: “Estos son los signos que acompañarán a los que crean: en mi nombre expulsarán demonios…” (Mc. 16, 17- 18). “Aprender el ritual litúrgico no es difícil”, decía alguien “El problema es el discernimiento que requiere el exorcismo antes de siquiera intentarlo”, sencillamente han hecho falta personas libres y valientes, llenas de fe para llevarlo a cabo. La persona con el don de liberación está capacitada, posee el discernimiento, la fe y el poder que requiere toda liberación. Esta persona puede ver la trama apocalíptica del mal, puede instruir a otros de cómo protegerse y además puede evaluar si una persona está de verdad afectada por el demonio o si está poseída. La persona que tiene el don de liberación puede hacer consideraciones sobre las oraciones y sobre todo lo que integran las liberaciones.

Desgraciadamente las personas oprimidas no han recibido ayuda, sus verdugos no han sido exorcizados y el sufrimiento para muchos seres humanos ha llegado a ser monstruoso. Como ha sido el caso de Elisabeth, violada y golpeada desde los 11 años por su propio padre y, posteriormente encerrada en el sótano de su casa, un búnker con puertas de acero. Durante 24 años fue violada sistemáticamente y forzada a procrear hasta siete hijos en la impunidad. Satanás en este caso ha conseguido dar rienda suelta a su instinto animal. El austriaco ha asido descrito como un hombre “vanidoso, fatuo, agresivo, cruel y autoritario,” los seres humanos deben saber que los verdaderos culpables de la compleja personalidad de este hombre, son personas que nunca podrán ser identificados ni juzgados por vía humana. Los verdaderos culpables de todas las atrocidades que han ocurrido en la tierra han sido terceras personas, ajenas siempre al círculo íntimo del conflicto. El responsable de la policía decía: “¿Por qué eligió a Elisabeth?” “La verdad es que no lo sabemos.” La gente debe saber que Elisabeth fue elegida por envidia o celos, por una persona que ha estado utilizando las fuerzas del mal, muy cercana al círculo familiar Estas personas han utilizado armas que no se ven, por ese motivo no podrán ser juzgados en la tierra. La Justicia corresponde a Dios.

Todos los sufrimientos y enfermedades causados por Satanás se podrían haber evitado de una forma sencilla haciendo uso del poder completo de Dios. La Biblia dice: “Estos son los signos que acompañarán a los que crean. En mi nombre expulsarán demonios.” (Mc, 16, 17). La gente ha dicho: ¿Qué está pasando, qué es lo que no funciona para que pasen estas cosas? La respuesta es muy sencilla,  a la sociedad no le ha interesado saber la verdad, ha evitado por todos los medios el tema del diablo: la mente asusta, el diablo no se ve. Gracias a la colaboración social, los obradores de iniquidad han conseguido el sufrimiento de miles de seres humanos en el mundo.

En el 2009 los informativos hablaban de 49 víctimas de violencia de género, pero esas cifras no eran verdaderas, las víctimas son muchas más de las reconocidas. Celeste fue violada y asesinada por un joven que había sido su pareja, sin embargo Celeste no fue considerada víctima de género. Los expertos dijeron que Braulio hacía meses que sólo era un amigo. Hay mujeres que han desaparecido y no se han encontrado sus cuerpos y además tampoco sabemos cuantas víctimas de género han podido morir en el fuego intencionado de su vivienda, en accidente de coche. El poseso es un suicida, no tiene miedo a la muerte. De hecho hay muchos muertos por accidentes de circulación producidos por choques frontales. Y, además, muchos casos de mujeres muertas han quedado sin resolver por falta de pruebas. Se habla de estereotipos y roles sexistas como la principal causa de la violencia de género, pero eso es mentira.  A Bibiana Aído le gustan los rituales de espectáculo, en la última campaña contra la violencia de género de 2010 mostraba tarjetas rojas al diablo. El rojo es el color de la sangre y el preferido del diablo, le ha estimulado y Satanás ha batido el record 71, 72, 73 mujeres muertas a manos de sus parejas o exparejas, la cifra exacta nunca se sabe.

En cuanto al origen se sigue insistiendo hay terceras personas implicadas que manipulan las fuerzas del mal. La obradora de iniquidad utiliza las energías del diablo y consigue posesiones: el dominio total sobre el maltratado y el maltratador. El maltratador obedece órdenes es como una marioneta en poder de la obradora. Las víctimas de género y domésticas han sido sometidas por algún familiar: una hermana, una tía, una cuñada…  a un régimen de opresión escandaloso. El odio ha sido interceptado entre los familiares más cercanos y entre los propios hermanos. Esto es algo que se está haciendo en todo el mundo, la violencia de género no tiene fronteras. Ha sido generada por los celos y la envidia que han sentido muchas personas hacia su prójimo. El odio ha activado la energía extraordinaria de Satanás. El diablo ha llevado a la indignidad y a la muerte antes de tiempo a muchos seres humanos. La energía extraordinaria de Satanás ha sido introducida en el cuerpo de las víctimas para satisfacer los malos pensamientos de los que obran el mal, con ella han generado el sufrimiento, las enfermedades y la muerte de su prójimo que lo ignoraba, de ahí las posesiones. Las víctimas no han llegado a sospechar que algún familiar podía odiarles tanto. A consecuencia de esto el viernes 11 de Julio de 2008 un hombre mató a su mujer y a sus dos hijos de seis y cuatro años y luego se suicido él. Después de años de estudio y de trabajo la Ley no ha podido acabar con el: “machismo criminal.” La gente dice: “¿Qué es lo que está fallando?” “Falta implicación en el entorno de la víctima.” Deben saber que los familiares buenos e inocentes también corren peligro y viven atemorizados. Otros familiares odian y esperan impacientes los acontecimientos finales que ellos mismos han preparado. En algunos casos: la aniquilación de la familia entera.

Nos encontramos en el Apocalipsis y comprobamos que este tiempo ha sido muy duro para muchos seres humanos. Jesús ha roto el segundo sello y ha dado paso a la gran prueba. Se ha dejado el campo libre a Satanás, su energía extraordinaria ha sido el cebo, con ella los obradores de iniquidad han devorado a sus víctimas. ¡Que la mujer maltratada despierte y vea la traición a la que ha estado siendo sometida! Ella debe saber que Dios es el único que: “La rescatará de la opresión y la violencia, considerará su sangre valiosa; (que viva y le den el oro de Sabá). Sin cesar rogarán por él, todo el día lo bendecirán” (Sal. 72, 14- 15). Jesucristo, la Virgen María y los Santos son los poderes superiores y, por tanto, ellos han sido el freno y no han permitido que Satanás y sus secuaces cumplieran sus objetivos. “Invoco a Yahvé, digno de alabanza, y me veo libre de mis enemigos”. (Sal. 18, 3).

Casi seis años de vigencia de la Ley contra la violencia de género y la justicia no ha podido garantizar la protección a las mujeres, y las mujeres han seguido muriendo a manos de sus parejas. Ya sabemos que los gobernantes consiguen lo contrario de lo que dicen querer conseguir, no sólo han seguido muriendo mujeres sino que además ha aumentado el número. Las víctimas se han sentido desvalidas, los maltratadotes han quebrantado la ley de alejamiento y las mujeres no han estado seguras. Ahora bien, Bibiana Aído consiguió convencer a Europa y crear un observatorio europeo contra la violencia de género. Llegó al Parlamento Europeo, con una Ley que no había cumplido, que no había protegido a las víctimas. Y, es que, desde las mismas instituciones contra el maltrato a la mujer se oía decir que las víctimas no estaban recibiendo las ayudas que necesitaban:  “Falta financiación, tratamiento y ayuda de largo alcance”. Las hijas de una víctima doméstica, una de ellas convaleciente durante años por las quemaduras del incendio provocado en su casa por su padre, en el que su madre perdió la vida. La joven decía que cuando su madre murió recibieron promesas del alcalde, que les iba a dar una vivienda, pero las promesas fueron incumplidas. Ha habido víctimas que han muerto, después de haberlo denunciado y estar conviviendo en el domicilio conyugal con su agresor por falta de recursos. El día 27 de noviembre de 2009, en la portada del diario “Mediterráneo” una maltratada que sufre cáncer pide al juez el indulto del agresor (su marido), para que la cuide pues tienen tres hijos y el único sueldo que entra en la casa es el del acusado. Recitar una poesía, condenar, aplaudir y un minuto de silencio, son acciones teatrales sin ningún éxito. Los políticos han hecho una gran movilización para que, para que otros vivieran alegremente a costa de las víctimas. Sin victimas, la ley y la señora Ministra Bibiana Aído habrían sido innecesarias.

Con la Ley contra la violencia de género hay que ser sinceros y realistas no se están recogiendo buenos frutos. Los juzgados de violencia de género están colapsados, el fenómeno va en aumento y los informes se amontonan en los juzgados, cuanto más se legisla menos resultados se obtienen. Los maltratadores tienen una forma de actuar contra la que nadie puede combatir. Es terrible comprobar el fracaso de la ley cotra la violencia de género. Pero ante tanto pesimismo la Sra. jueza Dñ. Raimunda de Peñafort se mostró optimista con la nueva Ley y dijo: “Los beneficios se recogerán pasados 100 o 200 años, no lo conoceremos.” Los mensajes han llamado la atención: “Estamos contigo, ante la violencia no estás sola.” “Si estás en peligro puedes pedir protección: orden de alejamiento para el agresor, que él se vaya de casa, centros de acogida…” Algunas de estas medidas son sorprendentes y absurdas por eso las mujeres han muerto, incluso después de haber denunciado. “Tú vas a ser la próxima que va a salir en el telediario”, dicen los maltratadores a sus víctimas, después de la denuncia el marido tiene que ir a casa a buscar su ropa. El 25 de noviembre, Día Internacional contra la violencia de género, Bibiana Aído ha dicho: “Sólo con un diagnóstico, sólo conociendo la causa real del problema”. Sí, señora ministra, tiene usted razón, sólo así se acabaría con la violencia en España y en el mundo entero. El mensaje de: “Juntos pararemos a los maltratadores,” es una gran mentira, los políticos están mintiendo, han demostrado que ellos no pueden parar estas energías.

Las Concejalías de la Mujer trabajan incansablemente para mejorar la situación de la mujer en general, sin embargo la mujer tiene hoy una situación peor que nunca, no tiene estabilidad. El mercado de hombres está muy mal, chicas con veinticinco o treinta y cinco años no encuentran a la persona adecuada. “Los hombres sólo quieren un placer limitado al genital, quieren cama y cada uno a su casa”, decía una chica. Pero el hombre casado vive más, tiene una calidad de vida mucho mejor, el hombre está concebido para vivir en pareja. La Biblia dice:” No es bueno que el hombre esté sólo”. Las necesidades fisiológicas no satisfacen al hombre, el hombre no sólo ha de satisfacer la sexualidad, necesita el afecto, ha de sentirse querido y cuidado.

Después de años de Ley: “Nos encontramos con una ley que no para la hemorragia” “¿Qué sucede?”, “Los agresores son de todas las edades, pertenecen a todo tipo de capas sociales; tienen una forma de actuar que nadie combate.” El primer caso que se sometió a la nueva ley de alejamiento fue el de Encarnación Rubio y, también, ella fue asesinada por su marido. Unos hombres relataron como un hombre había atacado a su pareja en plena calle, resultó curioso como centraron su descripción en los ojos del homicida: “los ojos se le salían…” El movimiento incontrolado de las órbitas de los ojos hacia fuera, es una de las manifestaciones más llamativa y sorprendente y específica de Satanás. Las mujeres han seguido muriendo: a hachazos, martillazos, navajazos, estranguladas o quemadas vivas. Se ha observado la impotencia de la ley ante un caos que no cesa. El volumen es alarmante: maltratadores, pederastas, violadores, asesinos, psicópatas. Las personas se han preguntado por qué han violado o matado algunos seres humanos, ha querido saber qué móvil les ha empujado a cometer actos tan inhumanos. La gente ha de saber que Satanás ha sido el causante, que su energía extraordinaria ha desarrollados psicópatas y sicóticos. La desgracia más grande ha sido encontrarse en el camino a un poseído por el diablo, haber quien te protege. Mª Jesús había puesto decenas de denuncias por las amenazas de muerte de su vecino, el hombre, incluso ha llegado a golpear la puerta de su casa con un hacha. El ayuntamiento ha hecho un seguimiento pero ha pasado el tiempo y nadie ha hecho nada, y Mª Jesús encerrada en casa y aterrorizada.

“Rosario vivía atemorizada”, sus compañeras de trabajo contaban que en una ocasión Antonio “quebrantó la orden de alejamiento, entró en el bar todo furioso y llegó a tirarle del pelo. Rosario era incapaz de salir de casa sola por miedo a su expareja, la acosaba a diario”. Rosario era una mujer perseguida por el diablo, se ha dado la paradoja de que de su primer marido ya se separó por malos tratos. El día 26 de septiembre de 2010, Rosario G. L. murió apuñalada por su expareja, Antonio A. S., en Moncofar.  El subdelegado del Gobierno de Castellón, Antonio Lorenzo: “Pese a las medidas preventivas y a la orden de alejamiento que pesaba sobre Antonio desde agosto, no hemos sido capaces de evitar que acabara con la vida de Rosario, y en presencia de su hijo, de 18 meses”. ¿De qué ha servido, que las mujeres maltratadas denuncien su situación? Mató a su pareja en presencia de su hijo, de sus hijos… ha sido una frase que se ha repetido demasiadas veces.  No han tenido vergüenza, ni los subdelegados del Gobierno, ni los alcaldes ni los demás personajes estatales, al exhibirse públicamente y a voces, con una Ley ineficaz que no ha protegido a las víctimas.

Los políticos durante todos estos años han estado mintiendo y ahora lo siguen haciendo. La violencia de género, no es de género, se trata de una energía que puede contagiar a hombres y a mujeres y a cualquier ser humano, de hecho Satanás se ha encontrado en todas las clases sociales a lo largo y ancho de todo el planeta. Los expertos dicen que la violencia de género en la clase social alta, es donde más se oculta. Satanás es odio en su estado puro, su energía extraordinaria ha generado dos tipos de afectados a unos seres humanos violentos y sanguinarios y, a otros oprimidos débiles, tímidos y temblorosos. Satanás puede afectar a: hombres, mujeres, chicos, niños…  Hay padres que han maltratado y matado a sus hijos e hijos que han maltratado y matado a sus padres, hay hombres que matan y mujeres que matan. Madrid 21 de Febrero de 2010, una mujer clava un cuchillo en el pecho y asesina a su pareja actual.

“Este mundo está muy mal” decía un amigo de Nora, la joven asesinada el día 25 de julio de 2009 a las puertas de una discoteca. Julia, la presunta asesina, era conocida en el pueblo por su carácter violento, siempre andaba en peleas. Los amigos de la víctima han dicho que Julia se volvía especialmente violenta cuando se cruzaba con Nora.  “Estaba obsesionada con ella, llevaba años amenazándola.” Julia actuaba obedeciendo a un mandato imperativo, como si estuviera siendo manipulada por las fuerzas del mal para que llevara a cabo esa conducta criminal. La policía ha sido incapaz de interceptar a los verdaderos asesinos. Satanás ha sido esa frialdad y crueldad, una desesperación y agresión que nadie ha podido parar con medios humanos. Mientras Nora moría en brazos de su novio, Julia decía con frialdad: “Aún no se muere” y de una forma calculadora preguntaba a los agentes “cuantos años me van a caer de cárcel.” Este comportamiento no tiene explicación a no ser que se considere obra del diablo. El psiquiatra Dr. Gaona describía el estado psiquiátrico de la joven: “Trastorno social de la personalidad, padece una psicopatía. Al psicópata le gusta matar.” Y el profesor Aquilino Polaino decía un día: “La ciencia está penetrando llegando a la mente humana.” Y el prestigioso criminólogo D. Vicente Garrido ha declarado que en prisión no hay terapias efectivas para tratar a asesinos en serie, “no hay nada que haya probado ser efectivo, en parte porque se investiga poco en ese ámbito.” A primeros de año un experto en el tema ha dicho: “El proceso de reinserción del Rafita no ha funcionado”.

El rosario a la Virgen, dirigido a la liberación de las fuerzas del mal de cada familia, podría haber evitado: víctimas domésticas, malos tratos, enfermedades y la muerte antes de tiempo. Todas las muertes causadas por Satanás se podrían haber evitado, incluyendo también la tragedia de Puerto Hurraco. Los hermanos Izquierdo vivían los cuatro aislados, “eran personas muy primitivas”, decía el psiquiatra. “Eran sólo ellos, no había otro mundo, tenían dependencia absoluta unos de otros. Eran enfermos mentales, las hermanas rezaban interminables oraciones, tenían manías persecutorias”. Las hermanas sufrían un falso misticismo, los hermanos Izquierdo, tenían todos los rasgos de una familia embrujada, como delata la elaboración de aquel odio visceral, contra todo el pueblo. Satanás se alimenta de odio, cuando a las personas afectadas por el demonio se las aísla, se las margina y se las ataca, Satanás se vigoriza y se hace imparable. Cuando la casa de la familia Izquierdo se quemó, se habló de fuego intencionado, la casa había sido rociada con gasolina. El incendio destruyó la vivienda de la familia Izquierdo y acabó también con la vida de la madre que estaba en la cama. Qué irresponsabilidad tan grande la de aquel pueblo, el odio genera odio y el amor genera amor, además del amor y del perdón, los medios sagrados al alcance humano han sido muchos: los símbolos y los signos, la oración practicada con fe, la fuerza del nombre de Jesús, la intercesión de la Virgen María y los Santos, la Eucaristía Jesucristo mismo, su energía, también el agua bendita, el aceite y la sal tratada para el exorcismo. ¡Qué beneficioso ha sido llevar una cruz! ¡Cuanta ayuda se ha podido obtener con un cuadro de la Virgen del Carmen en casa! Los sacerdotes y obispos no han hecho nada para dignificar a Dios y ayudar a los hombres, ha sido triste comprobar el trabajo que han estado realizando.

“La devoción a María no es, pues, un elemento secundario para alimentar la religión de gentes ‘sencillas’, inclinadas a prácticas y ritos casi ‘folclóricos’. Hemos comprobado que D. José Antonio Pagola tiene una preparación académica capaz de arremeter contra la devoción que tienen muchos seres humanos hacia la Virgen María. Todas las desgracias que han ocurrido en la Tierra tenían que realizarse, esta vida ha sido de prueba y, las fuerzas del mal han estado al alcance de todos los seres humanos para ver que hacían con ellas. “¡Ay del mundo por los escándalos! Es forzoso, ciertamente, que vengan escándalos, pero ¡ay de aquel hombre por quien el escándalo viene!” (Mt. 18, 7). Con el poder de Dios los sacerdotes podían haber evitado mucho sufrimiento. La violencia de género y doméstica ha sido lo más horrible que ha ocurrido en la Tierra, por el mal que ha provocado y por los vínculos de sangre que ha destruido.

El Apocalipsis habla: la Iglesia fue creada para que Jesús fuera conocido, amado y seguido. Dios ha puesto en su casa su poder para ayudar a los seres humanos, para protegerlos y acabar con el sufrimiento humano. La Iglesia no ha escuchado al Espíritu y el resultado ha sido una imagen irreal de Dios. Para atraer a los hombres hacia Dios había que demostrar su Poder: liberar a los posesos y reinsertarlos, curar a los enfermos, expulsar la energía opresora de los débiles… Los que han dicho trabajar por la causa de Jesús dos mil años han tenido, pero ellos durante este tiempo han acabado con Él, parece más bien una historia inventada, un espectáculo folclórico: “¡Ay de los profetas insensatos que siguen su propia inspiración, sin haber visto nada¡” (Ez. 13, 3). El poder completo de Dios a través de los signos y los símbolos Divinos (La Eucaristía, el agua bendita, el exorcismo la oración, las imágenes sagradas). A los seres humanos les ha hecho falta la ayuda de Dios para la lucha contra el demonio. Escribía San Pablo a los Efesios:

  “Porque nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, sino contra los principados, contra las potestades, contra los dominadores de este mundo tenebroso, contra los espíritus del mal que están en el aire. Por eso, tomad las armas de Dios, para que podáis resistir en el día funesto, y manteneros firmes después de haber vencido todo… Tomad, también, el yelmo de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; siempre en oración y súplica, orando en toda ocasión en el Espíritu, velando juntos con perseverancia e intercediendo por todos los santos, y también por mí, para que me sea dada la palabra al abrir mi boca para dar a conocer con valentía el misterio del Evangelio, del cual soy embajador entre cadenas, y pueda hablar de él valientemente como conviene”.  (Ef. 6, 12-13, 17-20).

   La Virgen María era la mujer perfecta para ser la Madre de Dios, practicó todas las virtudes y es Poderosa, Milagrosa y Misericordiosa. La Virgen María es un Poder espiritual que goza de gran valor en el cielo. Ella ha prometido a los que recen el rosario diario la protección contra el diablo. La Virgen ha cumplido lo que ha prometido. El amor y la gratitud de la persona que ha sido beneficiada por la Virgen María, ha conducido a arrodillarse ante Ella. La Virgen ha consolado y ayudado todos los días. ¿Cómo se han podido expresar, ¡Oh Virgen María!, los sentimientos de gratitud que muchas personas han tenido en su corazón? Utilizando esa gratitud según el beneplácito divino para mayor gloría de Dios y de la Virgen María. Ella siempre, al igual que su Hijo Jesucristo, ha vivido enfrentada a Satanás y siempre ha salido Victoriosa. San Bernardo dijo: “Nadie invocó a María que no haya sido favorecido. De María recibe el cautivo redención, curación el enfermo, consuelo el afligido, el pecador perdón, el justo gracia, el ángel alegría.” La persona que ha necesitado ayuda ha debido invocar a la Virgen María y como homenaje a su persona ha debido rezar el rosario a diario. Ella ha dicho: “Prometo mi protección y grandes beneficios a los que devotamente rezaren mi Rosario.” “Lo que pidáis mediante mi Rosario, lo obtendréis.” “Los que propaguen mi Rosario serán socorridos en todas sus necesidades.” “La devoción a mi Rosario es una señal de predestinación.”

En cuanto a la Quinta Trompeta, es la que falta por describir, la Biblia simbólicamente anuncia los tormentos espirituales causados por los demonio que sufrirán los obradores de iniquidad (la gente mala), todo ello cuando se abra “El pozo del abismo” (Ap. 9, 1). La gente mala, los que han utilizado las fuerzas del mal tendrán sobre sí, a su amigo, al ángel caído: Satanás y su sequito, a ellos serán sometidos durante un tiempo. El castigo de los que han obrado el mal vendrá como consecuencia del sufrimiento de la gente noble y buena, el amor y el poder de la fe de los mártires provocarán la ira divina: “Tocó el quinto ángel… Entonces vi una estrella que había cuido del cielo a la tierra. Abrió el pozo del abismo… De la humareda salieron langostas sobre la tierra, y se les dio un poder como el que tienen los escorpiones de la tierra. Se les dijo que no causaran daño a la hierba de la tierra, ni a nada verde, ni a ningún árbol; sólo a los hombres que no llevaran en la frente el sello de Dios. Se les dio poder… para atormentarlos durante cinco meses… (Ap. 9, 1- 5)..   

 

Dejar una respuesta